APARTADO TÉCNICO Y ARTÍSTICO

Dead Space se convierte en una delicia visual y sonora desde el atropellado arranque del juego. Las señas de identidad creadas en su antecesor permiten mejorar a Dead Space 2 con experimentos visuales llamativos, como las apariciones de Nicole y las secuencias de vuelo a alta velocidad en gravedad cero. Gráficamente se percibe como un paquete homogéneo y bien ensamblado, donde los pocos defectos del primero, como el movimiento poco ágil del protagonista o los, en su mayoría, clónicos pasillos del Ishimura reciben aquí un renovado carácter.

La estación Sprawl ofrece a los desarrolladores más posibilidades a nivel ambiental, pudiendo recrear un parque infantil, unas canchas de instituto con sus gradas replegables o una iglesia. Sin llegar a mostrar un nivel superlativo de algunas producciones shooter, Dead Space 2 puede mantenerse con facilidad entre los títulos punteros en este sentido. Artísticamente, la soledad y el decaimiento de la estación espacial se puede percibir con tan sólo recorrer sus pasillos. Es muy acertada la vuelta a escenarios por los que se pasan al principio del juego para ver los numerosos cambios que se ven tras horas de asalto necromorfo, pues barricadas y paredes repletas de manchas ensangrentadas aparecen de donde solo había inmaculada pulcritud.

Por otra parte, la representación de elementos que llenan la pantalla, así como de utensilios, sigue gozando de una “realidad” palpable. Pese a ser un juego de terror y acción ambientado en el futuro, la cercanía de lo representado hace que sea más real, ya que no hay muchos elementos totalmente sci-fi sino que pueden ser adelantos perfectamente probables en un futuro.

NOVEDADES

Al margen del multijugador, del que hablaremos en el siguiente punto, las novedades más celebradas se hallan en la interfaz libre del control de Isaac en gravedad cero. Ahora podremos manejar a Isaac en 360º con total libertad, eliminando el tosco manejo del primer juego. De esta forma se convierte en un modo de juego dentro del juego, pues la sensación de perder el sentido de la realidad y la gravedad se ha conseguido notablemente por parte de Visceral Games.

Otra novedad que perfectamente podría pertenecer al apartado de la historia es el que pueda ser utilizado para futuras entregas como el hilo conductor de éstas al margen de Isaac: la Uniología. Aunque Dead Space 2 pierde la frescura del primero para darnos nuevos retos e impresionarnos, la religión uniológica era tratada en una pequeña porción de la historia. Pese a la sorpresa inicial, poco más se sabía hasta Dead Space 2, ya que se ahonda en el pasado, presente y futuro de una religión con poco más de doscientos años de antigüedad y perseguida por muchos entes gubernamentales de la Tierra. Material hay para futuras entregas, pues el destino de la Uniología puede dar mucho más de sí.

MULTIJUGADOR

El modo multijugador de Dead Space 2 puede observarse desde dos prismas diferenciados. Por una parte se convierte en necesario debido a la tendencia del mercado actual de los videojuegos, donde juegos de marcado componente fuera de línea como Uncharted 2 o Assassin’s Creed: La Hermandad también han recibido su ración online.

Por otra parte, la negativa, incide en la poca trascendencia del modo en el título. Es una forma de jugar diferente y adictiva por momentos, no nos engañemos, un añadido interesante, pero pocos, muy pocos comprarán Dead Space para probar esta vertiente multijugador. Nunca será un éxito en Xbox Live o Playstation Network pero cumple con el simple cometido de entretener a base de escaramuzas entre humanos y necromorfos, adoptando al papel de cualquiera de éstos al estilo Left 4 Dead. El multijugador está trabajado y es competente, aunque se elimina por completo la sensación de horror y temor a lo que vendrá después del propio modo de un jugador.

DEAD SPACE 2-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y antecedentes y experiencia jugable.

PÁGINA 2 – Apartado técnico, novedades y multijugador.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Adrián Hernán 21 | 02 | 2011