fnround 4
El mundo del boxeo es complicado. Hay quien considera este deporte una salvajada y hay quien, por el contrario, lo admira y respeta. Sea como fuere, todo lo que rodea a los púgiles siempre ha levantado una gran atracción para un importante sector del público que busca, como en tiempos de antaño, observar a dos adversarios en una dura y asfixiante confrontación, en la búsqueda del éxito y el reconocimiento. No es de extrañar que sea un boxeador el deportista más grande de todos los tiempos, según ha publicado en diferentes ocasiones la prensa especializada: Muhammad Ali. Conocido por su indomable corazón y sus fuertes pensamientos políticos, su importancia es tal para la historia del deporte que incluso otros grandes de actividades más populares lo alaban y respetan.

Por supuesto, el boxeo ha copado portadas de revistas y servido como inspiración para infinidad de películas, siempre con el tema de la superación personal como telón de fondo. Toro Salvaje, Rocky o Million Dollar Baby son, posiblemente, los mejores ejemplos para ilustrar la relación existente entre ambas disciplinas. Aunque aquí en España no contamos con un gran palmarés, hemos tenido algunos campeones como el popular Pedro Carrasco, el malogrado “Potro de Vallecas” o el crack Javier Castillejo. Con todo, debemos destacar la gran generación de luchadores que siempre ha existido en países como EEUU, Cuba o México, donde este deporte es muy respetado.
Fight Night Round 4 Fight Night Round 4
Pero, entrando en el tema que nos interesa, el boxeo también ocupa un lugar dentro del sector del videojuego. Tras muchos años sin un claro referente para la industria del ocio electrónico, Electronic Arts creó haya por 2004 Fight Night. Con el paso de los años fue consiguiendo el reconocimiento de los aficionados y de la prensa, para asentarse como rey indiscutible del ring. Recientemente llegó su cuarta entrega, Fight Night Round 4, un sobresaliente título capaz de sumergirnos en el mundo del boxeo, como nunca antes lo habíamos hecho.

IMPRESIONANTE FOTOREALISMO

Lo primero que nos llama la atención del título desarrollado por EA Canadá es su espectacular motor gráfico. Nunca antes habíamos visto con tanto detalle y realismo el modelado de los personajes, que roza la perfección. Resulta impresionante ver como nuestro púgil suda cada vez más conforme avanza el combate, como sus músculos se tensan en la búsqueda del gancho perfecto o como su abdomen se pliega al girar, gracias a las denominadas texturas Parallax. El “engine” utilizado nos permite sentir los golpes como si los realizáramos nosotros mismos -y como si los recibiéramos-. Cada puñetazo en la cara del oponente inunda la pantalla de sudor, sangre y babas, en una recreación tan realista y redonda de los combates que resulta imposible buscar pegas a este apartado.

Fight Night Round 3 significó todo un avance a nivel técnico debido a su excelente motor gráfico, convirtiéndose desde su salida en el mercado en el primer título capaz de exprimir al máximo las posibilidades de las, por aquel entonces, recién llegadas consolas de nueva generación: PS3 y Xbox 360. Ahora, esta cuarta entrega de la franquicia va un paso más allá y nos demuestra que aún se puede sacar más jugo a la actual generación. Todos y cada uno de los boxeadores disponibles desde el principio son reconocibles físicamente y su parecido con el personaje real es apabullante.
Fight Night Round 4 Fight Night Round 4
Otro factor distintivo de este apartado visual es el sistema de colisiones, que dota de más realismo al conjunto. Gracias a él, todos los golpes, puñetazos y ganchos que alcancen a nuestro rival le provocarán heridas y cortes que, irremediablemente, harán mella en su estado físico y en el devenir del enfrentamiento. Con todo, debemos añadir que no siempre estas colisiones o impactos resultan creíbles, sobre todo cuando ocasionamos un golpe de K.O. a nuestro adversario. Cuando el contrario -o nosotros mismos- besa la lona, una pequeña escena de repetición nos muestra el golpe a cámara lenta. Es en ese momento cuando podemos comprobar que el sistema de físicas tiene pequeños fallos, aunque, todo sea dicho, no quita méritos al buen resultado visual del conjunto.

Recomendamos fervientemente el uso de una pantalla HD para disfrutar al máximo con los combates, al menos a nivel visual. Debemos reconocer que la primera vez que probamos el juego quedamos tan alucinados con la recreación del boxeador y del entorno que nuestro rival nos curtía el lomo a base de bien y no éramos capaces de defendernos. Porque, si bien el personaje está soberbiamente bien diseñado, los escenarios, la iluminación, el público y los detalles alcanzan los mismos niveles, en la mejor recreación interactiva vista hasta ahora de este particular deporte.

JAMÁS TIRAR LA TOALLA

Otro elemento característico de Fight Night Round 4 es su sistema de control. Estamos acostumbrados a juegos sencillos o no muy complejos, juegos que en cinco minutos dominamos a la perfección y que no requieren por nuestra parte un excesivo esfuerzo para tomar el control. Eso no sucede en esta velada de boxeo. EA sabe que la modalidad deportiva que nos ocupa no es algo sencillo de aprender y han querido trasladar esa dificultad, esa ansia de superación, a los controles del juego. Y lo han logrado con mucho éxito. Controlar los movimientos de nuestro púgil y hacernos con los mandos para derrotar a cualquier contrario resulta todo un acierto, dotando al conjunto de un grado más de realismo.

Esta medida y meditada dificultad hace que nosotros, como usuarios, demos lo mejor para situar a nuestro personaje en lo más alto, para que nunca nos rindamos y siempre queramos superarnos. Es cuestión de tiempo que seamos unos maestros gracias a los consejos del entrenador y nuestros avances como luchadores profesionales. Ya hemos comentado que Fight Night es, ante todo, real y muy profesional, por lo que ese nivel de complejidad se adivina imprescindible para aquellos amantes del boxeo que busquen un reto, y para los jugadores que nunca antes han tenido contacto con el género pero que buscan algo diferente. Con todo, no conviene confundir dificultad con imposibilidad, así que podéis estar tranquilos: todo el mundo puede llegar a ser un auténtico genio de los mandos.

Con el stick analógico izquierdo moveremos a nuestro luchador por el ring, haciendo buen uso del conocido baile de pies, tan importante para la victoria. Mediante diferentes movimientos y combinaciones, la palanca derecha realizará directos de izquierda, de derecha, golpes a los riñones, ganchos e, incluso, traicioneros golpes bajos, que serán sancionados por el árbitro si nos ve realizarlos. Haciendo uso de diferentes botones, moveremos a nuestro boxeador de cintura para arriba intentando esquivar los golpes o protegiendo sus partes más importantes -cabeza, estómago y riñones-. Aunque, así dicho, pueda parecer complicado, el pequeño tutorial con el que iniciamos el juego nos explica al detalle como realizar los movimientos más importantes, en lo que es la primera toma de contacto con la distribución del mando, que consideramos bastante apropiada.

Junto con todo esto, se ha mejorado y simplificado el sistema de curación del púgil mediante una serie de puntos asignados al finalizar cada asalto. Podremos recuperar daño, salud o potencia para el siguiente round o, si lo consideramos oportuno, guardar los puntos para otro momento. Lógicamente, también tenemos la opción de realizar la maniobra de forma automática, aunque con el paso del tiempo veremos como es mejor actuar por nosotros mismos. Por tanto, creemos que la curva de aprendizaje que propone este Fight Night Round 4 es muy interesante y significará un reto para aquellos que nunca antes hayan tenido contacto con la saga. Resulta muy gratificante ver como, con el paso de los combates, vamos ganando experiencia y somos capaces de realizar golpes con más efectividad, aprendiendo cual es el momento justo para cubrir nuestro cuerpo. Así, pasaremos de ser meros boxeadores amateur para convertirnos en adversarios dignos de respeto.

BUSCANDO LA INMORTALIDAD

Sólo el más grande de todos los tiempos podía pronunciar una frase tan fanfarrona y perfecta como “busco la imortalidad y estoy a un paso de ella”: Muhammad Alí. Esta sentencia resulta además idónea para hablar del modo estrella de la velada de boxeo creada por EA, el Legacy Mode -Modo Legado- que nos pone a los mandos de un luchador principiante que debe ir ascendiendo en el ranking mundial. Para comenzar esta aventura tendremos varias opciones para la elección del protagonista. Por una parte, podremos elegir a uno de los boxeadores ya existentes en el amplio catálogo del título. Por otra, tendremos la posibilidad de crear nuestro propio luchador mediante una interesante opción para diseño de personajes que trataremos más abajo.

Una vez seleccionado nuestro púgil comenzaremos un pequeño torneo para luchadores amateur, que deberemos ganar si queremos subir de categoría y comenzar con buen pie el camino hacia el reconocimiento y la gloria. Entre combate y combate se han añadido muchas mejoras con respecto a su predecesor y podremos conocer todo tipo de estadísticas relacionadas con nuestro personaje. Por desgracia, los textos y voces de Fight Night Round 4 están en inglés, lo que resulta bastante negativo y todo un desacierto por parte de EA, que no ha sido capaz ni tan siquiera de ofrecer los textos de los menús en castellano, dificultando mucho las labores de mejora del boxeador, especialmente para aquellos que no estén familiarizados con el mundo pugilístico.
Fight Night Round 4 Fight Night Round 4
Pero, volviendo al Legacy Mode y sus opciones entre combates, se han incluido diferentes eventos, como los premios a final de año, un innovador y correcto sistema de popularidad, un notable calendario y una larga lista de estadísticas para conocer todos los golpes y movimientos que estamos realizando durante nuestra carrera. Por supuesto, entre lucha y lucha, podremos realizar una serie de entrenamientos que nos sirvan para madurar nuestra técnica y convertir al personaje en un contrincante de categoría, siempre bien acompañados por la voz del entrenador -recordemos, en inglés-.

Existen seis tipos de entrenamiento aunque, desgraciadamente, no todos tienen el mismo nivel de dificultad, lo que puede definir el único aspecto negativo del Modo Legado. Puede resultar complicado hacer frente a determinados juegos de entrenamiento debido al alto índice de calidad que se nos exigirá. Por el contrario, otros resultarán sencillos y simples, en lo que consideramos una curva de aprendizaje mal implementada. Con todo, resulta conveniente realizar algunos de estos entrenamientos, ya que nos darán puntos de mejora para nuestro personaje y serán vitales para conseguir la gloria, solventando algunas complicadas peleas.

Como podréis adivinar, existirán otros modos a parte del Legacy. Por ejemplo, gracias a Fight Now, podremos realizar los combates que queramos solos o con nuestros amigos, escogiendo entre decenas de luchadores como George Foreman, Mike Tyson, Muhammad Ali, Ray Robinson, Jake Lamotta, Joe Frazier, Marco Antonio Barrera, Fernando Montiel o Julio Caesar Chavez, por poner algunos ejemplos. Posiblemente, este modo sea ideal para una partida con los amiguetes y pasar un rato de pura diversión, ya que no tendremos que estar atentos a estadísticas y demás complicaciones.

SUBIENDO AL RING CON ESTILO

Fight Night Round 4
Además de los ya comentados modos Legado y Lucha Ahora, Fight Night Round 4 ofrece otras dos interesantes opciones. La primera de ellas, enfocada en la creación de nuestro propio boxeador y, la segunda, centrada en el combate online. Respecto a la primera, lo único que podemos hacer es quitarnos el sombrero ante las enormes posibilidades que EA nos ofrece para crear a nuestro personaje. Desde la elección de una “cabeza” podremos ir editando los colores de nuestra ropa, el nombre, el tipo de pelo, la barba, los ojos, las cejas, etc. Una vez creado el púgil, elegiremos su estilo de lucha y de bloqueo para, posteriormente, asignar puntos estadísticos en diferentes ámbitos como fuerza del puño izquierdo, derecho, movilidad o velocidad. Por supuesto, tendremos la opción de escoger la música que queremos oír cuando nuestro alter ego salte al ring y qué efectos pirotécnicos y lumínicos invadan el estadio.

Será en estos momentos de entrada al cuadrilátero cuando podamos disfrutar con las canciones de la banda sonora, todas ellas muy adecuadas y con buen ritmo, de tonos raperos y hip hop que quedan estupendos cuando nuestro boxeador recibe el aplauso del público. Junto con la música, destacamos también los impresionantes efectos de sonido, que nos permiten escuchar los golpes y como se rompen los huesos. Todo ello, en conjunto, nos permitirá fardar de un atractivo diseño de presentación con nuestros rivales, ya sea en red o en modo local.

Además, el ya mencionado modo online nos permitirá medir nuestras fuerzas con adversarios de cualquier parte del globo, en el que sin duda es el más divertido aliciente del título de EA. El juego en línea no sufre de ningún tipo de lag y siempre se puede vivir una interesante experiencia, aunque en muchas ocasiones seremos víctimas de jugadores más curtidos. Mediante este modo, denominado World Championship, podremos ser el campeón absoluto de la red aunque, desde ya, os aseguramos que no será tarea fácil. Pero, lo mejor que podéis hacer, es ataros bien los guantes y morder con ganas el protector dental porque la campana está a punto de sonar.

LO MEJOR

– Su excelente calidad gráfica.
– La curva de aprendizaje y dominio de los controles.
– El Legacy Mode.
– La amplia cantidad de boxeadores reales.
– La lucha online.

LO PEOR

– Completamente en inglés, algo incomprensible.
– El nivel de dificultad de los entrenamientos en el Legacy Mode.
– La IA de la CPU en determinados combates.

Antonio López 18 | 08 | 2009