Las tierras de Ehb rugen ante una posible guerra civil. Recuerdos del pasado han quedado marcados de forma leve en leyendas y en hiperbólicos cuentos de huraños vagabundos. Ante ello, la Décima Legión, el ejército más contundente y sabio jamás conocido, recoge el testigo de un imperio que se derrumbó siglos atrás. Durante la Guerra de las Legiones, la Décima se alzó vencedora e inició una etapa próspera en las yermas tierras de Ehb. Con los años, dicha formación cambió su suerte, pues a la falsa acusación de ser los responsables de la extraña muerte del Rey de Ehb, se unieron las quejas e iras de un pueblo que demandaba sangre. Ése fue el fin de la Décima Legión, desde hace eones protectores y santos, ahora no son más que vestigios del pasado.

Esta es la historia de un mundo destruido por sus propios ocupantes, la historia de unos hombres, antes adorados, que acaban en la mayor de las miserias. Dungeon Siege III utiliza el mismo mundo creado por Gas Powered Games en el año 2002. La diferencia, por contra, reside en la nueva interpretación de la Historia del reino de Ehb, considerando a Dungeon Siege III como un juego nacido desde cero y sin apenas nexos de unión con los dos juegos anteriores, tanto de forma narrativa -poco más que unas pinceladas- como jugablemente. Adentrémonos, pues, en un reino donde la fantasía épica y la revolución tecnológica se dan de la mano, uno donde asesinar no es una opción y nuestra mejor compañía no es sino una espada y un trabuco.

HISTORIA

Que Dungeon Siege es una de esas series ya míticas pero que a la vez no cuentan con el reconocimiento mundial como deberían es un hecho. No obstante, la leyenda de Dungeon Siege como juego de rol y acción se expande de forma notoria al conocer al diseñador de los primeros juegos y los orígenes de éste. Chris Taylor. Puede que no sea un nombre reconocido como Kojima o Bleszinski, pero el norteamericano es uno de los nombres clave en el mundo del PC desde hace años, sobretodo gracias a Total Annihilation, Supreme Commander, Space Siege o Demigod.

La sombra de Dungeon Siege, no obstante, es alargada, y aunque la tercera entrega de la serie cuente también con la ayuda de Taylor, Obsidian, los desarrolladores del nuevo juego de la franquicia, no han podido más que fijarse en el faro de luz que son las dos entregas anteriores. Dungeon Siege III se desmarca en varios aspectos de sus dos precedentes. Por un lado, la presencia del juego en consolas aviva la creencia extendida de que se limitan opciones y se ofrece un juego mucho más directo y disfrutable desde el primer instante. La nueva aventura de la saga no es una excepción, ya que su traslado -por primera vez- a las consolas de sobremesa actuales dota a Dungeon Siege III de un envoltorio más cercano al juego de rol de acción que a las mecánicas de principios de la década de los dos mil con las que contaba el primer juego.

OBSIDIAN, UNOS CURRANTES DEL MEDIO


Obsidian es la responsable del último título de una saga que cuenta con la admiración de muchos jugadores de PC, no tantos como otras series pero igual de entusiastas. La compañía americana sabía de la dificultad de contentar tanto a jugadores antiguos de ordenador como a los nuevos usuarios con Playstation 3 o Xbox 360 en sus casas. Han mantenido una base con las entregas del 2002 y 2005, pero han roto con parte de su hilo conductor para satisfacer a los usuarios que no jugaron a los primeros.

Como expertos en su labor a la hora de realizar secuelas de títulos de otros desarrolladores -no obstante cuentan con algunas de las segundas partes más conseguidas de la historia del entretenimiento como Star Wars: Caballeros de la Antigua República II (Xbox, PC, 2004) o Neverwinter Nights 2 (PC, Mac, 2006)-, la diferencia de éstos con Dungeon Siege III es su grado de experimentación y de riesgo. Con el juego bajo la tutela de Square-Enix, Obsidian han realizado un trabajo correcto, sin duda, pero falto de nuevas ideas para una saga en la que su última parte data del 2005. No se han explorado nuevas mecánicas ni tampoco se ha sabido utilizar el menú de forma consistente. Al margen de la historia y los provechosos decorados, todo en Dungeon Siege III responde a una única cuestión, y es la de la simplificación de su jugabilidad para adaptarse al nuevo consumo rápido de los videojuegos.

DUNGEON SIEGE III-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Personajes, campaña y cooperativo.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Adrián Hernán 29 | 06 | 2011