analisis-final-fantasy-wii
De todas las sagas de rol japonés que han traspasado las fronteras del país del sol naciente, sin duda alguna Final Fantasy ha copado más portadas que cualquier otra que podamos recordar, al menos, en territorio europeo (los japoneses siguen prefiriendo franquicias como Dragon Quest). Es obvio que la estrategia de Square Enix para con su saga estrella, ha divagado entre la producción de las cacareadas entregas numeradas y los variados spin offs responsables de que tengamos una amplia oferta jugable dirigida a diferentes perfiles de jugador.

Durante la generación anterior nació la sub-saga Crystal Chronicles en Gamecube. Su excelente puesta en escena, apuntalada en un diseño y ambientación alejada del futurismo de las últimas entregas numeradas, y la decisión de incluir una atractiva banda sonora con reminiscencias celtas, auguraban una gran producción interactiva. No obstante, a pesar de que contaba con mecánicas novedosas y la posibilidad de pasarnos el juego en modo cooperativo para hasta 4 jugadores (aprovechando la conectividad de Game Boy Advance), el conjunto quedaba condenado a la monotonía dentro de un desarrollo bastante soso.

La subsaga Crystal Chronicles ha pasado sin pena ni gloria por sistemas como Gamecube y Nintendo DS, para intentar asentarse en Wii mediante el juego que nos ocupa, no sin antes hacer sus pinitos con Echoes of Time y —en wiiware— mediante My Life as a King y My Life as a Darklord. Un apartado gráfico que, desde lo primeros vídeos, mostraba de forma contundente una gran eficacia estética y un cuidado por el detalle dignos de mención, y un desarrollo jugable llamado a revolucionar la saga son las cartas de presentación del Final Fantasy exclusivo de Wii. Veamos cuál ha sido el resultado final de tan ambicioso proyecto.
final fantasy wii gameplay final fantasy wii trailer
En un mundo situado en la misma tierra que el Crystal Chronicles original, sólo que ambientado cronológicamente 100 años después del mismo, las cosas han cambiado de forma sustancial. Las pistolas sustituyen a las espadas en esta aventura repleta de acción, donde el desarrollo jugable se inspira en un sistema de combate en tiempo real. El desarrollo industrial ha permitido la evolución de los medios de transporte que, alimentados por cristales, simbolizan el progreso de la civilización. Durante el vuelo inaugural de “El Alexis”, un misterioso ser asalta esta embarcación flotante para robar los cristales que la impulsan y, tras un enfrentamiento con Lyle (nuestro desafortunado protagonista) escapa sin dejar rastro. A partir de esta premisa, nos embarcamos en un periplo que nos llevará tras el poderoso Yuke, en aras de desentrañar los maléficos planes de este carismático antagonista.

UN CONTEXTO FAMILIAR…

…desemboca en una propuesta bastante original. No obstante, y pese a contar con valores muy destacables, sufre de importantes carencias en los apartados más importantes. Empecemos, pues, a profundizar en las características fundamentales de un título que, con una planificación más sólida, podría haberse convertido en uno de los JRPG de Wii más destacados.

El contexto escénico de Final Fantasy Crystal Chronicles: The Crystal Bearers nos devuelve la esencia de la sub-saga: cuatro razas diferentes conviven en un mundo de fantasía cuya existencia va inexorablemente unida al poder de los Cristales Mágicos. Nuestro periplo pasa por intentar que el equilibrio en este fantástico mundo vuelva a la normalidad, mientras avanzamos por una suerte de aventura con matices de rol y pequeños atisbos de plataformas y exploración.

FINAL FANTASY CRYSTAL CHRONICLES: THE CRYSTAL BEARERS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción.

PÁGINA 2 – Desarrollo y Apartado Visual.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 03 | 03 | 2010