El Boston de Fallout es un paraje amplio y de exploración libre en el que iremos desbloqueando numerosas zonas (bastante pequeñas) a medida que pasemos por ellas. Al principio se abrirán ante nosotros tres misiones, pero está en nuestra mano la total libertad para montar la historia en el orden que queramos (y eso incluye empezar por estas o recorrer el mundo en busca de otras). Esto puede meternos en algún que otro problema al pasar por áreas para las que nuestro personaje no está preparado, pero oye, ¡piernas para qué os quiero! Y ya volveremos después. No hay límites, no hay fronteras y por supuesto, no hay piedad. Somos dueños del futuro del Boston postnuclear y escribimos la historia a nuestro antojo mediante diferentes alianzas (hay unas cuantas) o el propio carácter más benévolo o violento de nuestro personaje.

Antes de las bombas, tendremos que diseñar el aspecto del protagonista, elegir su sexo y su nombre, y cómo repartir una serie de puntos. Esto determinará el nivel de sus habilidades al principio del juego, por supuesto, como buen RPG, irán aumentando a medida que avancemos y sumemos experiencia.

Fallout 4 creador de caras
Fallout 4 reparto puntos de habilidad

Las habilidades se dividen en siete categorías, y a poco que hayáis estado atentos a los vídeos promocionales del juego en los últimos meses o estéis familiarizados con el juego para móviles Fallout Shelter, no os vamos a contar nada nuevo al hablar de S.P.E.C.I.A.L.S. Estas letras no son más que las siglas en inglés para: Fuerza, Percepción, Resistencia, Carisma, Inteligencia, Agilidad y Suerte. Cada una de estas categorías tiene asociados diferentes niveles de mejoras que dotarán al personaje de mejor puntería, dedos más hábiles para robar, más ligereza al andar, mayor efecto para estimulantes y RadAway, por mencionar algunas de las muchas que encontraremos. Y dentro de cada categoría podemos mejorar su rango. En total, cientos de posibilidades.

Este particular árbol de habilidades, con Vault Boy posando de las formas más divertidas en una especie de edificio con plantas, presenta los extras a desbloquear en niveles (plantas), hasta diez por cada una.

Es especialmente importante fijarse bien en cómo se gastan los puntos según nuestro estilo de juego. Si somos de los que dan importancia al sigilo, si mantenemos siempre el dedo en el botón que activa el V.A.T.S, si nos va la lucha cuerpo a cuerpo… desarrollar primero las atributos que mejor casan con nuestra jugabilidad será clave para sobrevivir en un mundo en el que haremos pocos amigos (bueno, en realidad unos cuantos).

Fallout 4 habilidades SPECIALS

Para acceder a él, así como a las estadísticas, el inventario, el mapa, la radio o las holocintas con grabaciones o juegos (como el homenaje a Donkey Kong que encontramos al principio), contamos de nuevo con el completo Pip-Boy en su nueva versión 3000. Este aparato, icónico, para nuestra muñeca es de muy fácil uso y da acceso a toda la información necesaria. Sustituye en los RPG a nuestro inventario cotidiano y la ficha de personaje, en cuanto que podemos ver todo lo que llevamos y subir el nivel del protagonista, pero además engloba muchas otras cosas, a golpe de un solo botón.

Fallout 4 Pip-Boy 3000
Fallout 4 Pip-Boy 3000 estadísticas
Tienes mal color de cara…

Hablando de V.A.T.S, tenemos que detenernos en la doble vertiente para el combate: por un lado tenemos la acción directa, apuntar y disparar (o disparar desde la cadera) a todo lo que se mueva, y por el otro lado, podemos echar mano del sistema V.A.T.S, un apuntado dirigido que pausa el juego y nos deja elegir la parte del cuerpo a la que queremos disparar. En cada parte del cuerpo veremos un número, que indica la probabilidad de impacto, así que a mayor número, más posibilidades de herir y matar al objetivo.

Es evidente que para usar V.A.T.S hay un pero, y es que depende de los puntos de acción disponibles (regenerables con el tiempo). En este sentido, Fallout 4 repite un sistema de inspiración clásica rolera y que gustó mucho en Fallout 3 y que, además de facilitar un poco las cosas, añade un poco de variación para alejarse del shooter típico que no quiere ser. Este sistema es bastante interesante para los jugadores que eligen una vista en tercera persona o aquellos que no quieren un FPS, y permite por ejemplo, inmovilizar enemigos apuntando a las piernas o desarmarles, apuntando a los brazos.

Mantener el botón de V.A.T.S también nos chivará donde hay minas en nuestro camino e incluso dibujará un linea de humo verde en la dirección de los enemigos más cercanos, aunque aún no aparezcan en pantalla y por tanto no podamos disparar.

Fallout 4 VATSAquí nos habríamos comido los mocos, ni un disparo habría impactado con esos números

Como en las ediciones anteriores, podemos cambiar la vista entre primera y tercera persona aunque en ocasiones parece que el sistema está mejor pensado para la primera, por ejemplo cuando nos escondemos tras una pared y al apuntar se asoma para disparar y después vuelve a cubrirse. Lo que no pasa en tercera persona.

En general, el sistema de disparo era un poco deficitario en Fallout 3, y aunque la mejora está ahí no destaca el juego precisamente por eso (quedan mirillas que desaparecen al apuntar).

Se ha acabado el desgaste de las armas, sin embargo, para tener una buena compañera tendremos que acostumbrarnos al crafting. En las estaciones de personalización, podremos mejorar nuestras armas favoritas, trozo a trozo, si tenemos lo necesario. En estos bancos podremos también mejorar las servoarmaduras, crear medicinas y drogas o fabricar todo tipo de cosas. En Fallout New Vegas ya podíamos comprar mejoras para armas, sin embargo, Fallout 4 va un poco más allá, y lo que ofrece al usuario es la posibilidad de personalizar el arma, potenciando las características más valiosas para nuestra forma de jugar. Lo malo es que hay que encontrar esos trozos, así que no son tareas de las que preocuparse al principio.

Fallout 4 servoarmadura

En cuanto a “crear todo tipo de cosas”, nos referimos a poder crear casas, todo tipo de muebles y decoración, defensas para nuestra morada. Desguaza Boston y conviértelo con estos bancos de trabajo en un nuevo hogar para los colonos supervivientes.

Para nuestra aventura por el yermo, podremos elegir un compañero, tendremos bastante variedad y solo podremos llevar uno al mismo tiempo. Desde el famoso perro Albóndiga, a androides o humanos. Su IA ha mejorado con respecto a New Vegas, y aunque no tardan en desaparecer en los combates potentes, son una buena ayuda, no solo como cebo para llamar la atención de los enemigos en la dirección equivocada, también para echarnos una mano real para acabar con ellos. Nos sirven también para ayudarnos con la carga, y nuestras acciones les harán más o menos afines a nosotros. A veces muy afines. Estos compañeros no mueren, pero pueden quedar seriamente dañados en combate y esperar a que este termine para recuperarse, a menos que quieras ayudarles con un estimulante.

Fallout 4 y el perro Albóndiga

Entre los enemigos viejos conocidos: saqueadores, necrófagos, supermutantes, sintéticos… un elenco variado que nos pondrá las cosas difíciles. Los villanos tienen una IA interesante, que nos pondrá en apuros con buenas coberturas, muchas granadas y armas potentes, aunque su impaciencia, hace que sea más fácil derrotarles si se van acercando por turnos a nuestra posición.

Los escenarios de Fallout 4 reflejan muy bien un panorama postapocalíptico que lucha por sobrevivir. Desde el cambio de la fauna al gran cambio de la sociedad, y sobre todo, la destrucción de todo los inmuebles, el abandono de la gran mayoría de los edificios y la destrucción de las calles, que se mezcla con la homogénea vida que florece en otras urbes como Diamond City. El mapa es asequible, aunque no tardamos mucho en echar mano de los viajes rápidos, y es que el paisaje es monótono y muchas misiones tienen la manía de enviarnos bastante lejos (y después hay que volver). Para movernos por él, continuamos con el radar heredado de Oblivion, que nos chivará mediante unos iconos las localizaciones cercanas por las que ya hemos pasado, así como lo que falta para llegar a nuestro destino. Por supuesto para movernos necesitamos el mapa, en el que señalar estos destinos y a través del que se pueden hacer los viajes rápidos.

Fallout 4 explosión

La Gran Guerra que ha dejado animales con dos cabezas, mutantes verdes y necrófagos salvajes, también ha dejado zonas de radiación que afectarán a nuestra salud. Las masas de agua, los solares irradiados, la comida que recogemos (de los animales cazados, de antes de la guerra), el ataque de insectos o necrófagos… hay muchas maneras de contagiarse con radiación y esta, irá comiéndose vida de nuestra barra hasta el punto de que si no la curamos, puede llegar a no dejarnos sitio para la vida. Para ello, contamos como siempre con los RadAway, pero también con amables doctores que por unas chapas, nos dejarán como nuevos.

Otra característica esencial del escenario es la gran cantidad de carroña que podremos saquear a nuestro paso. Imprescindible para recuperar munición, armas y medicinas, encontrar algunas chapas y hacernos con algunos recursos para craftear en el futuro, pero cuidado, hay tanta basura, que corremos el peligro de dejar de correr muy pronto, afectados por la diógenes de un mundo acabado en el que todo parece una reliquia.

Gráficos y sonido

En cuanto a gráficos, Fallout 4 no es lo mejor que ha pasado o pasará por las consolas de octava generación. Muchas texturas planas, mucho movimiento poco natural en humanos (que ya parece marca de la casa), nula expresión facial (aunque nos pasemos una hora retocando la cara en el espejo al principio del juego nuestro personaje solo tiene una expresión: la del ceño fruncido). Sin embargo, compensa por la grandiosidad de sus escenarios, su profundidad de campo, los múltiples elementos del mapa y sus detalles (aunque a veces se carguen algo lentos).

Fallout 4 necrófago

Para su desarrollo Bethesda ha utilizado el motor Creation Engine, el mismo de The Elder Scrolls: Skyrim. Con su uso los personajes secundarios han ganado vida, así como la iluminación, con el nuevo sistema de iluminación volumétrica dinámica. En un juego con ciclos noche/día se agradecen unos cambios de luz naturales y la calidad de los mismos a tiempo real, e incluso el sol cegador según hacia donde estemos mirando en los momentos que más alto se encuentra este. Eso sí, las sombras están más presentes en tercera persona que en primera y los reflejos en los charcos han quedado para otro día, sin embargo los chapoteos y los chapuzones pasan con nota.

Los tiempos de carga siguen siendo largos, y lo que es peor, demasiados. Cada muerte se paga con su correspondiente tiempo de carga… no quieres morir inútilmente.

Algún que otro bug también nos hemos encontrado: desde perros que se quedan atrapados en mitad de las paredes, a cámaras que hacen transparentes partes del personaje e incluso algunos que nos han hecho reiniciar partida o tener que esperar un poco a que reaccionara el personaje con el que estábamos hablando. No han sido muchos, pero en este apartado no podemos hablar de un juego perfecto. Se ve que es cosa de su quinta.

Fallout 4 paisaje

La banda sonora de Fallout 4 ha aumentado con respecto a Fallout 3 y los temas elegidos se dividen en tres bloques: canciones de Bing Crosby, canciones de un variado elenco de artistas conocidos como Nat King Cole y un tercero con música peculiar y más desconocida cuyas letra describen, aún sin haberlo querido, el mundo de Fallout. Esta diversidad ayuda a crear una atmósfera muy especial en Fallout, que continúa transportándonos a un futuro “antiguo”. Además, siempre que nos cansemos de la melodía que nos acompaña en ese momento, podemos sintonizar las diferentes emisoras de radio, con música clásica o las emisoras que se captan según vayamos desplazándonos de unas a otras zonas (según tengamos o perdamos cobertura).

Hay que sumar temas originales, donde brilla la colaboración de Lynda Carter (la actriz que hizo de Woner Woman en la serie de televisión americana), que pone la voz a uno de los personajes, para sus diálogos y sus canciones en la versión original.

En la versión en castellano nos encontramos con un título traducido y doblado por completo (y con calidad), lo que resulta muy atractivo para un juego de estas características, donde leer y escuchar es una de las actividades principales, junto a disparar y explorar.

Continúa en la siguiente página >>>

 

Análisis de FALLOUT 4 – ÍNDICE

  • Parte 1: Introducción, evolución, historia
  • Parte 2: Jugabilidad, gráficos, sonido
  • Parte 3: Conclusiones
Rocío González en 09 | 11 | 2015