CONCLUSIÓN

dragon age origins
Hablar es fácil. Decir que Dragon Age es el heredero de Baldur’s Gate era una comparación rápida y sencilla, más teniendo en cuenta que ambos son juegos de Rol directamente basados en los clásicos de tablero, están desarrollados por BioWare aunque sea con una diferencia de 11 años y basan sus puntos fuertes en las opciones de elección a todos los niveles, sus implicaciones y consecuencias.

Lo que supuso Baldur’s Gate en los videojuegos no lo consigue Dragon Age en uno de sus puntos, ya que el primero fue una cuestión clara de inflexión y referencia, un antes y un después, algo que no se había visto hasta el momento en un videojuego de rol. El segundo está basado en el sobresaliente Baldur’s, hay un referente claro y este dice ser el “heredero”, siendo además un excelentísimo juego de Rol, precuela segura de una saga que promete ser tan interesante como Baldur’s Gate, con grandes despliegues en apartado técnico, sonoro, visual… pero no sin comparación con los precedentes como lo fue aquel.

Salvo en el hecho de que Baldur’s Gate fue el primero, Dragon Age se convierte sin ningún tipo de dudas no sólo en un juego sobresaliente en el panorama actual, máxime si lo situamos al lado de sus pares, sino que se transforma automáticamente en uno de los mejores videojuegos de Rol editados hasta la fecha, y sin duda alguna el mejor y con mucho en su serie en el momento presente.

Dragon Age: Origins no sólo mantiene los elementos que hicieron grande a uno de los más grandes, sino que mejora y amplía con creces esos mismos elementos, las opciones de elección, las relaciones con el grupo que formamos, el maravilloso sistema de batalla mezcla de una mecánica en tiempo real, pausa y estrategia elaboradísima, a la vez que aprovecha al máximo todos y cada uno de los avances tecnológicos ocurridos durante estos años para crear un mundo creíble, coherente, detallado hasta la obsesión y atrayente como un vórtice.

Dragon Age: Origins se convierte, así, como un primogénito esperado, en el indiscutible y gran Heredero.

LO MEJOR

-El sistema de batalla, mejorado a partir de Baldur’s Gate hasta convertirse en uno de los mejores vistos hasta el momento.
-La coherencia, profundidad y amplitud del mundo de Thedas.
-Las relaciones con todos y cada uno de los miembros del grupo, sorprendentes, complejas y ricas en matices.

LO PEOR

-Haber tenido que esperar 11 años.

ANÁLISIS DE DRAGON AGE: ORIGINS – ÍNDICE

PÁGINA 1- Introducción

PÁGINA 2- Apartado gráfico y apartado sonoro

PÁGINA 3- Jugabilidad

PÁGINA 4- Un mundo coherente

PÁGINA 5- Filias y fobias, pero no moralidad

PÁGINA 6- El sistema de batalla

PÁGINA 7- Conclusión, lo mejor y lo peor

Rodrigo Perez 18 | 01 | 2010