Desde casi el comienzo de la generación actual, con la aparición del Dead Rising original en Xbox 360, pocos son los jugadores que no han podido rendirse ante las virtudes de esta gran franquicia de zombies, y es que Dead Rising es una de las franquicias más importantes en el panorama de los videojuegos actual, prueba de ello es el éxito abrumador que tuvo su secuela, ya en formato multiplataforma, e incluso sus capítulos descargables. En esta ocasión, en “Of The Record”, Capcom nos da la oportunidad de conocer una historia alternativa jamás contada que transcurre durante los hechos de Dead Rising 2, un “y si hubiese pasado..” como los que estamos acostumbrados a ver en los extras de algunos videojuegos, ésta vez a los mandos de nuestro querido Frank West, el intrépido periodista que nos conquistó a todos, protagonista de los hechos acontecidos en el primer Dead Rising.

LOCURA ZOMBI

Hace ya casi un año salió a la venta Dead Rising 2, todo un éxito en ventas que confirmó la franquicia como una de las grandes del panorama actual, aunque no todos los seguidores quedaron satisfechos con el enfoque final del título, ya que éste supuso algunos cambios bastante importantes en el desarrollo del mismo, siendo el más notable el cambio de protagonista. En esta ocasión dejamos a Chuck de lado y nos colocaremos de nuevo a los mandos de nuestro querido periodista Frank West, lo que supone una lista de cambios bastante amplia en lo que a la jugabilidad general del título se refiere. Donde más notaremos este cambio será principalmente en la velocidad de nuestros movimientos, Frank es mucho más corpulento que nuestro anterior protagonista, y por tanto se mueve mucho más lento, aunque por el contrario su afición a la lucha libre nos dará unos cuantos movimientos de lucha al más puro estilo WWE que nos enamorarán desde la primera vez que los ejecutemos.

El segundo de los grandes cambios de esta entrega lo encontramos en el uso del Zombrex, la medicina que se utiliza para tratar a los infectados con el virus Zombie, siendo esta vez el propio Frank el que tendrá que tomar y dosificar esas dosis, restando un ápice de dificultad al juego en ese aspecto al no tener que acudir a medicar a ningún otro personaje. El tercer gran cambio lo encontraremos en el uso de la ya conocida cámara de fotos de Frank, un elemento que echamos mucho de menos en la secuela de Dead Rising y que vuelve para quedarse definitivamente, y es que nos encontraremos montones de momentos memorables durante el transcurso del juego que deberán ser inmortalizados. La cámara de fotos nos otorga la posibilidad de realizar fotografías de los tipos terror, dramático, erótico, tomas falsas, brutales y especiales, por las cuales ganaremos puntos que nos permitirán mejorar las habilidades de nuestro personaje principal.

Pese a encontrarnos con estos grandes cambios en la jugabilidad, el juego nos tiene preparadas un par de sorpresas más, la primera se trata de una nueva zona a explorar, denominada “Uranus” un parque temático repleto de minijuegos (y por supuesto zombies) ambientado, como su propio nombre indica, en el planeta Urano, añadiendo además algún que otro objeto y modelo de zombie extra a la ya de por sí extensísima cantidad que existía en Dead Rising 2. Por desgracia el resto del mapeado y personajes permanecerán impolutos en esta nueva entrega.

La segunda sorpresa se trata del modo libre, un modo de juego independiente al modo historia donde podremos campar a nuestras anchas por Fortune City sin ningún límite de tiempo. Esto nos servirá para conocernos todo el mapa, descubrir zonas nuevas y aumentar la experiencia de nuestro personaje principal, ya que todos nuestros progresos quedarán guardados en una única partida si así lo deseamos. Dentro de este modo encontraremos divertidos retos para uno o varios jugadores que iremos desbloqueando según la cantidad de zombies que hayamos eliminado a nuestro paso.
Imagen de Dead Rising 2: Off the Record
Todo lo anteriormente descrito cobra una mayor importancia sobre todo en los modos multijugador, donde podremos completar la aventura con la ayuda de un compañero en el modo historia cooperativo, o si lo preferimos, hacer el gamberro por toda Fortune City acompañados de un amigo, sin duda una opción muy acertada para todos aquellos que prefieran completar este tipo de juegos en compañía, o para los que encuentren la dificultad del juego bastante elevada, ya que como bien dicen: “dos son siempre mejor que uno”.

La duración del juego será la misma que en Dead Rising 2, nos encontraremos con una misión que durará las mismas 72 horas que el original, aunque esta vez este apartado se ve ligeramente mejorado gracias en gran medida a su apartado multijugador, la nueva zona “Uranus” y el nuevo modo libre. También hay que destacar que en esta ocasión se han incluido puntos de control en ciertos lugares para facilitar el progreso de los jugadores menos experimentados en este tipo de juegos, esto puede no gustar a los más puristas de la saga, pero sin duda creemos que mejora la experiencia global del título, ya que reduce la necesidad de ir al baño constantemente a guardar la partida.

En el apartado técnico cabe destacar una pequeña mejora en los tiempos de carga entre zonas, el juego hace uso del mismo motor gráfico que Dead Rising 2, por lo que tiene casi exactamente sus mismos fallos y virtudes. En ocasiones nos deleitará con cientos de zombies en pantalla, mientras que en otras (puntuales, todo hay que decirlo) nos encontraremos con alguna que otra ralentización, aunque para nada es algo que deba preocuparnos, ya que el acabado del juego está muy por encima de estos pequeños fallos.

DISNEY UNIVERSE -ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Juanjo_Dante 28 | 10 | 2011