Uno de los juegos del año. Una de las experiencias más satisfactorias del 2012, el de los Mayas. Dishonored sacudió nuestra forma de ver los juegos en primera persona gracias a un exquisito desorden visual y una dirección artística solamente igualada por otro grande del año como Journey. Su primer contenido descargable aparece ahora para aumentar y mejorar nuestras destrezas a manos de Corvo, pues Dunwall nunca tuvo tantos retos que superar. Los Trials de Dunwall sirven como escaparate perfecto para un asesino vengador como el protagonista del título, pues el sigilo será la gran baza en este DLC de ajustado precio para lo que ofrece y que viene a llenar un vacío en este tipo de contenidos.

UN DLC PARA PENSAR

Dunwall City Trials se enmarca dentro de los contenidos descargables que no optan por aumentar y expandir un hilo argumental. Es extraño pensar que uno de los títulos más narrativos del año no cuente con un DLC a imagen y semejanza, pero es que Dunwall City Trials va por otro camino. Mientras unas descargas se centran en “sumar historia” el que nos ocupa se olvida del argumento del juego, ya de por sí cerrado y poco dado a una continuación como DLC, y se hace cargo de las mecánicas jugables de Dishonored, su verdadero punto fuerte. Y es que en Trials, Arkane Studios deja de lado, convenientemente, su conclusiva historia para optar por la acción y la jugabilidad pura y dura.

Por 400 Puntos Microsoft o 4,99 euros podremos recorrer diez desafíos ambientados en “El Vacío”, un lugar místico, como Dishonored, en el que nos transportarán a realizar diez misiones de asesinato. Hasta ahora nada nuevo, pero es su ajustado precio para los retos que ofrece (y sus horas) el que convierte Dunwall City Trials en un indispensable para fanáticos de Dishonored. Estos retos no tienen ninguna conexión argumental con el juego mencionado, ni siquiera entre ellos. Cada reto se centrará en una rama de las habilidades de Corvo, por lo que en ocasiones tendremos que utilizar el sigilo de forma unánime y otras optar por resolver rompecabezas. En unas misiones se premiará la velocidad y en otras la destreza. Cada misión está realmente diferenciada de la anterior de forma que los diez recorridos no se hacen repetitivos en ningún momento.

Por el contrario, cada una de las misiones que nos disponemos a realizar no pueden desechar el halo de soledad en la que se encuentra el jugador al realizarlas. Como Dishonored es todo un mundo por descubrir, los usuarios querrán algo parecido en Dunwall City Trials, pero no lo encontrarán. Cada misión es un oasis de jugabilidad extrema y llevado hasta el extremo, pero no puede aparentar lo que no es, y a los amantes de las buenas narrativas (el mismo Dishonored, Spec Ops: The Line o The Walking Dead, todos en 2012) se sentirán solos. Contemplando un maravilloso cuadro en forma de diseño artístico de una delicadeza pocas veces vista, pues es uno de los puntos fuertes del tesoro de Arkane Studios, pero falto del motor argumental.

Dishonored Dunwall City Trials

Aun así, y obviando definitivamente su separación con el juego original, las propuestas de los desafíos se han realizado con conciencia y trabajo y desde el principio se nota que no es este un DLC creado única y exclusivamente para sacar beneficio (que también, diantres, esto es un negocio). Podremos jugar a las misiones sin haber terminado el juego, algo interesante para poner a prueba las habilidades de los novatos y cada misión, calificada con estrellas y puntos se reseteará de forma arbitraria cada vez que la repitamos, de esta forma desaparecen los “speedruns” y las mecánicas de memoria para acabar la misión con una gran puntuación. Cada vez que empecemos una partida cambiarán algunos parámetros importantísimos para el desarrollo de la misma, como el objetivo a eliminar o las piezas a recoger como también las rutinas de los guardias y sus recorridos. Lo justo para sentir cada vez que empezamos que un nuevo mundo se abre delante nuestro. Y sí, Dunwall City Trials viene con sus consabidos logros y trofeos, así que los cazadores de estos metales binarios ya tienen una excusa.

DISHONORED: DUNWALL CITY TRIALS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Adrián Hernán 16 | 01 | 2013