ACCESIBLE DESARROLLO INTERACTIVO

Una de las mayores particularidades de este Final Fantasy reside en la principal habilidad de nuestro protagonista. Nuestro personaje tiene el don de poder controlar la gravedad, facultad que podemos manejar a nuestro antojo para interactuar con multitud de objetos y enfrentarnos a diversos desafíos interactivos. El aprovechamiento del tándem formado por el wiimote y el nunchuck en este sentido no es todo lo ambicioso que cabría esperar, limitándose a sencillos gestos que contribuyen a hacer la experiencia más asequible para cualquier tipo de jugador. Mediante el puntero podrás controlar vía telequinesis los objetos, y servirte de tu flamante poder para sacarle provecho en unos combates sencillos y facilones a más no poder.
final fantasy crystal barers cheats final fantasy crystal bearers wii
El juego está, principalmente, orientado a la acción y la aventura, dejando relegado a un segundo plano aspectos más roleros, como la personalización del protagonista y el desarrollo de sus habilidades. Además, la inclusión del salto automático hace que las fases de plataformas, muchas veces, no pasen de ser pequeños añadidos anecdóticos que, eso sí, añaden algo de dinamismo y variedad a un desarrollo divertido, pero carente de la profundidad que suele atribuirse a la saga de rol más prolífica de Square/Enix. El principal matiz de rol lo encontraremos en el interior de los talleres Moguri, donde fabricaremos amuletos que nos otorgarán diferentes ventajas y puntos extra en nuestras cualidades de ataque, defensa, suerte, etc.

La exploración en este nuevo videojuego es bastante frecuente, mantendremos algunas conversaciones con personajes interesantes, aunque casi nunca podremos entablar un diálogo directo con los habitante de las distintas regiones que componen el universo de Crystal Bearers. Pese a ello, un sistema de relaciones sencillo y bastante visual estructura uno de los aspectos más llamativos del juego. Según las acciones que realicemos en las aldeas o ciudades, sus habitantes nos apreciarán o, por el contrario, seremos pasto de su odio más profundo y rencoroso.

Para redondear el esquema general de juego, unos abundantes puzzles completan el desarrollo de la trama, mostrando un variado y rico plantel de desafíos. Pese a su sencillez, son bastante numerosos y atractivos aunque no supongan el nacimiento de nuevos cánones interactivos.
trucos final fantasy wii
Es una pena que un apartado notable quede mermado por el frustrante sistema de cámaras, el cual nos deja vendidos en más de una ocasión y nos ofrece molestos puntos de vista. La duración del título tampoco es muy destacable, ofreciendo unas 20 horas de diversión, aunque también es cierto que son más que suficientes para estructurar una interesante trama, que cuenta con personajes bastante destacables y un guión exento de fallos notorios.

En definitiva, desarrollo interactivo y sistema jugable van cogidos de la mano, en aras de ofrecer un Final Fantasy novedoso, basado en un planteamiento adaptado a las características de Wii y simplificado hasta alcanzar cotas demasiado accesibles. Este último aspecto es algo que encantará a los usuarios que buscan una experiencia sin demasiadas complicaciones, pero sacará de quicio a aquellos jugadores que buscan un desafío en Wii a la altura del nombre Final Fantasy.

MAGIA VISUAL

Llegamos al mejor apartado del juego, sin ningún tipo de duda. Es estilo artístico de Crystal Bearers se apoya en un carismático diseño conceptual, a caballo entre el realismo estilizado de los último capítulos de la saga numerada y en tono “deformed” de la serie Crystal Chronicles. El trabajo de modelado y texturizado llevado a cabo para dotar de vida a los protagonistas del juego que nos ocupa es excelente, situándose incluso por encima en muchos de los aspectos que hicieron triunfar a Final Fantasy XVII en la ya por aquel entonces renqueante (pero sorprendentemente poderosa) Playstation 2. Los NPC cuentan con unos cánones inferiores, aunque no es lo suficientemente alarmante como para desmerecer el conjunto, y los enemigos que nos encontraremos en nuestro viaje encuentran en los jefes finales su mejor valuarte en cuanto a diseño artístico y efectismo técnico.
final fantasy crystal bearers video analisis final fantasy cc crystal bearers
Analizando la representación del movimiento de los personajes, nos encontraremos con altibajos importantes en las animaciones, cuyos errores se potencian por un sistema de físicas y colisiones bastante limitado, pese a contar con elementos bien integrados en el espacio escénico interactivo del juego.

Por otra parte, los escenarios imponen por el cuidado puesto en la representación de los detallados y singulares emplazamientos. Algunos de ellos sorprenden por su tamaño, otros muestran un cuidado por el detalle digno de elogio. Gran modelado poligonal, correcta iluminación ambiental y un texturizado digno de los mejores juegos de la máquina, son aspectos que elevan la calidad visual de un título que, desafortunadamente, no obtiene respuesta a esta excelencia técnica desde el plano más importante: el jugable.

Sobre la banda sonora de Final Fantasy Crystal Bearers hemos de decir que el trabajo llevado a cabo por Hidenori Iwasaki es bastante destacable, gracias a unas partituras que ambientan los distintos momentos del juego de manera digna. Junto a ello, la interpretación de los personajes mediante las voces en inglés (subtituladas al castellano de forma eficaz) y los numerosos efectos de sonido que nos acompañan durante la aventura, se encargan de redondear este notable apartado técnico. Huelga decir que, pese al gran trabajo invertido en la planificación sonora de Crystal Bearers, echamos de menos una mayor riqueza en las librerías de sonidos y una presencia más contundente de las melodías que se encargan de potenciar las situaciones más dramáticas de la aventura. Por lo demás, el juego se perfila como un buen ejemplo del nivel técnico que puede lograrse por medio del Hardware de Wii.

FINAL FANTASY CRYSTAL CHRONICLES: THE CRYSTAL BEARERS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción.

PÁGINA 2 – Desarrollo y Apartado Visual.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 03 | 03 | 2010