Deception IV Blood Ties no es un juego novedoso ni destacable por unos buenos gráficos o una historia de las que atrapan. Es un juego de estrategia que, en esta versión, engancha por las múltiples posibilidades que ofrece a la hora de desarrollar tu táctica mediante trampas, con el plus de los tres demonios que acompañan a la protagonista, que añaden sadismo a la historia.

Deception IV: Blood Ties

Esta simplificación parece ser una tónica general, en menús y jugabilidad, y es de agradecer. Los rodeos para acceder a partes del menú durante el juego, por ejemplo, se han solucionado y reducido a un botón, de forma que el juego suceda mucho más ágil. Esta tendencia es uno de los puntos fuertes del juego, que por lo demás, como decimos, presenta pocas sorpresas.

En resumen, estamos ante horas de juego mecánico con pocas novedades, pero que consiguen engancharnos una vez más al juego estratégico de trampas, combos y demonios, haciendo que con las horas el juego nos atrape más gracias a las posibilidades ampliadas que ahora ofrece, en lugar de volverse aburrido al avanzar la historia.

Lo mejor

  • Los combos de hasta ocho trampas, mejorando el anterior de un máximo de tres
  • El modo Cross-Quest en el que crearte tus propias misiones personalizadas
  • Eliminar las escenas cinemáticas que ralentizaban el juego

 

Lo peor

  • Mejoras en los gráficos prácticamente nulas
  • Pocas novedades
  • El juego se hace corto y es un tanto repetitivo

 

ANÁLISIS DE DECEPTION IV: BLOOD TIES – ÍNDICE

Toni Castillo en 31 | 03 | 2014