A finales agosto comenzó la temporada futbolística y lo mismo ocurre durante septiembre y octubre con los videojuegos. Es cuando se lanzan los títulos deportivos y el fúbtol, deporte rey, no es una excepción. El partido se antoja complejo puesto que es imposible evitar las comparaciones entre FIFA y PES, dos colosos del balón sobre el césped que se turnan el gobierno del fútbol según temporadas (o generación de consolas).

En los primeros años de la segunda genereación de consolas, con PlayStation 2 y Xbox 360, fuimos asistentes de como PES, para entonces un completo desconocido para muchos jóvenes, se atrevía a hacerle sombra al reconocidísimo FIFA. Konami entendió mejor que nadie las posibilidades de aquellas consolas y supo sacarle el máximo partido técnica y comercialmente. PES supero en ventas al juego de EA Sports en muchos países, entre ellos España, por supuesto.

El Shacktar será equipo Champions.

Los canadienses estaban a la deriva y no conseguían dar a uno de sus mejores títulos el realismo que daban los japoneses, la libertad de movimientos que tenían sus jugadores y los movimientos del balón, atendiendo a las leyes de la física como si fuera real.

Pero con la actual generación de consolas las cosas fueron cambiando. PES seguía sin tener muchas de las licencias de las ligas importante y la Champions League no bastaba. A esto hay que añadirle que le ocurrió exactamente lo mismo que le pasó a FIFA. Se estancaron y sus títulos apenas evolucionaron. Del mismo modo, desde EA parece que comenzaron a comprender los entresijos de PS3 y Xbox 360: Los gráficos aumentaban a pasos agigantados, los movimientos de los jugadores cada año eran más y más cercanos a la realidad y los movimientos del balón comenzaron a ser como debían y no un punto blanco sin evolución.

El paso de los años nos ha llevado este mes de septiembre a un PES sin lluvia, ni estadios españoles y con las caras de algunos jugadores importantes totalmente en el cajón. No han querido llegar todavía a la nueva generación de consolas y a cambio nos han traído un título en el que la jugabilidad, lo más importante en este tipo de juegos, está cuidadísima. Por su parte, FIFA no se ha quedado atrás y ha evolucionado sin hacer grandes locuras, siguiendo las buenas pautas que venían marcando sus títulos en los últimos años.

Messut Özil jugará en el Arsenal en FIFA 14.

FIFA 14 llega con una interfaz totalmente distinta a la de años anteriores, mucho más visual e intuitiva a la que cuesta poco acostumbrarse. Podemos decir que desde la página principal se puede acceder a todo lo importante: partido rápido, una partida guardada del modo carrera, al modo online… Luego ya, investigando un poco descubres que puedes acceder a todo esto y más desde los distintos apartados a los que pertenecen. Todo es más fluido y mucho menos lioso que en anteriores ocasiones.

FICHAR EN EL MODO CARRERA: NECESITAS OJEADORES

El título presenta una gran diversidad de modos de juego con o sin conexión a internet. No podemos olvidar el modo carrera en el apartado offline. Puedes elegir ser un jugador y empezar tu carrera desde cero como suplente hasta convertirte en uno de los mejores del mundo, recibe ofertas de los mejores clubs y ve donde más te paguen, donde haya mejor oferta deportiva o donde te mande el corazón. Hazlo como mánager. Elige qué equipo entrenar y gana todos los títulos que se pongan por delante. Cambia de equipo según las ofertas que recibas u ofrécete tú mismo a otros.

Hasta el momento todo es más o menos como la habíamos visto hasta la fecha pero se ha producido una remodelación importante: la forma de fichar es algo totalmente renovada. No sabemos la media de los jugadores porque no les conocemos a fondo. Necesitamos un buen ojeador que nos facilite datos sobre ellos. La última palabra la tendremos nosotros para intentar ficharle o no.

La Bombonera es uno de los estadios más reconocidos del mundo.

Por su parte, el modo online llega más fuerte que nunca. Podremos disfrutar de Clubes Pro o de Temporadas completas frente a amigos o usuarios desconocidos. Y lo que más atraerá a los usuarios seguirá siendo el modo Ultimate Team. Llega más reforzado y con más opciones que nunca hasta el punto de haberse convertido en un punto de atracción para los usuarios, siendo clave en la campaña publicitaria del título.

El título dispone de más de 30 ligas con licencia y la falta de la Champions League oficial (licencia obtenida por PES) sigue siendo su punto más flaco en este apartado. Los mejores estadios de España y de Europa también estarán presentes en el título, cuidados al detalle. Aunque esto debaríamos analizarlo en el siguiente apartado.

ANÁLISIS DE FIFA 14-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción.

PÁGINA 2 – Gráficos y jugabilidad.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Nacho Ros 02 | 10 | 2013