DmC: Devil May Cry se ha convertido en una propuesta notable muy a tener en cuenta durante estos primeros meses de 2013. Ninja Theory desarrolló un buen trabajo con el reboot de la franquicia de Capcom, aunque el diseño de su personaje protagonista, Dante Sparda, no dejara indiferente a nadie. Con todo, fue gracias a su completa y divertida jugabilidad como lograron convencer al respetable.

Ahora podemos descargar desde PSN y Xbox LIVE la primera expansión del título, protagonizada por el hermano del protagonista, un Vergil Sparda que presente nuevos poderes y algunos cambios jugables con respecto a Dante, pero que sigue resultando igual de divertido y que amplia la experiencia, además de rellenar algunos agujeros narrativos que habían quedado en la propuesta principal.

A LA CAZA DEL DEMONIO

La propuesta no difiere casi en ningún punto importante con respecto al contenido original, aunque es cierto que las habilidades de combate de Vergil marcan el detonante diferenciador con respecto a DmC. La idea es la misma: avanzar por diferentes escenarios mientras vamos acabando con la miserable existencia de todos los demonios y monstruos que salen a nuestro encuentro. Para ello tendremos que hacer uso de diferentes combos, que terminaremos por aprender de una manera natural, permitiendo al jugador disfrutar de combates espectaculares y entretenidos.

Vergil hará uso de sus habilidades telequinéticas para atraer a los enemigos hasta su ubicación y destrozarlos a base de golpes. Evidentemente, iremos ganando experiencia según avanzamos en la aventura, por lo que podremos mejorar nuestras habilidades y convertirnos en un exterminador de demonios de mayor poder, justo como ocurría con Dante en el título original. Las similitudes son muchas, evidentemente, pero cambian los combos y acciones que desarrolla el amigo Vergil, mucho más calmado que su hermano.

En lo que respecta a los enemigos vemos como repiten prácticamente los mismos, aunque Ninja Theory ha añadido algunos nuevos demonios a los que eliminar, lo que supondrá un reto en algunas ocasiones. Por lo demás se mantiene la unión de combate y plataformas que tan bien funcionó en DmC, respetando la inclusión de contenido extra por descubrir, como Almas Pérdidas y similares. Desde luego, por contenido que no sea. La duración del DLC puede llegar perfectamente a las cuatro horas si queremos conseguir todos los secretos del contenido.

Ninja Theory demuestra que tiene tomado el pulso a su creación y confirma que el notable éxito de DmC: Devil May Cry no es cuestión de casualidad. A nivel jugable sigue siendo una gozada y francamente divertido, algo que por si mismo debería ser motivo más que de sobra para probar un título o un DLC de estas características. El precio, no obstante, puede resultar excesivo si tenemos en cuenta la duración (720 Puntos Microsoft en Xbox LIVE o 8,99 euros en PC y PS3), aunque los los fans del nuevo Dante estarán interesados en darle una oportunidad.

EL SELLO NINJA

dmc la caida de vergil

No podemos dejar de mencionar en este análisis uno de los elementos más distintivos de los juegos de Ninja Theory. Aunque no nos encontramos ante una propuesta tan cinematográfica como pueden ser otros de sus trabajos, con Enslaved a la cabeza, si descubrimos una historia lo suficientemente trabajada como atractiva para el fan de la saga, aunque los cambios de diseño hayan hecho que más de uno maldiga el look del nuevo Dante. Así, descubriremos que demonios pasó con Vergil tras los acontecimientos del título original.

A nivel técnico nos encontramos con una propuesta idéntica, con escenarios muy bien diseñados donde los lugares para combatir y los de “plataformeo” se distinguen a la perfección y ayuda a mejorar la jugabilidad de la obra. Las cinemáticas siguen estando realizadas con mucho detalle y el diseño de los personajes se mantiene igual que en DmC. La banda sonora sigue sonando igual de fuerte y acompañando cada combate con un resonar de baterías y guitarras eléctricas de lo más acertado para el tipo de título que nos ocupa.

LO MEJOR

– Sigue siendo divertido.
– Notable jugabilidad.

LO PEOR

– La relación precio/duración no es buena.
– Bien podrían haberlo incluido en el juego original.

Antonio López 12 | 03 | 2013