MULTIJUGADOR: EXPERIENCIA TOTAL

Si bien el modo campaña se torna un tanto breve, no ya por su duración empírica –la cual no desentona en absoluto si lo comparamos con otros juegos del mismo corte- sino por la épica que llega a alcanzar tal y como comentábamos anteriormente, los chicos de Kaos Studios han hecho bien en dedicarle su buena dosis de tiempo y esfuerzo para concebir uno de esos modos online que, a buen seguro, creará una legión de fans a sus espaldas. Sólo un punto negro en medio de toda la retahíla de virtudes que vamos a desarrollar a continuación: Ausencia de cooperativo, y es que no entendemos el motivo de la falta de un modo que, a tenor del contexto en el que se desarrolla la campaña, hubiese quedado perfectamente integrado sin problema alguno, aunque quizás el hecho de que se desarrolle todo en primera persona pueda haber sido determinante para la no inclusión de este tipo de opción que siempre resulta bienvenida.
homefront multiplayer

A grandes rasgos, el multiplayer de Homefront no se diferencia en la teoría de lo que sus competidores ofrecen, sin embargo quedan contrastados una serie de hechos que lo catapultan por todo lo alto en cotas de diversión y calidad. Lo primero y quizás más relevante de lo que ha de ser la estructura de un modo online de primera, es la inclusión de servidores dedicados para todas las plataformas, incluido Xbox Live, para garantizar una experiencia sólida en cuanto a respuesta. Se acabó pues andar pendiente de la calidad de conexión del anfitrión de la partida, los clásicos tirones debido a las latencias o la desigualdad entre conexiones de los usuarios, ejemplo de cómo vaciarle un cargador en la cocorota a tu adversario y comprobar como mueres en un ataque cuerpo a cuerpo, son historia en Homefront.

Por otro lado, tenemos a disposición un diseño de escenarios simplemente sensacional, y mimados al milímetro para un equilibrio y estrategia perfectos. Las dimensiones que pueden alcanzar resultan abrumadoras, algunos como Isla Ángel en modo Controlador de Tierra con sus 32 jugadores dando guerra impresionan al más pintado. Todo elemento del escenario es indestructible, cierto, pero dado el cuidado en su diseño a la hora de tomar o defender posiciones nos parece un acierto, pues destruir barricadas, nidos de águila o muros acabarían con ese equilibrio tan deliciosamente creado para la confrontación. No todos los escenarios lucen al mismo nivel en cuanto a gráficos, y el efecto de las explosiones queda aún más raquítico que en el modo campaña, pero las posibilidades de todos y cada uno de los siete mapas disponibles invitan a cambiar de clase y estrategia constantemente.
homefront PChomefront ps3
En cuanto a clases a elegir, pues en la variedad está el gusto, con siete en total para optar a un armamento principal y secundario adecuado a la situación. Cada unidad dispone de equipamiento especial que se activará a tenor de los puntos acumulados con las bajas enemigas –rachas, muertes curiosas, destrucción de vehículos, combos, etc- y que nos permitirán a optar a drones de batalla, apoyo aéreo con el lanzamiento de misiles hellfire, e incluso a pilotar diversos vehículos como tanques o helicópteros de ataque, multiplicando las posibilidades de forma exponencial. Todo un arsenal al que iremos accediendo conforme subamos de nivel con la experiencia adquirida, a lo que debe sumarse mayor resistencia al daño, recargas más rápidas y todo un elenco de personalización y aumento de los atributos. No nos cansaremos de repetirlo: Todo perfectamente equilibrado para hacer de este modo un foco de horas y horas invertidas.

HOMEFRONT-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Historia principal y gráficos.

PÁGINA 2 – Multijugador.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

José Luis Fernández 14 | 03 | 2011