Este viernes 4 de octubre sale a la venta el juego oficial del campeonato de Fórmula 1 2013. La llegada de este título ha sido muy esperada por todos los aficionados a este deporte de carreras que mueve cantidades inimaginables de dinero. En JuegosdB hemos tenido la suerte de probar este título antes de su lanzamiento y las impresiones a nivel general, han sido satisfactorias.

Como todos los años, llega a los escaparates en la recta final del campeonato real, cuando las cosas están tremendamente igualadas y nadie sabe quién puede ser el ganador o, como este año, en el que solo una desgracia o un milagro, según el ojo con que se mire, puede apartar a Sebastian Vettel del título.

Vive la F1 de los 80.

La ventaja que tiene un título como este respecto a otros de carreras, es que cada año se implementan una serie de novedades que cambian en mayor o menor medida le experiencia del usuario. En los años anteriores, por ejemplo, la implantación del Kers y del DRS fueron dos elementos que daban especáculo en las carreras reales y ayudaban a que se produjera un mayor número de adelantamientos, experiencias ambas que Codemasters supo plasmar con gran acierto en el juego.

F1 CLASSICS

Pero este año las novedades que puedan afectar a la jugabilidad son casi inexistentes, en cuanto a normativa, como que el DRS solo puede activarse en durante la clasificación en ciertas zonas del circuito y no durante toda la vuelta. Si a esto le sumamos que el año pasado lanzó una entrega que supuso un salto de calidad notable en cuanto a gráficos y jugabilidad podemos concluir que le pasa algo similar a lo que le pasa a otros como FIFA, que prácticamente han explotado todas las posibilidades que les ofrece esta generación de consolas en su campo.

Es por ello que este año tuvieron la necesidad de implementar y de dar algo nuevo al título. El año pasado los modos de juego eran escasos: la clásica trayectoria, el mundial exprés y una serie de retos contra los campeones del mundo en pista era lo que más llamaba la atención a los usuarios. Sin embargo, este año sí se lo han currado mucho con la llegada de coches, pilotos y circuitos clásicos.

Podremos encarnar a pilotos de los 80 y 90 como Nigel Mansell.

Visto desde un punto de vista económico, la llegada total de los pilotos clásicos con sus respectivos bólidos lo hace en otra entrega. Sin embargo, en el juego original también tenemos la oportunidad de catar cómo será pilotar el Lotus de hace 30 años con muchas menos ayudas electrónicas. Podremos realizar carreras, luchar contra nosotros mismos en el modo contrarreloj y revivir carreras míticas en las que tenemos que adelantar in extremis aprovechando alguna situación. Ejemplo de ello, la carrera celebrada en el antiguo circuito de Jerez en el que Schumacher y Berger son sancionados a falta de 3 vueltas y debemos adelantarles conduciendo un Lotus.

No hay duda que el modo clásico dará mucho de qué hablar en este juego, siendo el toque de distinción que tanto necesitaba. Además, probablemente pueda servir como despedida de esta generación de consolas, ya que el año que viene casi seguro que estará presente en la nueva generación de consolas, donde tendrá el nuevo reto de seguir siendo un título puntero.

LUCHA POR EL MUNDIAL DE 2013

Ver a Lewis Hamilton en McLaren será imposible pues en esta edición ya está en Mercedes, siendo el cambio de piloto y escudería más llamativo. Pero volveremos a tener a todos los campeones del mundo en la pista: Alonso, Vettel, Button, Raikkonnen, el propio Hamilton… competir junto a (o contra) ellos volverá a ser posible en las carreras simples y también en el modo Trayectoria donde deberemos comenzar desde abajo haciendo buenas carreras para llamar la atención de los equipos más grandes y poder aspirar al título final.

Fernando Alonso será uno de los pilotos punteros en F1 2013.

También llegamos a esta edición con una interfaz totalmente renovada. La del año pasado era muy buena precisamente por su sencillez pero a los pocos días de juego se hacía un poco monótona y aburrida. La de este año se muestra totalmente distinta y con algo más de color.

Con nuevos modos y nuevas experiencias gracias a la llegada de los clásicos, veamos cómo es pilotar un monoplaza con un mando en las manos.

F1 2013 – ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Gráficos y jugabilidad.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Nacho Ros 30 | 09 | 2013