JUGABILIDAD MECANIZADA

En Doki Doki Universe tenemos por un lado nuestro planeta base, y por otro, todo un mapa de planetas temáticos a los que tenemos que hacer una visita. Todos estos asteroides están habitados por pintorescos personajes que nos pedirán cosas: si les ayudamos, les hacemos felices y cumplimos todas las misiones que nos encomienden, estaremos un paso más cerca de ganar nuestra libertad. Por ejemplo, en el planeta egipcio, ayudamos a Cleopatra, conocemos a Isis y antes de marcharnos, ganamos una serie de pegatinas y decoraciones que podemos usar en otros planetas para hacer felices a los personajes, y en nuestro planeta base para… dejarlo bonito.

Cuando aterrizamos en un planeta, el juego adopta una mecánica de aventura gráfica de conversación en la cual nuestro cometido es entablar diálogo con los personajes que lo habitan, reunir los objetos ocultos, entregar las pegatinas correspondientes a quien las requiera: un puzle sencillo, pero mecánico, en el que solo debemos pasear y hablar con los personajes que encontremos.

Doki Doki Universe

Las pegatinas y las decoraciones son una parte fundamental del juego. Al visitar los planetas encontramos regalos ocultos tras los elementos del escenario y otras, las conseguiremos tras ayudar a los personajes de los planetas. El sistema de pegatinas recuerda bastante al de LittleBigPlanet, en el que también hacíamos colección para usar durante las pantallas y decorar nuestra nave… Sin embargo, la manera de navegar entre nuestras adquisiciones digamos que es más artística que práctica.

Para caer bien a la gente/monstruos/animales/cosas que conoceremos en nuestro periplo espacial contamos con una serie de saludos especiales. Podemos menear la mano, hacer una reverencia o lanzar un beso. Cada personaje gustará más de un tipo de saludo que de otro y para descubrirlo podremos consultar la ficha de personaje que aparece al pulsar en cada uno de ellos (pegatina, hablar, consultar ficha). La tercera opción, la ficha, es como si en Final Fantasy utilizáramos una magia Libra: nos ayuda a saber qué le gusta y qué no a cada personaje y así poder hacerle regalos que le hagan feliz. A tu llegada al planeta, las fichas de los personajes estarán en blanco, pero irán completándose mediante las conversaciones que mantengas con ellos y sus amigos. De esta manera, si descubrimos que un personaje adora los gatos, podremos buscar una pegatina de gato y crear uno para regalárselo.

Para desplazarnos de un planeta a otro no tenemos más que llamar a un simpático transporte que nos llevará desde nuestra base hasta cualquier punto de la galaxia, y de vuelta. Tanto para el transporte como para nuestro personaje conseguiremos diferentes skins al completar por completo las misiones de cada asteroide. Con estas skins podremos vestir a QT3 de geisha, leñador o alien, mientras que nuestro transporte puede adoptar formas tan diversas como ballenas o tazas voladoras.

Terapia psicológica GRATUITA

Entre visita turística y lección moral, podemos sentarnos en el diván y dejarnos asesorar por un psicólogo particular a nuestro servicio. Los cuestionarios son, sin lugar a dudas, la parte más divertida del juego. Son amenos, extravagantes y sus respuestas suben el listón del imperante humor del título.

Como el objetivo del juego es que QT3 aprenda lo que ser y sentir como un humano es, nuestras visitas al psicólogo servirán para comprobar el nivel de humanidad de nuestro robot. Podremos acudir al psicólogo apostado en nuestra base cada vez que hayamos superado varios tests situados en satélites alrededor de los planetas.

 

ANÁLISIS DE DOKI DOKI UNIVERSE – ÍNDICE

Rocío González en 16 | 01 | 2014