Conclusión

En resumen, Fallout 4 es una aventura larga y variada que proporciona mucha diversión y un gran reto al jugador experimentado pero también al novato. Diversión por su mundo abierto, la libertad de movimiento y para confeccionar la historia, las infinitas misiones y el increíble peligro al que nos vemos sometidos desde el inicio. Y el reto por su dificultad, por nuestra debilidad inicial y la forma en la que tenemos que ir cogiendo experiencia y armarnos y equiparnos con cabeza. Además, es para todo tipo de jugadores, para aquellos que llevan años esperando por una continuación de los nuevos Fallout y para los que debutan en la franquicia con la primera incursión de esta en la octava generación (además, por supuesto, de en PC). Esto pasa gracias a seis modos de dificultad (Muy fácil, Fácil, Normal, Difícil, Muy difícil, Supervivencia), ninguno de ellos fácil, pero algunos escalofriantemente difíciles.

Fallout 4 Piper acompañante

Los cambios le sientan muy bien (cambiamos desgaste de armas por crafteo, mejora de la vertiente shooter, nuevo sistema de habilidades), aunque en general, su rasgo más definitorio es el continuismo con Fallout 3. Y es que el fruto no cae muy lejos del árbol, y en los anteriores Fallout, pero también en Oblivion, puede encontrarse la esencia de esta nueva entrega, dispuesta a ganar la profundidad de Elder Scrolls, pero sin su magnitud.

La historia y los secretos de este nuevo mundo se van descubriendo poco a poco, misión a misión, a través de los diálogos para los que Bethesda no ha ahorrado en tinta. Y se agradece que tampoco lo hayan hecho en adaptación, y es que la traducción y doblaje por lo general son muy buenos.

En cuanto a gráficos, hay luces y sombras en este apartado. De una increíble iluminación, a un movimiento robot de los personajes y de sus expresiones. Sin embargo, el mundo es impresionante, lleno de muerte y destrucción atestiguada en cada planta nuclear, cada carretera destrozada, cada bosque lleno de maleza o cada ciudad medio derruida. No se escapa, desgraciadamente, de los bugs, y presenta algunos glitches sin duda consecuencia del montón de procesos para mover todo ese mundo, unos menos molestos y otros más.

Fallout 4 explosión

El sandbox RPG de Bethesda era caballo ganador desde su anuncio en junio, y queda demostrado que todo el hype vertido sobre el juego no iba mal encaminado, aunque sea más de lo mismo, ofrece como nadie una libertad sin ataduras a un bien mayor, a una moralidad o unas reglas. Solos contra el mundo, o con el mundo, si nos interesa. Vuelve Fallout, con sus pequeños fallos y sus grandes virtudes, y después de tanto tiempo, lo acogemos con los brazos bien abiertos como fuerte contendiente en la pelea por ser el juego del año.

Lo mejor

  • La sensación desoladora y solitaria del inicio
  • El paisaje desolador e inmenso de la Commonwealth en el que pasaremos horas y horas
  • La absoluta libertad para campar a nuestras anchas

Lo peor

  • La dificultad para apuntar
  • Los bugs con los que nos hemos topado, a nivel técnico hay margen de mejora
  • Mucha repetición de las mismas mecánicas vini, vidi, vinci

 

 

Análisis de FALLOUT 4 – ÍNDICE

  • Parte 1: Introducción, evolución, historia
  • Parte 2: Jugabilidad, gráficos, sonido
  • Parte 3: Conclusiones
Rocío González en 09 | 11 | 2015