CONCLUSIONES

Hablar de Halo 4 es hacerlo con palabras mayores, es rendirse ante ocho niveles de campaña precedidos de un prólogo y rematados por un epílogo en un desenlace que estremece al jugador. Es dar paso a un multijugador tanto competitivo como cooperativo al que dedicarle cientos de horas en subir no sólo los cincuenta niveles básicos, sino después especializar a nuestro Spartan para hacerlo aún más letal. 343i y Microsoft Game Studios han tirado la casa por la ventana y han dado el todo por el todo. No han fallado, Halo 4 se convierte por derecho propio en el mejor juego de Xbox 360 y con contundentes opciones a ganar los premios VGA de este año, es un ‘Game Of The Year’ que se siente como tal desde el primer minuto de juego.

Sublime a nivel técnico y artístico, lleva a la 360 a un nuevo escalón que para ser sinceros creíamos que jamás alcanzaría, coronando el despliegue audiovisual una banda sonora digna de Holywood: Neil Davidge produce catorce temas que se graban a fuego en el cerebro, capaces de variar un coro orquestado para dar paso a potentes guitarras y elementos sintéticos dependiendo de la fase en la que nos encontremos. Quizás el punto negro del apartado sonoro se lo lleva el doblaje al castellano, correcto en entonación y mejor en localización (‘¡Ay, Señor, voy más rápido solo!’ llega a decir el Jefe ante la incompetencia de la UNSC) pero con un estrepitoso suspenso en la sincronización labial.

Reiteramos sin ningún tipo de pudor: Halo 4 supone un punto de inflexión en una saga ya de por sí enorme, que encara su nueva trilogía con suculentas novedades pero sin romper en absoluto con sus raíces. Cierto que los escenarios no son tan grandes como en Halo 3 (olvidaos de batallas como las de los dos Scarab), e incluso la apocalíptica dificultad que caracteriza a su modo legendario se ha suavizado, y aún así el conjunto es simple y llanamente brutal. Un imprescindible de facto, clásico instantáneo y sinónimo de cientos de horas de diversión en compañía a través de Xbox Live.

LO MEJOR

– El Jefe Maestro ha regresado, por la puerta grande y superando hasta la mejor de las expectativas.
– Apartado técnico apabullante, muy por delante de cualquier otro juego de la consola exclusivo o no.
– Banda sonora a la altura de los gráficos y la jugabilidad, simplemente sobresaliente.
– Multijugador pensado para durar y enganchar: múltiples modos de juego y excelente diseño de niveles en competitivo, así como la rejugabilidad que aporta la campaña y Spartan-Ops en cooperativo.
– El mejor Halo hasta la fecha. Punto.

LO PEOR

– El doblaje al castellano chirría ante la desbordante calidad del juego.
– Las calaveras estarán disponibles desde el principio, perdiendo el elemento explorador de otros Halos.
– Los más puristas comprobarán que se ha suavizado ligeramente la dificultad en Legendario.

HALO 4-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y antecedentes.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Multijugador.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

José Luis Fernández 01 | 11 | 2012