gears of war
Malditos Locust. Las Guerras del Péndulo que asolaron el planeta Sera durante años dejaron a la humanidad debilitada, indefensa ante un ataque que nadie esperaba. Esos engendros del diablo aparecieron de la nada cuando medio mundo se peleaba por conseguir el poder sobre los recursos, cuando la emulsión era el combustible más ansiado. Y de repente, ¡Bum!, un tiro a bocajarro. Esos seres surgieron de la nada, del subsuelo, comenzaron a aniquilarnos. Ahora lo conocemos como el Día de Emergencia y, contra todo pronóstico, tuvo una consecuencia positiva. Los seres humanos, que desde tiempos inmemoriales han luchado contra sí mismos, estaban unidos para hacer frente a un enemigo mayor.

Ya ha pasado el tiempo y la guerra con los Locust prosigue. Han destrozado ciudades, Jacinto está a punto de caer y sólo algunos valientes consiguen mermar las filas enemigas: el pelotón Delta es uno de ellos. Compañeros y amigos inseparables, Marcus Fénix y Dominic Santiago han sido capaces de eliminar al poderoso General Raam, lanzar una bomba de emulsión sobre la mugrienta y repulsiva morada de los Locust y han sobrevivido a mil batallas. Ahora yo también formo parte de este pelotón y como Delta que soy voy a mandar a cuantos malditos Locust pueda al infierno. De donde nunca debieron salir.

¡MALDICIÓN! ¡SON FUERTES!

gears of war 2
Espero que me perdonéis ese arrebato literario con el que he querido comenzar este análisis, pero he creído conveniente expresar que se siente al jugar a Gears of War. Muchos acusan a esta maravillosa saga de tener un guión excesivamente sencillo e, incluso, algo vacío. Pero, una vez que combates junto con Marcus o Dom, entiendes que la historia es lo de menos. Aquí importa la acción, el espectáculo y que la adrenalina salga por todos nuestros poros, como si de verdad estuviéramos en mitad de un conflicto bélico de ciencia ficción.

Gears of War 2 llegó a las tiendas hace menos de un año y ya ha conseguido vender la nada despreciable cifra de cinco millones de unidades en todo el mundo. Además, se ha convertido en uno de los reyes indiscutibles de Xbox Live, donde consigue copar puestos de honor un mes si y otro también. Sabedores de la joya que tienen entre manos, los chicos de Epic Games han continuado ofreciendo mapas para el modo multijugador en forma de contenido adicional descargable y ahora nos traen el mejor y más completo DLC que el juego ha visto hasta la fecha. Dark Corners -Esquinas Oscuras- presenta siete nuevos mapas, además de un capítulo inédito para el modo campaña.

Si tuviéramos que destacar a un único hombre relacionado con Gears of War, todo el mundo pensaría en Cliff Blezinski. Amado por muchos y odiado por otros tantos, el amigo Cliffy sabe ofrecer espectáculo. Para que no olvidemos su aportación al universo de la CGO, es el encargado de presentar el capítulo adicional del que hablaremos a continuación y que es la gran novedad de esta expansión.

CAMINO A LA PERDICIÓN

La trama del capítulo extra se sitúa muy avanzada en la historia de Gears of War 2, justo después de ser testigos de un trágico acontecimiento. Marcus y Dom buscan llegar hasta el corazón de la guarida de los Locust para eliminar a su reina y tienen dos opciones para hacerlo. La primera de ellas: entrar sigilosamente, ocultos bajo las ropas de enemigos muertos, colándose sin ser detectados. La segunda: a saco, eliminando a cuento bicho se ponga por delante. Y, aunque la opción de liarse a tiros y mandar al garete a cuantos más enemigos mejor resulta tremendamente llamativa, optamos por el modo sigilo, que es la novedad de este DLC.

Ataviados como un par de Guardias Theron, entramos en la guarida de nuestros enemigos. El objetivo básico es no ser detectados y las indicaciones de la pantalla nos dicen cómo. Deberemos evitar ser olidos por los Locust, manteniéndonos alejados de ellos. En algunos momentos deberemos interactuar con determinados objetos para llamar la atención de los enemigos y evitar ser descubiertos. Si jugamos de manera individual, Dom nos guiará por el escenario, haciendo más fácil la tarea. Aunque eventualmente tengamos que sumergirnos en algún tiroteo, el silencio será el factor clave de este modo, algo que la saga había obviado de momento.

Una vez completado el capítulo de forma sigilosa, podremos volver a disfrutar del mismo todas las veces que lo deseemos. El DLC está integrado en el menú principal del juego, por lo que no es necesario borrar nuestra partida principal ni perder nuestros avances. De esta forma, podremos optar por entrar a saco en la subterránea casa de los Locust, volviendo a los orígenes de la franquicia. Sea cual sea el modo que escojáis, estamos convencidos de que merecerá la pena. Camino a la perdición aporta unos 30-40 minutos de juego a la trama, que pueden ser muchos más si optáis por jugar todos los modos disponibles y el multijugador.

Evidentemente, este capítulo extra mantiene los altos niveles técnicos del juego principal. Visualmente, el poderío del Unreal Engine sigue ofreciendo esos movimientos y texturas que ya son característicos de la saga. La estructura de los escenarios se mantiene intacta y el modelado de los personajes resulta tan idóneo como lo era anteriormente. En algunos momentos atravesaremos amplios espacios subterráneos que podremos disfrutar en toda su plenitud gracias al modo sigilo. Aunque los paisajes urbanos siguen siendo más potentes, la arquitectura Locust que protagoniza este DLC nos ofrece un par de momentos sobresalientes.

Como curiosidad, destacar la presencia de un personaje secundario que ya fue visto con anterioridad en la saga y que nos prestará su ayuda en los momentos finales del capítulo. Sus comentarios resultan todo un acierto en los momentos de tensión y su habilidad con la escopeta una salvación. Sólo podemos criticar negativamente la IA de los personajes controlados por la CPU, que aún siendo notable nos deja desprotegidos cuando somos derribados.

TODOS LOS FRENTES

Además del DLC conocido como Dark Corners, Epic ha lanzado un recopilatorio con TODOS los mapas multijugador aparecidos hasta el momento para Gears of War 2. Ese pack responde al nombre de All Fronts -Todos los frentes- e incluye, junto con los siete mapas y el capítulo extra de Esquinas Oscuras, los cincos mapas de Flashback, los tres de Combustible y los cuatro de Snowblind. En total, 19 magníficos escenarios, listos para que podamos curtir lomos mediante el sistema Live de la consola, a un precio de 1.600 Puntos Microsoft, unos 20 euros al cambio.
gears of war 2 gears of war 2
Flashback fue el primer paquete en aparecer y desde los inicios permanece totalmente gratuito, por lo que es bastante probable que casi todo aquel que juega al GoW en línea ya lo tuviera de antes. El verdadero aliciente viene de la mano del resto de mapas. El pack Combustible tiene tres localizaciones diferentes y en todas existe un denominador común: la Emulsión. El carburante descubierto en el planeta Sera y responsable de Las Guerras del Péndulo es utilizado en estos escenarios como nexo de unión y cobra una especial relevancia en “Inundación”. En este paisaje, observamos una ciudad destrozada, a punto de ser tragada por el peligroso combustible que, al entrar en contacto con nuestro personaje, le ocasiones quemaduras e incluso, la muerte. Posiblemente sea el mapa más divertido de todos si atendemos a este interesante hecho, pero es “Fiebre del Oro” el más espectacular. La amplitud del mismo y su impresionante arquitectura minera le confieren un halo de majestuosidad que lo convierte en ideal para el modo Anexo. No podemos olvidar “Gasolinera”, una localización tremendamente divertida extraída de uno de los momentos clave de Gears of War y que ofrece posiciones elevadas ideales para los francotiradores.

Pero muchos reconocerán que ha sido el conjunto que forma Snowblind el pack de mapas que tiene enamorados a los usuarios. Todos transcurren en escenarios urbanos, abiertos y donde -como podréis imaginar- la nieve tiñe todo de blanco. Blanco que muy de vez en cuando se vuelve rojo de sangre. “Bajo la colina”, “Patio”, “Depósito” y “Patio para triturar” son los nombres de los diferentes escenarios. Resulta complicado escoger o destacar uno sobre otro, ya que todos son idóneos tanto para los modos multijugador enfrentado como para el divertidísimo Horda que, recordemos, nos plantea como objetivo sobrevivir a 50 oleadas de enemigos, que adquieren mayor fuerza cada cierto tiempo y que es, para una buena parte de jugones de la saga, el mejor modo imaginable. Su ascendente dificultad y lo interesante de luchar codo con codo junto a cinco amigos hacen que algunas partidas terminen resultando épicas y tremendamente divertidas.

TRABAJO EN EQUIPO

Volviendo a los mapas de Dark Corners, resulta interesante comprobar la variedad que ofrecen todos ellos: siete escenarios ideales para cualquiera de los modos multijugador. En conjunto, ofrecen diferentes niveles de dificultad y resultan muy variados entre sí. Mientras que “Carretera” y “Estación intermedia” están ambientados en lugares Locust, “Jardín de los Padres” o “Monumento” resultan mucho más humanos. Además, el citado “Jardín de los Padres” y “Santuario” tienen lugar durante la noche, lo que confiere al conjunto un toque de distinción con respecto al resto de paisajes, que suelen suceder durante el día o en recintos cerrados.
gears of war 2 gears of war 2
Con todo, es “Ningún Lugar” el claro vencedor de esta expansión. El mapa nos traslada a un escenario típico de película norteamericana: árido horizonte, un motel de mala muerte de carretera y muy pocos espacios donde esconderse. Posiblemente, no resulte el lugar ideal para el modo Guardia de Líder o Sumisión, debido a la infinidad de espacios abiertos que posibilitan nuestra muerte a cualquier jugador avispado y escondido en un tejado, aunque la diversión está plenamente garantizada. Os animamos a probar el Modo Horda en este lugar sin nombre para que sepáis lo que es sentir pánico en determinadas situaciones. Si vais acompañados por cuatro compañeros, es seguro que pasaréis uno de los mejores y más míticos momentos vívidos nunca delante de una Xbox 360. Tal es la sensación de agobio cuando en la oleada 10 atacan los Bloodmounts, que no saldréis con vida salvo si actuáis con gran efectividad. Si superáis el ataque número 50 es que merecéis el respeto de todas las tropas de la CGO.

De todas formas, aunque “Ningún Lugar” nos tiene cautivados, es muy recomendable probar el resto. Unos son más abiertos y permiten al jugador recorrer amplios espacios para alcanzar al enemigo y serrarlo con el Lancer o, si las cosas no van bien, salir corriendo a la espera de que un compañero sea capaz de rescataros de ese infernal tiroteo en el que os habéis metido. En cuestión de espacio y si sois de los que prefieren meditar un poco más sus tácticas de ataque, los paisajes con arquitectura urbana os resultarán más cómodos y accesibles -por ejemplo: “Monumento”-. Por el contrario, si preferís optar por la acción desenfrenada y disfrutáis destrozando a vuestros rivales con la poderosa escopeta, seguramente optéis por los mapas más pequeños, aquellos que cuentan con algunos recovecos y una gran sala central donde las escaramuzas por el poder serán la nota dominante -por ejemplo: “Estación Intermedia”-.

ENGRASANDO EL LANCER

Gears of War 2 sigue siendo una maravilla del ocio interactivo. No tiene la mejor historia del sector ni su estructura narrativa va a cambiar el modo de entender los videojuegos. Pero, si por algo destacó la saga desde sus inicios fue por ofrecer unos niveles de calidad visual pocas veces superados, además de regalarnos horas y horas de perfecta acción. Conviene recordar, para aquellos que vivan en otro planeta, que Gears of War es una franquicia destinada exclusivamente al público adulto, debido a su alto contenido de violencia explícita y determinados diálogos de los protagonistas -prestad atención cuando Marcus recargue mal su arma-. La polémica que ha suscitado en determinados países le ha llevado a ser prohibido o censurado por Gobiernos centrales, que parecen no entender la diferencia entre ficción y realidad.
gears of war 2 gears of war 2
Al igual que en el juego original, el doblaje al castellano resulta totalmente adecuado y perfecto. Mención especial para Javier Gámir, encargado de poner voz a Marcus, que realiza un breve pero soberbio trabajo. El único pero destacable sería la IA de los robots en determinadas ocasiones y el siempre fastidioso Lag, aunque esto sea más una cuestión de nuestra conexión a Internet. Además, sumáreis un buen puñado de puntos gracias a los nuevos logros del contenido descargable. Con todo, sólo podemos recomendar esta expansión a los que busquéis un buen rato de emociones fuertes y evadiros en un universo ficticio tan salvaje como memorable. Tened cargado vuestro Lancer porque nunca se sabe que puede haber detrás de ese oscuro rincón.

LO MEJOR

– El Modo Horda en el mapa “Ningún Lugar”.
– El capítulo “Camino a la Perdición” en sigilo.
– Las horas y horas de acción sin límites gracias a los nuevos mapas y el multijugador.
– Que mantengan los niveles de gore intactos.

LO PEOR

– La IA de los robots en determinadas ocasiones.
– Las partidas con Lag, que facilitan nuestro exterminio.

Antonio López 14 | 08 | 2009