THE BALLAD OF GAY TONY

Al igual que sucedía en The Lost & Damned, los títulos de crédito iniciales de The Ballad of Gay Tony nos ponen en situación de lo que podemos esperar. La historia se abre con el momento más espectacular de GTA IV: el atraco al Liberty City Bank. Somos Luis Fernando López, un joven de rasgos dominicanos que se ve envuelto en el asalto vivido en la cuarta entrega con Nico Bellic. Tras el robo y algunas preguntas por parte de la policía, salimos a la calle y descubrimos que ese acontecimiento es un hecho más en nuestro día a día. Por la noche nos pondremos guapos e iremos a currar con nuestro socio y amigo Anthony “Gay Tony” Prince. Beberemos, bailaremos y, con algo de suerte, nos iremos acompañados a casa con una explosiva chica.

The Ballad of Gay Tony ofrece, al igual que las dos entregas anteriores de la saga, un punto de vista claramente diferenciado. En esta ocasión, el título se centra en mostrarnos cómo funciona la noche de Liberty City. Se dejan atrás los antros de moteros y los bares de inmigrantes para ofrecer al usuario la cara más glamourosa de la ciudad. Una urbe llena de clubes exclusivos, donde el gorila de la puerta escoge quien pasa y quien no. Una urbe donde los fotógrafos de la prensa del corazón se esconden en los callejones para fotografiar a un famoso rapero saliendo de un local gay. Una urbe donde las estrellas de cine rancias no tienen pudor a la hora de mostrar a todo el público como le practican una felación. Gay Tony ofrece al jugador y amante de GTA una visión del mundo actual que hasta el momento no había sido explotada en la franquicia.
analisis the ballad of gay tony episodes from liberty city analisis
Para la ocasión se ha escogido como personaje principal a Luis López, el primer latino en protagonizar una entrega de la franquicia y todo un descubrimiento como personaje jugable. Su personalidad y solvencia a la hora de solucionar las situaciones más complejas hacen de él un tipo duro, moderadamente sensato, que es incapaz de dejar atrás a su desagradecida madre y sus colegas del barrio porque su código moral se lo impide. Luis está aún mejor dibujado que Klebitz en el plano dramático y, aunque no llega al nivel de Nico Bellic, descubrimos a un tipo interesante y digno de encabezar el plantel de personajes del título. Junto a él estará casi siempre Gay Tony, el “mayor” empresario de la noche en la ciudad, antiguo rey del cotarro, que ahora debe conformarse con tener dos garitos de relativo éxito. La relación entre Tony y Luis está expuesta de tal forma que resulta una gozada leer todos su diálogos.

Uno de los aspectos destacados de esta “expansión” es el trabajado guión que han realizado los hermanos Houser. Los diálogos de The Ballad of Gay Tony alcanzan cuotas de majestuosidad dignas de la mejor obra cinematográfica. Notamos ciertas referencias fílmicas y apreciamos que cada palabra tiene un significado. Aunque ese trabajado texto no argumente, en ocasiones, por qué realizamos determinadas acciones, resulta un lujo disfrutar con las escenas cinemáticas típicas de introducción a cada misión. Todos los personajes han sido bien definidos y los Houser han conseguido que Luis y Tony tengan vida propia.

LOS SEÑORES DE LA NOCHE

gay tony xbox live
Pero, dejando de lado la genial historia y el fabuloso punto de vista que han escogido desde Rockstar, ¿qué hace de Gay Tony una compra recomendable? Sencilla respuesta: la pura y sana diversión. Cuando GTA IV llegó a las tiendas fueron muchos los que exigieron más acción y menos drama. Más cachondeo y menos decisiones éticas. Esta nueva entrega vuelve a ofrecernos momentos delirantes gracias a determinadas misiones repletas de acción desenfrenada y, dicho sea de paso, hasta descerebrada. Esto último, como algo positivo. Evidentemente, también hay nuevos modos multijugador, siendo el más original el relacionado con los paracaídas. La diversión ha sido maximizada y aquellos que pedían más situaciones imposibles al estilo San Andreas las van a tener. Por si esto fuera poco, desde Rockstar han sabido añadir ese toque hortera y genial que hizo de Vice City una obra maestra y tenemos la posibilidad de repetir las misiones una vez completada la historia principal, para mejorar nuestras estadísticas.

El título tiene una duración similar a la de The Lost & Damned y ofrece más o menos las mismas misiones. Si jugáis con calma y observando los detalles, necesitaréis entre 15 y 20 horas. Los modos multijugador alargan el título bastante y resultan muy divertidos para disfrutarlos con los amiguetes. Todo un lujo para los amantes de la franquicia. Durante todo este tiempo tendremos ocasión de pilotar aviones militares, hacer carreras interminables y otras cosas que preferimos dejar como sorpresa. Una de las grandes novedades es el regreso del paracaídas. Gay Tony nos ofrecerá la emoción del vuelo en picado y la posibilidad de tirar de la anilla justo antes de tocar el suelo. Y ojo con hacerlo mal; nuestros sesos pueden terminar esparcidos por el suelo. El control del paracaídas resulta sencillo y tras varias misiones y saltos lo dominaremos notablemente.

Junto con este objeto, también regresan los tanques. Otro de los objetos que más se echaron de menos en GTA IV fue el vehículo pesado del ejército, que vuelve en esta ocasión con más realismo que nunca. Las opciones de destrucción con este armatoste son casi ilimitadas y la anarquía total está asegurada. También se han incluido armas nuevas, casi todas realmente potentes. Mención especial para la escopeta con munición explosiva, una joya capaz de derribar helicópteros con cuatros disparos. También tendremos bombas lapa, una metralleta silenciosa y las armas tradicionales, como el caro aunque magnífico lanzacohetes.
the ballad of gay tony tank the ballad of gay tony xbox 360
Otras novedades destacables se encuentran en las actividades alternativas. En The Ballad of Gay Tony se ha añadido la opción de los saltos base, una locura que nos subirá a altos rascacielos para terminar aterrizando en vehículos en movimientos. Las guerras de bandas de moteros han sido substituidas por guerras de drogas en forma de pequeñas misiones altamente divertidas. Respecto a los minujuegos, destacar las nuevas partidas de golf, una gozada que nos permitirá demostrar quien es el mejor con un hierro 3 en las manos. Además, podremos convertirnos en el campeón de lucha en jaula de la ciudad, un reto divertido y violento que os atrapará durante horas.

Pero, sin ninguna duda, el plato fuerte de estas actividades secundarias o minijuegos es la gestión de locales. Como empresarios de la noche deberemos llevar a cabo diferentes tareas para mantener los índices de beneficios por las nubes. Tendremos que vigilar a la clientela, evitar broncas y ventas de drogas en nuestros garitos y, siempre que sea necesario, echar una mano a Tony en el local gay. Por supuesto, no todo será trabajar. Podremos ponernos finos a base de chupitos gratis, retar a los pijos de la zona VIP a beber champán y bailar con las bellas féminas que pueblan la discoteca. Si lo hacéis bien, el bueno de Luis se llevará una alegría.

DETALLADA REALIDAD

Al igual que sucedía en las anteriores entregas, este segundo contenido adicional de GTA IV tiene las mismas virtudes y defectos en la jugabilidad. El control de Luis sigue siendo igual de efectivo que el de Nico o Johnny. El sistema de coberturas es perfecto y el complemento ideal para atacar a lo bestia. El motor gráfico apenas presenta novedades, más allá de ligeros cambios en las texturas y la carga de elementos del escenario. En ese sentido, no encontraremos grandes novedades, aunque es bastante lógico si tenemos en cuenta que todo ha sido realizado a partir de la base visual de GTA IV.
gay tony dance the ballad of gay tony
Pero en lo que si ha sido mejorado hasta el infinito The Ballad of Gay Tony es en los detalles. Una de las curiosidades mejor trabajadas la encontramos en las discotecas. Si vamos a ellas a las dos de la madrugada veremos como la gente hace cola para entrar. Si nos damos un paseo por la puerta a las cuatro de la mañana comprobaremos como los primeros borrachos empiezan a tomar el fresco, mareados de tanto alcohol y extras. Lo mejor viene cuando a la hora del cierre –seis de la madrugada– algunos individuos están echando la pota. Detalles que nos recuerdan a cualquier fin de semana. Evidentemente, los baños de los locales también tienen vida propia y siempre veréis como un tipo se pasa con la cocaína en el baño de caballeros o una chica gime de placer en el baño de señoras. Hay muchos detalles más, pero creemos que es mejor que los descubráis por vosotros mismos.

Como era de esperar, se han añadido nuevas canciones a determinadas emisoras de radio. El ambiente festivo y latino del título hace que encontremos nuevos temas en San Juan Sounds, la única cadena en español de todo el juego. También tendremos temas electrónicos y canciones únicas que se escucharán en nuestros locales. Las armas también han recibido sus efectos de sonido particulares y aún continuaremos perdiendo el oído cuando una granada estalle a nuestro lado. La música y los efectos siguen estando igual de cuidados que en ocasiones anteriores.

CONCLUSIÓN

The Lost & Damned y The Ballad of Gay Tony son títulos imprescindibles que los amantes de GTA IV –y de la franquicia en general– deberían probar. La atractiva opción de tenerlos en un único DVD o la posibilidad de descargarlos por Xbox Live hacen que la oferta esté a gusto del consumidor. Ambas “expansiones” ofrecen acción a raudales, personajes inolvidables y situaciones dignas de película. Cada uno de ellos da una visión diferente de Liberty City, la gran protagonista, y nos consigue transmitir sensaciones de todo tipo.

Recorrer las carreteras de la gran urbe o pasear tranquilamente por sus calles sigue siendo un aliciente que pocos juegos del género “sandbox” pueden ofrecer. Episodes from Liberty City gustará a todos aquellos que disfrutaron con el dramatismo de GTA IV y dará, a los que salieron algo más defraudados, la opción de alucinar con historias mucho más alocadas y salvajes. De Keblitz a López, pasando por Bellic, Rockstar ha sabido crear una trilogía que se complementa y ofrece todas las opciones al usuario. Quien busque acción, la tendrá. Quien quiera emoción, la tendrá. Quien quiera diversión, también la tendrá. Un cocktail explosivo que seguirá causando sensación dentro de unos años y que se antoja todo un imprescindible para el catálogo de Xbox 360.

LO MEJOR

– La enorme metropolis, sus calles, gentes y situaciones.
– Historia y guión admirables.
– Protagonistas con personalidad.
– Misiones para todos los gustos.
– Descarga digital o formato físico. A gusto del consumidor.
– Que Episodes from Liberty City no necesite el GTA IV original para jugar.

LO PEOR

– Que algunos edificios carguen tarde y aparezcan de repente.
– Algunas texturas que aparecen con el tiempo.
– Fallos minúsculos en la repetición de personajes y vehículos aparcados.

ANÁLISIS DE GTA: EPISODES FROM LIBERTY CITY – ÍNDICE

PÁGINA 1 – The Lost & Damned.
PÁGINA 2 – The Ballad of Gay Tony.

Antonio López 05 | 11 | 2009