ALBIÓN EN TODO SU ESPLENDOR

El motor gráfico de Fable III se lleva aquí a su máxima expresión. La definición de texturas, animaciones de los personajes, recreación del pelaje equino y gusto por el detalle (no podía ser de otra forma en un juego subjetivo) nos han encandilado. El doblaje al castellano supone la guinda del pastel, habiéndose captado a la perfección el tono socarrón (o solemne, según el caso) que impregna la trama.

Por señalar algo negativo, quizás su brevedad, suplida en parte por la modalidad Arcade (posibilidad de rejugar ciertas secciones del juego, en busca de la mayor puntuación).

Fable: The Journey es una aventura como ninguna otra. Un título que amarán todos los fans de la franquicia. Prefijado, pero al mismo tiempo inmersivo como él solo. Si buscabais algo para Kinect más allá del típico compendio de minijuegos, un producto cercano a experiencias más elaboradas, esta ha de ser vuestra elección.

Un servidor, al menos, ha disfrutado más de Albión en primera que en tercera persona. Es lo más parecido a sentirse un héroe que haya pasado nunca por vuestra consola, aunque las diatribas morales se hayan quedado por el camino. Con eso, pensamos, está todo dicho.

LO MEJOR

– Capacidad inmersiva.
– Belleza audiovisual.
– Precisa respuesta de Kinect.
– Juego sentado.
– Conecta argumentalmente con anteriores juegos de la serie.

LO PEOR

– Limitada duración.
– Trama menos atractiva para los recién llegados a Albión.

FABLE: THE JOURNEY-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

José Carlos Castillo 09 | 10 | 2012