CONCLUSIONES



El Shaddai: Ascension of the Metatron es un videojuego muy difícil de calificar, pues ofrece un planteamiento interactivo cuyo principal aliciente es seguir avanzando para disfrutar de nuevas zonas y emplazamientos. Su desarrollo jugable, aunque monótono, cuenta con mecanismos muy interesantes en su plano ‘Hack’n’slash’, y brilla en su vertiente “plataformera” cuando esta se presenta en formato de desarrollo horizontal, donde podemos calcular mejor los saltos, presentándose como una alternativa jugable bastante interesante.

Sin duda alguna, donde mejor funciona El Shaddai es en el plano estético; solo podemos catalogar como sobresaliente el concepto visual que hace del juego que nos ocupa uno de los más sorprendentes, bellos y variados de la actual generación de consolas, gracias a un efecto ‘cel shaded’ combinado con técnicas de animación clásicas donde queda de manifiesto el sobresaliente trabajo del equipo creativo del título.

La duración del título, que lo sitúa alrededor de las nueve horas, cuenta con bastantes zonas jugablemente interesantes pero con otras que, a pesar de no ser demasiado largas, resultan bastante cansadas pues nuestro único cometido será acabar con los enemigos mientras transcurren breves momentos de “plataformeo”. Pese a ello, cuando el título nos pone en frente de esos evocadores paisajes, bañados por la luz del sol mientras los árboles pintados con acuarela ondean al viento, sentimos tal sensación de satisfacción que bien merece la pena el camino recorrido.

LO MEJOR

– Artísticamente de lo mejor de la generación.
– A nivel técnico el título funciona como una roca, a 60 fps.
– En el plano jugable, el sistema de robo de armamento es una buena solución.

LO PEOR

– El sistema de combate es bastante limitado.
– Resulta monótono en bastantes ocasiones.

EL SHADDAI: ASCENSION OF THE METATRON-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Sergio Melero 14 | 09 | 2011