CONCLUSIONES


Dragon Age II tiene el complicado reto de superar al título original o, al menos, alcanzar su trascendencia e importancia. BioWare ha dado en el clavo con algunos elementos y cometido fallos que pueden no gustar a los más puristas, pero el resultado es un título largo, divertido, variado en situaciones, con muchos personajes y cambios necesarios. La versión para consolas del título se adapta mejor al mando, algo que podría no gustar a los más puristas del rol occidental, pero no parece una cuestión que vaya a arruinar la experiencia de juego. Por otra parte, el lavado de cara a nivel gráfico resulta necesario y notable, siendo uno de los aspectos que más chirriaban en el juego primigenio.

Dragon Age II gustará a los amantes de BioWare, a todos aquellos que disfrutaron con la primera entrega y, en definitiva, a todos los que hayan sentido curiosidad por disfrutar con el rol occidental. Puede que los que prefieran algo más tradicional, clásico, con peleas por turnos, queden algo defraudados, pero les recomendamos esperar unas horas de juego para descubrir todo el potencial de la obra. Aunque la jugabilidad haya cambiado, sigue siendo posible parar los combates, realizar magias, dar órdenes a nuestros compañeros… la cuestión no es tan negativa como la habían pintado en la red.

Que BioWare es una gran desarrolladora es algo que todos sabíamos ya. Con Dragon Age II no hacen más que asentar una IP que nació algo escondida y que se ha ganado una comunidad fiel de jugadores, que disfrutarán con seguridad de esta secuela. Para disfrutarla no será necesario haber jugado al primer título, aunque ayudará a comprender algunas situaciones y a conocer mejor a determinados personajes. Pero eso es otro gran acierto, con Dragon Age II consiguen que todos aquellos que no probaron Origins tengan ganas de hacerlo.

La saga Dragon Age puede llegar a ser tan fuerte como la de Mass Effect (si acaso no lo es ya). Si esta segunda entrega consigue el éxito que merece, BioWare habrá conseguido colocar dos nuevas IPs en la generación actual, algo digno de admiración, sobre todo si tenemos en cuenta los gustos contemporáneos. Es por eso que esta secuela se convierte en una propuesta recomendable, que seguro convence a la gran mayoría y que sirve para seguir haciendo de la desarrolladora canadiense un sello de calidad incuestionable.

LO MEJOR

– Duración acertada. Los rumores no tenían sentido.
– Gran historia y personajes.
– Mejora gráfica sustancial.
– Aún con los cambios, se mantiene la esencia.
– Que la versión de consolas haya sido mimada.

LO PEOR

– Pantallas de carga.
– Probar la demo y pensar que ya se ha visto todo.
– Que haya menos opciones de personalización.
– Las absurdas polémicas que atacaban al título sin haberlo disfrutado a fondo.

DRAGON AGE II-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Jugabilidad y Apartado Gráfico.

PÁGINA 3 – Misiones, sonido y personajes.

PÁGINA 4 – Conclusiones.

Antonio López 08 | 03 | 2011