“¡BOOM, SIN CARA!”

En el apartado sonoro, Gears of War 3 ofrece una biblioteca de sonidos muy amplia, con excelentes efectos para las explosiones, los disparos, las salpicaduras de sangre, los cuerpos trinchados con el ‘Retro Lancer’… Pero si algo en el apartado sonoro destaca en Gears of War 3 es la estupenda y hasta gloriosa banda sonora de Steve Jablonsky, que ha trabajado con Michael Bay en el cine y que, por lo tanto, sabe poner música a una superproducción de acción. La sintonía creada por el compositor aumenta esa sensación de épica que acompaña todo el título y ofrece momentos realmente interesantes a lo largo de la campaña principal.

En lo que respecta al doblaje al español destacaríamos la labor de Javier Gámiz como Marcus Fénix. El actor de doblaje, habitual en la versión española del título, hace aquí su mejor trabajo, adaptando su tono a la ronca voz de Marcus como no lo había hecho hasta el momento. El resto del doblaje se mantiene a un buen nivel, con los actores y actrices de siempre, aunque en ocasiones encontramos algunos momentos donde labios y voz no están sincronizados y algunos extras no ponen mucho énfasis en las expresiones. Momentos que deberían ser más dramáticos no lo son tanto por culpa de estos pequeños fallos. Con todo, notable la labor desarrollada para ofrecernos el título en completo español.

MULTIJUGADOR INFINITO

Llegamos aquí al último punto del análisis, con permiso de las conclusiones. Y, aunque sea el último, no significa que sea el menos importante. Y es que el multijugador de Gears of War 3 es tan completo y redondo que su éxito en Xbox Live está garantizado. Epic ha sabido ofrecer lo mejor de los modos ‘online’ aparecidos hasta el momento en la saga para multiplicarlos y mejorarlos con nuevos modos, extras, desbloqueables y similares que harán las delicias de los usuarios. Tendremos multijugador para todos los gustos, tanto en cooperativo como en modo competitivo.

En lo que respecta a las posibilidades cooeperativas de la campaña principal podemos destacar la novedad más interesante en este apartado: hasta cuatro usuarios a la vez podrán vivir la historia central del juego a través de Xbox Live, mientras que de forma local el número de jugadores simultáneos estará limitado a dos personas (a pantalla partida). La gran experiencia que supone jugar a Gears of War 3 con varios amigos se antoja imprescindible para comprender el trabajo de Epic Games en todo su esplendor. Poder desarrollar tácticas, enfrentarnos a los enemigos de diferentes formas, atacar en equipo… todo un placer.

Y la diversión cooperativa no acaba aquí. Vuelve el modo Horda para ofrecernos horas y horas de enfrentamientos míticos. Un total de 50 oleadas nos esperan repletas de bestias casi indestructibles, enemigos de grandes dimensiones y pequeños rivales que pueden suponer la diferencia entre la victoria y la muerte. Este modo, ya presente en Gears of War 2, mejora sustancialmente en varios aspectos, permitiendo comprar mejoras y defensas para el escenario entre oleada y oleada con dinero que conseguiremos al eliminar Locust o Lambent. Hasta cinco jugadores deberán aliarse para conseguir superar este complejo reto con éxito.

De entre las novedades destacan el complicado modo Bestia, muy similar al Modo Horda, salvo que ofrece una peculiaridad: nos meteremos en la piel de los Locust. Podremos tomar el control de las diferentes unidades que forman la facción para, en un tiempo muy limitado, acabar con los enemigos humanos. Si conseguís matar a miembros de la CGO, conseguiremos más tiempo para manejar monstruos. La gracia radica en la posibilidad de tomar el control de Locust que no habíamos seleccionado hasta este Gears of War, como los ‘tickers’ o los ‘butchers’.

En lo que respecta a los modos competitivos encontramos la misma oferta de antaño: Duelo por Equipos, Zona de Guerra, Rey de la Colina, Piloto, Ejecución y Capturar al Líder. Estos modos ya estaban presentes en Gears of War 2 y ofrecen lo que ya sabemos. Duelo por Equipos nos permite luchar contra un equipo rival de cinco jugadores con un número máximo de reapariciones. Zona de Guerra, por su parte, se parece mucho al modo anterior, aunque deberemos matar a los rivales con movimientos de ejecución.

Capturar al Líder nos obliga a tomar como rehén al líder del grupo contrario y Rey de la Colina nos pone como objetivo tomar el control de determinados puntos del mapa. Piloto, por último, nos empareja con otro jugador y nos enfrenta a muerte con varias parejas de usuarios más. Aunque no se ha ofrecido innovación real en este apartado, resulta de lo más divertido para los usuarios, que verán como “picarse” con otros jugadores se convierte en motivo suficiente para seguir intentando ganar. Y, lo mejor del asunto, es que en ningún momento tendremos ‘lag’ en las partidas ‘online’ ya que Gears of War 3 cuenta con un excelente servicio de servidores dedicados, que evitan problemas y hacen que el ‘matchmaking’ funcione como nunca.

GEARS OF WAR 3-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y gráficos.

PÁGINA 3 – Sonido y multijugador.

PÁGINA 4 – Conclusiones.

Antonio López 16 | 09 | 2011