La jugabilidad del título es algo que ya conocíamos todos de las anteriores sagas. Si ya era buena, solo un estropicio habría hecho que empeorara después de haber invertido 200 millones en el título. Rockstar siempre ha estado en la línea delantera de los videojuegos en ese sentido. Con unos controles mucho más cercanos a los de Red Dead Redemption que a los de GTA IV, los chicos de Rockstar han cambiado los caballos por los coches y las motos.

GTA V nos ofrece un amplio abanico de posibilidades en todos los sentidos. Desde subir a una infinidad de coches, cada uno con sus características, más lentos o más rápidos, con mayor o menor giro; las armas que son más o menos controlables según la potencia de éstas y la habilidad del personaje; jugadores con los que disfrutar de sus vidas, manipulándolas a nuestro gusto haciendo que la posible llegada del aburrimiento se antoje imposible. Podemos hacer de todo y cómo queramos siempre dependiendo de los instrumentos que tengamos.

Trevor en estado puro.

La existencia de tres personajes y la posibilidad de manejar a uno u otro según nos convenga en casi todos los momentos del juego hacen del título algo imprevisible donde el argumento lo marca el propio usuario. El número de variables es ifninito.

EL MEJOR SANDBOX GRÁFICAMENTE

En lo referente a lo visual, es mucho más cercano a GTA IV que a San Andreas a pesar de que éste y GTA V transcurren en Los Santos. No hay duda que la evolución y la cercanía en años y en plataforma tienen gran parte de la culpa. Pero a pesar de ello hay un notable paso hacia delante en todos los aspectos. Los colores del juego se aproximan mucho más a la realidad, tanto los que son más vivos como los más apagados.

Las líneas y los puntos son mucho más finos, el nivel de definición de los personajes y su movilidad espectacular. La suya y la de el resto de personas que invaden un Los Santos más parecido que nunca al verdadero Los Ángeles donde se ha explotado el potencial de la actual generación de consolas al máximo. Nunca hasta la fecha unas distancias tan grandes se habían visto con tal detalle.

Los paisajes de GTA V están cuidados al detalle.

Pero donde más nos ha cautivado ha sido en las texturas. Las de GTA IV nos parecieron buenas aunque algo monótonas, muy similares unas de otras. Casi podías decir que la americana de Niko Bellic y el asfalto podían estar hechos de un material similar (comentario injusto y solo posible a lo largo de los años). Pero aquí observamos un alto grado de evolución. La ropa, el césped entre carriles, los coches, los edificios, los árboles, los bosques, el desierto, la polvareda que se levanta en él… todo tiene un aspecto mucho más real.

Quizá donde más se nota es en el agua, el elemento más complicado de plasmar en un videojuego. Hay que esperar al lanzamiento de Assassin’s Creed IV: Black Flag para ver cómo la ha trabajado Ubisoft, pero por el momento es el agua mejor realizada hasta la fecha. No solo por sus colores según le da la luz del sol, también por la espuma que sale de ella cuando choca, por su movimiento… todo ha estado muy trabajado y el resultad ha sido óptimo.

AUDIO MUY AVANZADO

Otro aspecto muy relevante es el sonido. Hay quien critica que Rockstar no doble a sus personajes pero personalmente es algo que a mí no se me pasa por al cabeza. Las expresiones de muchos de los personajes de distinto origen y clase social, los acentos y las coletillas perderían muchísima gracia y calidad. Las voces de los pandilleros son excelentes y es donde más probable resulta fallar en un posible doblaje al español. Simplemente los insultos que se escupen unos a otros dejarían de ser tan encantadores. Hacer un doblaje espectacular (al nivel del juego) es tremendamente complicado, y ejemplo de ello puede ser la película Gran Torino, donde el doblaje de los pandilleros dejó muchísimo que desear.

Franklin disparando.

La banda sonora es espectacular. Con una variedad de emisoras de toda índole, volvemos a contar con una emisora en español. Si en GTA Vice City fue Radio Espantoso ahora es el turno de Los FM. En aquella ocasión era de origen cubano, esta vez mexicano. Encontramos viejos clásicos de los 80 y 90 y canciones de relativa actualidad muy conocidas en el último lustro. Tampoco podemos obviar la presencia de más de una canción de Queen. El sonido de la calle está muy acertado. Dependiendo de por dónde andes podrás escuchar una cosa u otra, más tráfico o menos, más o menos cláxones sonando. Ir por un barrio de clase baja y escuchar rap de fondo con origen en una de las casas… espectacular.

ANÁLISIS DE GTA V – ÍNDICE

PÁGINA 1: HISTORIA.

PÁGINA 2: MAPAS Y PERSONAJES.

PÁGINA 3: GRÁFICOS Y JUGABILIDAD.

PÁGINA 4: CONCLUSIONES.

IR A GUÍA COMPLETA DE GRAND THEFT AUTO V – GTA V

Nacho Ros 23 | 09 | 2013