ROL A LA VIEJA USANZA

Golden Sun Oscuro Amanecer se basa en el planteamiento jugable de los dos capítulos anteriores de la saga. El juego que nos ocupa funciona bajo un sistema de combate por turnos, donde nuestros protagonistas irán subiendo de nivel y mejorando sus aptitudes elementales (Psinergía), para hacer frente a peligros mayores. En el nuevo videojuego de Camelot tienen especial protagonismo la resolución de puzles, la superación de mazmorras, y la exploración de aldeas y ciudades donde conseguir información, comprar nuevo equipamiento y descansar después de un arduo viaje.

Como ocurre en los anteriores, la Psinergía y la ayuda de los Djinns serán fundamentales para completar con éxito nuestra misión. Los adeptos son personas especiales que pueden controlar los elementos para superar tramos imposibles (moviendo objetos a distancia, haciendo emerger de la tierra enredaderas, utilizando el poder del fuego y del agua para superar obstáculos…) o derrotar a poderosos enemigos con ataques contundentes (invocando el poder del rayo, lanzando destructivas bolas incandescentes o provocando diferentes desastres naturales a pequeña escala). También destaca su complicidad con los Djinns, unas pequeñas criaturas que dominan diferentes elementos gracias a su fascinante capacidad Psinérgica.

Cada adepto podrá contar con la ayuda de varias de estas criaturas. Durante el combate, serán esenciales para realizar las invocaciones, signo presente en todos los Golden Sun y sobresaliente en su representación tridimensional dentro del último capítulo de la saga. La aventura principal del juego responde a un planteamiento fundamentalmente lineal, donde alternaremos la visita de aldeas y ciudades, con la exploración de mazmorras, ruinas y cavernas. Para llegar de un lugar a otro, recorreremos el mapamundi a pie, a la vez que nos encontramos con enfrentamientos aleatorios con el típico fundido de batalla. En las mazmorras también nos aguardará un número considerable de enemigos que deberemos superar.

En total, superar el título al completo puede llevarnos más de 30 horas de juego si intentamos subir hasta los niveles máximos a todos nuestros personajes y si en nuestro plan entra conseguir el mayor número de Djinns posible (hay que tener en cuenta que estas criaturas suelen encontrarse en sitios de difícil acceso). Es una pena que, para el jugador algo experimentado en este tipo de videojuegos, superar Golden Sun no le suponga un desafío destacable, porque con entrenar mínimamente a nuestros personajes y conseguir algunos Djinns valiosos, la mayoría de las luchas generales nos durarán menos de un suspiro. Lo único que puede salir de esta tónica son algunos combates contra enemigos finales y fragmentos de la aventura donde nos podremos atrancar en algún que otros puzle. En resumen, hemos echado en falta un poco más de dificultad.

JUGABLEMENTE CONTINUISTA…

… pero adaptado de forma soberbia a las funciones propias de Nintendo DS. El control de Golden Sun da varias alternativas: utilizar los botones, controlarlo es su totalidad vía pantalla táctil o usar una mezcla de ambas. Desde juegosDB recomendamos la última opción, porque tanto el manejo del personaje como la gestión de menús tanto dentro como fuera del modo batalla funcionan bastante bien. El único problema nos lo hemos encontrado a la hora de las conversaciones. No es que sean demasiado imprecisas, más bien todo lo contrario. Lo que ocurre es que, muchas veces, nos encontraremos con la situación de terminar una conversación bastante larga con un personaje cuando, al intentar movernos cerca de él, volvemos a seleccionarlo sin querer y nos vuelve a aparecer la misma conversación.

En las aldeas nos encontraremos con variados personajes, también tendremos largas conversaciones con los protagonistas que nos acompañan, y avanzaremos narrativamente por medio de escenas sencillas en su planteamiento. La enciclopedia interactiva es otro de los puntos más atractivos del título por su novedosa implementación. Cuando hablemos con los personajes, algunos términos saldrán destacados. Si pulsamos sobre ellos se nos ofrecerá información detallada en la pantalla superior de nuestra consola, acompañada en algunas ocasiones por una pequeña ilustración. Este es uno de los detalles que demuestran el mimo y cariño que pone Camelot en cada uno de los proyectos que sale al mercado.

Estudiando el modo batalla por turnos, nos encontraremos con un sistema heredado de anteriores entregas, pero dinamizado mediante algunos añadidos interesantes propiciados, sobre todo, por la perfecta implementación del control táctil y por la disposición de la pantalla complementaria superior. Tendremos varias opciones para afrontar cada turno como son la defensa, la utilización de objetos o la Psinergía. Para sacar el máximo partido a los personajes y sus Djinns, tendremos que asignar los elementos idóneos a cada uno de ellos y, si tenemos pensado realizar invocaciones en un momento concreto, antes deberemos pedir la ayuda de varios Djinns en cada turno. Para ello, actuarán de forma directa realizando un potente ataque.

Después de esto, estarán disponibles para participar en una invocación. Debemos tener en cuenta que, según el tipo de invocación, esta necesitará el apoyo de varios Djinns de elementos distintos, lo que da como resultado unas escenas realmente espectaculares, protagonizadas por deidades de la talla de Megala, Ulises o Dédalo. Por otra parte, el uso de la Psinergía, hablando en plata, es equivalente a los ataques mágicos elementales que podemos realizar en la mayoría de juegos de Rol por turnos. De esta forma, y según los Djinns que asignemos a cada personaje, los protagonistas se especializarán en un elemento concreto, aprendiendo técnicas nuevas a medida que aumenta su nivel. Sin duda alguna, tanto el manejo de los menús como la asignación de Djinns se hace de forma rápida y efectiva, lo que, a nivel jugable, resulta realmente satisfactorio.

UN HERMOSO APARTADO ARTÍSTICO…

… que culmina en un planteamiento tecnológico de primer nivel. Aunque al principio, sinceramente, me dio la sensación de que el paso de la saga al 3D iba a mermar la capacidad de Camelot por deslumbrarnos gracias a su gusto por el detalle, tengo que comerme mis propias palabras. Golden Sun es una delicia visual portátil, el mejor RPG tecnológicamente hablando de Nintendo DS, y uno de los videojuegos más bonitos en el plano estético de los que han salido en los ultimo años para nuestra portátil.

La variedad de aldeas es, como bien dice la tradición en la saga, su punto fuerte. Nos encontraremos desde pequeños pueblecitos con cabañas de madera, hasta suntuosas ciudades que alardean de edificaciones imponentes. Pero el trabajo del equipo creativo va más allá de esto; cada lugar tiene su propia vegetación, la recreación de los interiores irá acorde con el estilo de la aldea (por ejemplo, en Kaocho las reminiscencias asiáticas van desde el planteamiento de las edificaciones hasta la decoración y los complementos del vestuario), y el diseño es orgánico y atractivo.

A pesar de que en la mayoría de ocasiones, muchas de estas ciudades abusan de la simetría, el resultado es mucho más orgánico y coherente que en los dos capítulos anteriores de la saga. A todas luces, un trabajo sobresaliente. El factor sonoro cumple con las expectativas, destacando una BSO orquestal llamativa a la par que elaborada, y una librería de efectos que, aunque puede resultar algo monótona, acompaña sin ofrecer mayor problema que el mencionado.

GOLDEN SUN: OSCURO AMANECER-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Artístico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 18 | 01 | 2011