No estamos ante un juego de grandes gráficos, en ese aspecto deja bastante que desear. Voces en japonés y texto en inglés, lo único que encontraremos en español es el manual, pero tampoco es nada a destacar. Con lo que podamos entender en los textos es más que suficiente.

La misión principal del juego es reunir los 12 versos sagrados, con los que podremos traer de vuelta al mundo a nuestro padre, es decir, el mismísimo diablo. Para ello, como hemos dicho, tendremos que atraer a los humanos a nuestras trampas estratégicas e ir acabando con ellos, un modus operandi que ya hemos visto en las anteriores entregas de la saga, pero que no deja de ser atractivo.

Deception IV: Blood Ties jugabilidad

La historia tiene cuatro grandes niveles, y cada uno de ellos está dividido en cuatro habitaciones. Las habitaciones se dividen en celdas a la hora de colocar nuestras trampas, método que le será familiar a cualquiera que haya jugado alguna historia similar a Deception IV Blood Ties, la mecánica es la misma que en cualquier otro juego de estrategia.

Aunque la jugabilidad no cambia demasiado con respecto a lo que ya habíamos visto en esta saga, nos encontramos algunas novedades que son de agradecer. Que se hayan reducido muchas de las escenas cinemáticas, por ejemplo, aligera mucho el juego. Se han sustituido por escenas estáticas de diálogos, que aunque a veces fastidiosos, no ralentizan tanto la historia como las anteriores escenas.

Una novedad de las más destacables está en la base de juego, las trampas. Antes sólo se podían hacer combos de hasta tres trampas, pero en esta versión podemos ser mucho más creativos y encadenar hasta ocho trampas para acabar con nuestros enemigos, trampas que iremos desbloqueando según avance el juego. Una mejora muy destacable que da como resultado una jugabilidad mucho más atractiva y con infinitas (y sádicas) posibilidades a la hora de acabar con los intrusos.

Otra mejora nada desdeñable es la simplificación de la activación de las trampas. Con el aumento de trampas de tres a ocho por combo, las teclas asignadas eran un problema. Antes, cada trampa se activaba con un botón diferente, pero con el aumento de trampas por combo esto se volvía tarea imposible. Así es que se ha simplificado el método y todas las trampas se activan en ‘X’, resolviendo los problemas de ritmo en la historia por culpa de la falta de simplificación.

No sólo tenemos un modo Historia en Deception IV Blood Ties. Añadimos horas de juego con modos como el Missions, o el destacable Cross-Quest, en el que podemos diseñar nuestra propia misión. La jugabilidad, personajes y objetivos son siempre los mismos, pero este último es bastante entretenido si nos gusta la mecánica de estrategia del juego.

ANÁLISIS DE DECEPTION IV: BLOOD TIES – ÍNDICE

Toni Castillo en 31 | 03 | 2014