La novena entrega de la saga de golf más importante del mundo de las consolas ha llegado al lanzamiento de una máquina que le dará muchas alegrías en el futuro, pero que por ahora ahora está todavía tanteando. Everybody’s Golf, caracterizado como adalid de los juegos de deportes de estética simplona, divertida y, por encima de todo, carismática, nos demuestra que no importa el medio ni el formato, pues el golf, ese deporte del que muchos de nosotros hemos conocido las reglas gracias a Neo Turf Masters (de nazca para Neo Geo en 1996), se convierte en una de las fuentes deportivas más divertidas en el medio de silicio.

Esta vez, Everybody’s Golf nos plantea el mismo escenario que en sus conseguidísimas entregas de PSP, perfilando las posibilidades táctiles de Playstation Vita aunque sin ahondar en ellas de una manera completamente satisfactoria. Por lo demás, todo luce limpio y sano, así que preparemos el palo y la pelota, que este recorrido de dieciocho hoyos puede suponer todo un reto para todos.

¡EAGLE!

Nacido como videojuego de Playstation en el año 97, Everybody’s Golf se ha convertido en la apuesta de Sony para un deporte que no cuenta con una popularidad al nivel del baloncesto o el fútbol, pero que es, sin duda, el que más usuarios no practicantes consigue de todos los existentes. Un juego de fútbol, baloncesto o tenis en menor medida gustará a quienes jueguen, conozcan o se relacionen directamente con estos deportes en la vida real. En el caso del golf es diferente, nadie o casi nadie es jugador ocasional o practicante de fe en este deporte originario de Escocia en el Siglo XV. No obstante, ejerce un poder pausado, mental, estratégico y divertido en sus constantes vertientes jugables. Todos hemos querido ser futbolistas, pero, ¿qué mejor que ser golfista, descuidar un poco tu alimentación y jugar activamente hasta los cincuenta?

Las apuestas de Everybody’s Golf son claras y sencillas. Los hoyos, ambientados en lugares de todo el mundo, no ofrecen una función estética simple y vacua, sus recorridos y la cada vez más común presencia de obstáculos hacen que el jugador deba pensar muy bien sus movimientos. Los recorridos son el alma del título, bien pensados, interesantes y con suficientes alicientes para repetirlos sin medida, gracias a los campos inversos, las reglas cambiantes (el tamaño del hoyo, el viento, número de golpes mínimos…). Sin duda es la base de todo juego de golf, pero en este título de lanzamiento de Vita, el más vendido en Japón en sus primeras semanas de vida, convierten la jugabilidad en desafiante y divertida. Su apuesta por el arcade más simpático y reconocible es conocida por todos, de esta forma predominan los elementos estéticos agradables, simples y de colores y sensaciones relajantes y con encanto. Pese a que no apuesta de manera decidida por la simulación más intensa, cabe destacar que cuenta, en ocasiones, con una variedad y pluralidad de situaciones y elementos tácticos que ya quisieran para sí otros simuladores “serios”. Puede ser muy fácil y sencillo en ciertos tramos iniciales, pero condenadamente complicado y adictico (refrescante) en algunos recorridos posteriores.

¡BIRDIE!

analisis de everybody golf ps vita

Tenemos a nuestra disposición tres grandes modos de juego, que esta vez se complementan con el añadido online de la serie, sin duda el motivo por el cual Everybody’s Golf se convierte en una de las apuestas más longevas, seguras y divertidas de todo el catálogo de la consola. Eso sí, sin este añadido, una correcta, pero nada apasionante, actualización de la saga a la nueva portátil de Playstation. Desafío es el núcleo del título. En el este modo participaremos en torneos de nueve o dieciocho hoyos a razón de cinco recorridos de media más un enfrentamiento (al estilo de los duelos del vanagloriado Neo Turf Masters) contra otro personajillo que acabará por engrosar nuestras lista de avatares jugables. Es el modo más largo e interesante para jugar si no tenemos conexión online.

Donde sí demuestra su más que probada longevidad es en los acontecimientos online. Podremos jugar torneos diarios para ganar nuevos trofeos y mejorar en nuestra clasificación online mundial, un verdadero reto y sin duda la mejor opción de Everybody’s Golf al margen de Desafío. Es en este modo donde ofrecemos todo lo aprendido en los modos para un jugador. De no estar disponible su vertiente multijugador online, nuestra saga preferida de golf cabezón perdería mucha fuerza en PS Vita y se convertiría, simplemente, en un aprovechamiento de un nombre conocido para el catálogo de lanzamiento de la consola.

PAR…

personajes everybody golf

El modo Stroke y Práctica complementan las posibilidades jugables de Everybody’s Golf. En Stroke podremos jugar los recorridos que ya hemos completado de forma libre, para practicar y superar nuestra propia puntuación (superar ese +1 maldito o marcarnos algún Birdie de más). El modo práctica pierde parte de su naturaleza comparado con el Stroke. Como bien dice, podremos probar nuestros tiros de saq1ue, mejorar en el Tie o realizar carries más largos y potentes. Eso sí, el modo pierde toda razón de ser al compararlo con Stroke, que sin la presión del torneo se convierte en otro modo práctica camuflado. Aunque Práctica está más centrado en la experimentación con nuevos palos, barras de tiro o pelotas, no ofrece nada nuevo respecto a Stroke.

Entre el resto de opciones, cabe destacar la monstruosidad de elementos accesorios a los que somos capaces de acceder. Ya sea ganando torneos, compaginando nuestros puntos de experiencia o participando en Torneos Online (y comprando objetos directamente en la tienda virtual), podremos confeccionar y diferenciar nuestro título respecto del de otros jugadores. Los palos diferentes y bolas más interesantes se encuentran en el mercado y cada objeto altera a nuestro jugador hasta convertirlo en algo completamente diferente, priorizando el efecto, la fuerza…

¿BOGEY?

menu de everybodys golf

Donde realmente desmerece un título como Everybody’s Golf es en su relación física con Playstation Vita. Todos los controles táctiles se resumen en los menús iniciales, pudiendo pulsar las diferentes opciones con el dedo (y con el botón X). Poco más ofrece en este decepcionante apartado. Podremos pulsar encima de elementos del escenario y observar estúpidamente como se mueven los árboles a ritmo de “¡croc!” o “¡clank!”. También podremos molestar a los animales que recorren el circuito… Quizás, las dos únicas funciones interesantes se resumen en el panel trasero, que nos servirá para medir distancias con el dedo y una visión de cámara panorámica y casi de realidad virtual, pues moviendo la consola en cualquier eje tendremos nuevas perspectivas. Eso sí, se esperaba mucho más de este apartado, pues la partida en sí, los golpes y las opciones táctiles de juego cuando ya estamos en el campo son más que limitadas.

EVERYBODY’S GOLF-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Adrián Hernán 02 | 04 | 2012