DE LA PISTA AL PODIO

Los niveles de dificultad a la hora de conducir supondrán el acceso a cualquier tipo de jugador, para principiantes con asistencias de todo tipo -freno, dirección, trazada, sin daños, etc- junto a pilotos rivales con dotes de conducción de una abuela septuagenaria, a profesionales que requerirán de un volante, toquetear los reglajes al milímetro, y templar sus nervios ante otros veintitrés pilotos dispuestos a dejarse la piel en el asfalto. En el caso del presente análisis hemos utilizado el espléndido G27 de Logitech convenientemente calibrado y configurado, transmitiendo todas las sensaciones que Codemasters con gran cuidado ha conseguido embutir en F1 2011.

No sólo la simulación es excelente en el comportamiento del coche -aunque queda en tareas pendientes mejorar la física de colisiones- también tendremos completo soporte de equipo con órdenes en tiempo real que nos avisan de los tiempos rivales, estado de los neumáticos, parte meteorológico, desperfectos, sanciones y sus convenientes paradas en boxes. Resulta una gozada que comience a llover y el asfalto se convierta en una balsa de aceite hasta que cambiemos las gomas (además del impresionante y realista efecto de la lluvia ante la cámara subjetiva, como si de una retrasmisión televisiva se tratase), las reacciones del piloto con las levas, inercias ante la fuerza G, manipulación de los botones del volante con el uso del KERS, DRS, limitador de velocidad para el ‘pitstop’, etc.

Remata la experiencia el sobresaliente audio incluido con el rugir de motores, el clamor del público, y un notable doblaje al castellano como para no echar de menos al calvorota de Antonio Lobato. El agua difuminándose a 300km/h, ‘safetycar’ en pista que puede echar la estrategia al traste o beneficiarnos sobradamente y toda la chicha que envuelve al mundial de F1 se encuentran presentes en el título de Codemasters, en un elaborado producto en el que si bien algunos detalles empañan el conjunto, recrea como debe ser el punto fuerte de un simulador de F1 con la licencia oficial.

DEL PODIO A LA GLORIA

Como hemos indicado a lo largo de este análisis nos encontramos ante un juego de largo recorrido, cuya mecánica y desarrollo invitan a superar cada tiempo, a trabajar cada jornada en los entrenamientos libres, reducir al máximo los errores en las Q clasificatorias, y correr cada carrera del campeonato como si del final del mismo se tratase. Dentro de tan atractiva propuesta a un público tan focalizado como es el de los apasionados del motor, cobra fuerza el modo multijugador con el fin de extender aún más si cabe, el filón de horas de juego que atesora este título, donde el cooperativo no deja de ser competitivo, y las carreras con dieciséis jugadores (los ocho coches restantes serán manejados por la CPU) se antojan trepidantes… siempre y cuando no las echen al traste aquellos jugadores sin ánimo de competir conforme a las reglas.

Cierto es que la devaluación de su multijugador en línea no pasa por la desarrolladora, y de hecho han incluido opciones como volver al que se cree que está jugando al burnóut transparente, e incluso sacarle bandera negra, fulminándolo de la carrera para alivio del resto de pilotos. Pese a ello, resulta extremadamente recomendable jugar siempre con amigos dispuestos a disfrutar de forma sana de tan agraciado multijugador, siempre con daños, carreras completas con su correspondiente ronda clasificatoria, y ese bendito cambio dinámico en la climatología que nos pondrá al límite cuando creamos que tenemos la carrera ganada.

Vale la pena reiterar en lo acertados que han estado los chicos de Codemasters al incluir el cooperativo como una opción más de cara a la temporada. Lo que parece un añadido simple, se convierte en una de las mejores decisiones tomadas por todo lo que representa: conseguir el mundial de constructores será el objetivo común, pero más allá de eso cada piloto deberá mirar a su compañero como otro rival más y competir, con la recompensa de llevarse las mejoras desarrolladas por los ingenieros durante el mundial, y rasgada de vestiduras de la escudería cuando tanta rivalidad resulta en el abandono de ambos coches.

F1 2011-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y apartado técnico.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Multijugador.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

José Luis Fernández 03 | 10 | 2011