Desde el día 27 de agosto (posteriormente llegará también para PlayStation 4 en fecha aún por confirmar, pero será a lo largo del año 2014) podemos disfrutar en nuestras pantallas de Final Fantasy XIV: A Realm Reborn, un juego que sólo con el nombre de la saga a la que pertenece es sinónimo de calidad, y es que desde Square-Enix han querido en esta ocasión ponerle especial esmero al título, intentando conseguir el éxito obtenido en Final Fantasy XI. El juego ha sido creado con la intención de que actúe a modo de frontera entre la actual generación y la nueva, que como todos sabemos, llegará a nuestros hogares en noviembre de 2013.

Una de las grandes expectativas (ya lo advertimos desde JuegosdB en la preview) era ver cómo se iba a comportar un juego que por sus características bien podía haber salido en exclusividad en su plataforma más exitosa, el PC. Ya con el juego final en las manos y como confirmamos se ha logrado perfectamente que nos olvidemos de la consola del teclado y ratón y disfrutemos al máximo del título.

Final Fantasy XIV xbox 360

AMPLIA PERSONALIZACIÓN

El primer aspecto donde nos detuvimos en la previa fue en la de la personalización, y cómo este análisis va sobre esa base, será el primer aspecto que toquemos. Como siempre, estas MMO van a hacer sentir a cada jugador único con la amplia gama de detalles que podremos personalizar, desde el clásico pelo o forma de cara hasta los tatuajes, pasando por pestañas, nariz y diferentes partes del cuerpo que harán que nuestro personaje sea único.

Hemos de decir que una de las grandes novedades respecto a la versión beta del juego, es la modificación de la interfaz de usuario, ahora totalmente personalizable gracias a que han trabajado dos equipos distintos (se entiende que uno en PC y otro en PS3) por lo que se ha sacado el mayor partido posible a cada plataforma.

En primer lugar, al elegir la caracterización del personaje se nos va a dar a elegir entre los Hyur (primeros pobladores del mundo Eorzea), Elezen, Lalafell (pequeños personajillos), Miqo´te o Reogadyn. Tenemos que destacar que como gran novedad cada una de estas razas estará compuesta por ambos sexos siendo la gran sorpresa poder elegir en la raza Miqo´te el género que más nos guste.

final fantasy xiv personalización

CONTROLES Y JUGABILIDAD

Una de las grandes cuestiones antes de comenzar a jugar a este juego era ver si los creadores nos iban a hacer olvidar de los periféricos de PC, ya que se cuestionaba la capacidad del DualShock para este tipo de juegos. Desde nuestro punto de vista se han cumplido con creces las expectativas, tanto en la previa como en la versión final (han variado muy poco, siendo prácticamente los mismos), haciendo unos controles intuitivos, sencillos y muy completos. Pulsando los gatillos podremos abrir las técnicas que hayamos asignado a cada botón del mando de Sony y simplemente pulsando Start abriremos el chat o las misiones que tengamos asignadas.

Sí que es verdad que para gente que esté poco habituada a estas MMO le cueste algo más habituarse a este sistema de controles, pero en general, repetimos, son sencillo e intuitivos. De todas formas para los usuarios que más les cueste aprender este tipo de controles o los que no estén habituados tendrán la opción de aprenderlo todo en los breves tutoriales incluidos en el juego.

ANÁLISIS DE FINAL FANTASY XIV A REALM REBORN – ÍNDICE

INTRODUCCIÓN Y JUGABILIDAD

PÁGINA 2: GRÁFICOS Y JUGABILIDAD

PÁGINA 3: CONCLUSIONES

Maxi Lasalvia 05 | 09 | 2013