Si se alinean en vuestros gustos los astros y como en mi caso os gusta el anime, el jpop y los retos nipones, lo último de Hatsune Miku para PS3 y PlayStation Vita es imprescindible en vuestra colección.

Hatsune Miku Project Diva F 2nd es un título musical de Sega protagonizado por vocaloids, simpáticos personajes digitales con canciones propias creadas por la tecnología vocaloid (una aplicación de sintetización de voz de Yamaha). Estos peculiares cantantes japoneses dan incluso conciertos, por lo que es normal que hayan saltado a los videojuegos y con enorme éxito.

Hatsune Miku Project Diva F 2nd

Las arcade de Hatsune Miku en las recreativas de varios pisos de Japón son espectaculares y nos obligan a tener unos reflejos que en un principio nos parecen sobrenaturales. Es práctica amigos, la misma que necesitaremos para pasar del nivel de dificultad “Normal” de este juego. Llevar esas máquinas a nuestro salón no era fácil, pero Sega ha encontrado el filón para la serie como títulos musicales de habilidad en los que unos dedos rápidos y una reacción enseñada a base de jugar y jugar serán claves. Por supuesto, conocer los botones del mando sin tener que echar la vista abajo es fundamental.

Su popularidad se está extendiendo tanto, que Sega ya se atreve a publicar la franquicia fuera de las fronteras niponas, y gracias a eso, en Europa ya contamos con varios juegos de estos simpáticos artistas virtuales, y por qué no decirlo también, virtuales y virtuosos.

Sega no ha inventado nada, es un género que tiene muy presentes otros títulos como Parappa the Rapper, Taiko Drum Master y una infinidad de títulos para móvil como la saga Tap Tap. Este género sienta como un guante a Miku y el resto de cantantes sintetizados, y la diversión se ve multiplicada: por un lado el original jpop y por el otro, desafíos de ritmo que nos llevarán de cabeza, sin llegar a una frustración de las que apetecen abandonar el juego, sino de las que alientan a darle a repetir una y otra vez. 

 

20 canciones inéditas

El juego se compone de 40 canciones, la mitad nuevas en la serie DIVA y la mayoría cantadas por Hatsune Miku. Además de ella aparecen en el juego Kagamine Rin, Megurine Luka, Kaito y Meiko. Al comenzar, las dificultades ‘fácil’ y ‘normal’ están desbloqueadas y tendremos que superar estos niveles para alcanzar los siguientes en dificultad. Al terminar cada canción, si hemos llegado a la puntuación objetivo superaremos el reto y obtendremos una nota, de no ser así, la vocaloid de turno nos esperará para darnos las malas noticias, y tendremos que repetir la canción si queremos seguir desbloqueando canciones y niveles. La precisión al pulsar los botones y la consecución de combos se premia en el juego y se notará en la puntuación.

El mecanismo es fácil: se juega con los cuatro botones, más las cuatro direcciones de la cruceta y los joysticks analógicos (o la pantalla de Vita), dominarlo no tanto. Según lo que se muestre en pantalla debemos pulsar unos u otros botones, o la combinación de dos. Lleva tiempo y práctica dominar el título de forma que podamos afrontar retos mayores. El “pique” que produce el título hará que sin darnos cuenta podamos estar horas aporreando los mandos para conseguir mejorar nuestras propias marcas. Además, es tal la cantidad de material a desbloquear, que siempre hay recompensa por el trabajo duro.

Captura de PS Vita de Hatsune Miku Project Diva F 2nd

Las ediciones de PlayStation 3 y PlayStation Vita tienen idéntico contenido, aunque su jugabilidad es un poco diferente, al contar la portátil con la posibilidad de jugar con algunas funciones táctiles. Además, si nos hacemos con ambas versiones, gracias a la función CrossSave podremos intercambiar la información de una a otra y tener desbloqueadas en ambas todo lo que consigamos.

Hasta este título solo había jugado a su primera parte en PlayStation Vita, por lo que en un primer momento era algo reacia, me parecía más natural afrontar el reto con la pantalla pegada a mi cara, sin embargo, la versión de PS3 me ha sorprendido gratamente, incluso con su ajuste al lag, y el título no pierde gracia.

 

Bienvenidos fans del Jpop

No hay que ser fan de las vocaloids y/o la música japonesa para pasar un buen rato con Hatsune Miku Project Diva F 2nd, como no hay que ser fan de Dragon Ball para disfrutar uno de sus juegos de lucha, pero sin duda, no es lo mismo.

Vocaloids del juego Hatsune Miku Project Diva F 2nd

Más allá de que sigamos o no la trayectoria de las vocaloids, con Hatsune Miku a la cabeza, si nos gusta el jpop y los retos, sin duda este es un título musical imprescindible. Además, el juego incluye subtítulos de las canciones tanto en inglés como en romaji (japonés romanizado), eso sí, no está traducido al castellano, así que puedes aprender a cantar las canciones en japonés e intentar traducir del inglés su significado.

 

Extras a la japonesa

La parte importante del juego sin duda son las canciones y esos desafíos para nuestros reflejos y nuestros dedos que suponen, pero cuenta con un buen puñado de extras. Para empezar, podemos editar las canciones y crear nuestras propias versiones con el editor que encontramos en la sección “Play Game”, junto al tutorial y el acceso al catálogo de canciones.

También cuenta con una habitación para Miku, donde podemos interactuar con la vocaloid protagonista, hacerle regalos, escuchar las canciones en un jukebox… Los regalos y mobiliario para la habitación los compraremos en la sección “Shop”, donde también encontraremos trajes diferentes para Miku, Meiko y los demás. Para comprarlos, podemos gastar los puntos que acumularemos al jugar. Cada vocaloid cuenta con una colección de 6 trajes diferentes (170 piezas para personalizar a Hatsune).

 

Lo mejor

  • Nuevas canciones de vocaloid Project Diva
  • Reto adictivo que engancha
  • Para el público fan de Hatsune Miku, pero apto para todos

 

Lo peor

  • No está subtitulado al castellano
  • No es CrossBuy
  • Si no te gusta el jpop ni los juegos japoneses, huye
Rocío González en 19 | 01 | 2015