YA CONDUZCO YO

Halo es, posiblemente, la franquicia “shooter” que mejor ha sabido adaptar los mandos clásicos de un PC al mando de una consola. Desde el primer título de la saga, los usuarios hemos podido disfrutar con una jugabilidad casi perfecta, que nos permitía movernos con soltura, apuntar con facilidad y realizar las tareas clásicas de este tipo de juegos sin tener que andar mirando los botones o calentándonos la cabeza más de la cuenta. Bungie ha vuelto a ofrecer una jugabilidad sobresaliente, demostrando que los FPS ya no son cosa de compatibles, que también pueden disfrutarse a lo grande con un mando de Xbox 360.
jugabilidad halo reach halo reach jugabilidad
Y es que resulta lógico pensar, habida cuenta de la experiencia acumulada, que la desarrolladora es toda una experta en afinar la jugabilidad de la saga en la consola de Microsoft. Los movimientos se realizan con fluidez, responden perfectamente a nuestras indicaciones e, incluso, aquellos que no hayan probado nunca un Halo, se adaptarán rápidamente. Los botones son idénticos a los usados en títulos previos, con stick izquierdo para caminar, derecho para moverse y los gatillos traseros para disparar armas secundarias y principales. Se mantiene, además, el sistema de salud visto en ODST, con una armadura que se regenera en el visor y botiquines esparcidos por el escenario para nuestra maltrecha vida.

Y, como es marca habitual de la casa, también tendremos la opción de manejar diferentes vehículos en los variados modos de juego. Aunque la jugabilidad en este apartado no sea tan perfecta, se nota el esfuerzo invertido para hacer de la conducción una tarea divertida, aunque en ocasiones terminemos estampados contra una roca. Mención especial, eso si, para los vehículos voladores, cuyo manejo podremos realizar con soltura y eficacia. Con el stick izquierdo iremos adelante y atrás, mientras que el derecho servirá para girar y movernos con más o menos acierto. Por desgracia, la IA de nuestros aliados no será tan notable como la de los enemigos y, si no queremos terminar explotando en mil pedazos, deberemos ser nosotros los conductores, dejando la divertida tarea de disparar desde el vehículo a los personajes controlados por el juego, incapaces en ocasiones de realizar una tarea correctamente.

PAISAJES DE GUERRA

Visualmente, Reach es una delicia. Los escenarios de la campaña principal son realmente enormes, están repletos de detalles y, aunque Halo sigue sin ser el adalid de la potencia gráfica contemporánea, esta última entrega nos deja sorprendidos por su tremenda calidad. Los mapas están planificados a conciencia y hasta el más mínimo aspecto está cuidado. La imagen se mantiene estable en todo momento y el sistema de partículas ha sido pulido con respecto a entregas anteriores, logrando efectos espectaculares en explosiones y disparos. La lluvia nos dejará embobados y tendremos ganas de sentarnos, en plan nostálgico, para disfrutar con su chapoteo.
halo reach graficos graficos halo reach
El modelado de personajes y las texturas de sus trajes sigue siendo magnífico, con mención especial para el Equipo Noble. Las armaduras de los personajes protagonistas van cargadas de detalles y no chirría ninguno, todos están siempre en su sitio. Por su parte, los enemigos también lucen a un excelente nivel y, como es habitual, la variedad de colores otorgan a Reach un toque de distinción. Con todo, esta última entrega es más oscura, al estilo ODST, adaptándose al marco más dramático de la historia. Como curiosidad, destacar que todos los cambios de vestuario que efectuemos en nuestro Spartan se verán reflejados tanto en la campaña como en el multijugador.

Cuando pasamos a visión nocturna (muy superior a la vista en ODST), Reach nos muestra un mundo de tonos verdes impresionante, que ni por esas pierde la calidad en las texturas y detalles. Durante nuestras partidas no hemos notado caídas en el “frame rate” ni cargas extrañas, aunque siempre debemos tener en cuenta el lag en las partidas online, por lo que no podemos más que aplaudir el apartado gráfico de la obra. Aunque ya lo hemos comentado, Halo nunca ha sido la saga más potente a nivel visual. Por suerte, con Reach han logrado dar un salto cuantitativo y cualitativo, demostrando una seriedad encomiable. Y, mucho ojo a las escenas cinemáticas realizadas con el motor del juego. Algunas os dejarán con la boca abierta.

TÓCALA OTRA VEZ MARTY

En el apartado sonoro, Halo sigue siendo igual de perfecto que en sus inicios. Aquí no hay ningún tipo de duda, el trabajo de montaje, los efectos y todos los sonidos están implementados con maestría. Desde el sonido de un disparo hasta una explosión nuclear, pasando por un accidente de coche, Reach ofrece lo mismo que las demás entregas anteriores: una labor por parte de los técnicos y expertos de sonido que pocas sagas pueden ofrecer. Sin necesidad de subir el volumen, gozamos con un trabajo serio y bien planteado, bien localizado al español y con un doblaje superior a todos los escuchados en la franquicia.
banda sonora halo reach
Y, por supuesto, mención especial para el compositor de la banda sonora, el genial Martin O’Donnell, que realiza un trabajo sublime, que podría ser nominado al Oscar (analogía para todos los públicos) si estuviéramos hablando de una película. Su aportación a la saga es esencial, una obligación para los amantes de la música y una de las señas de identidad más distintivas de Halo. En Reach ha sabido ofrecer una versión melancólica de su música, siempre salpicando los momentos más frenéticos con algo de guitarra eléctrica y poniéndonos la piel de gallina en las secuencias más dramáticas. Sin lugar a dudas, el amigo Marty merece la matrícula de honor y un aplauso entusiasta por parte de toda la comunidad de usuarios.

HALO: REACH-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y campaña.

PÁGINA 2 – Jugabilidad, gráficos y sonido.

PÁGINA 3 – Multijugador.

PÁGINA 4 – Conclusiones.

Antonio López 20 | 09 | 2010