SEGUIDORES DE KRISTIAN PIELHOFF

Si no has necesitado acudir a Google para entender la referencia del título, es que eres un “manitas” tan grande como Chuck Greene. Y es que, dentro del apartado jugable del título, se ha incorporado la posibilidad de conseguir armas exclusivas mediante la unión de dos objetos del entorno. Gracias a las habilidades innatas de Chuck y un buen montón de cinta aislante, tendremos la oportunidad de aunar un par de motosierras con un remo o, mejor aún, poner esas motosierras en los manillares de una moto. Por supuesto, podremos utilizar las armas en su forma original, aunque resultará menos divertido y, sobre todo, gratificante.
dead rising 2 graficos graficos dead rising 2
Por lo demás, la jugabilidad se mantiene similar a la ya vista en el original. Nuestro protagonista ganará habilidades con la subida de niveles y podrá realizar más combos cuerpo a cuerpo, así como correr más deprisa o llevar más objetos. Podremos acceder al mapa para descubrir nuestra ubicación y la del objetivo, así como repasar la lista de supervivientes y acontecimientos. Los que disfrutasen con el primer Dead Rising no tendrán problema alguno con los controles. Para los que jueguen por primera vez, tardarán poco en descubrir que las armas de fuego no sirven para nada. O Casi.

Por su parte, el mapeado ha crecido más de lo esperado y tendremos múltiples sitios que visitar. Esto, por desgracia, se traduce en un montón de pantallas de carga interminables, que le restan atractivo al título, aunque todo es cuestión de paciencia. Para hacer nuestro trayecto más cómodo, habrá vehículos en determinados puntos y una galería de metro subterránea que nos recordará al Parking del original. Evidentemente, tendremos otros transportes a nuestra disposición, como los monopatines o el mítico triciclo. Podremos interactuar con casi todos los objetos del enorme escenario y perderemos minutos y minutos comprobando el efecto que causa tal o cual arma en un zombie. Diversión y “gore” en estado puro.

MÁS ZOMBIES, POR FAVOR

Gráficamente, Dead Rising 2 es un título notable, que no alcanza en ningún momento la categoría de obra maestra, pero que cumple perfectamente con su cometido, que no es otro más que entretener y divertir. El modelado de los personajes está bastante definido y las texturas y la imagen se mantienen estables, sin molestar en ningún momento. El cambio visual con respecto a la primera entrega no es excesivo, aunque se han introducido los suficientes cambios gracias al paso del tiempo. Mención especial, claro está, para los escenarios que nos muestran hasta 3.000 zombies a la vez, con muchos modelos (aunque se repiten, pero se agradece el esfuerzo) moviéndose al unísono.
dead rising 2 jugabilidad
Por su parte, el escenario vuelve a ofrecer una cantidad de detalles importante, con objetos que parecen no ser interactivos y que, al acercarnos, nos sorprenden al ofrecernos la posibilidad de utilizarlos. En apariencia, Dead Rising 2 no ofrece un apartado gráfico espectacular, pero hay que saber ver más allá y descubrir que esa aparente sencillez visual se ofrece para conseguir un mayor número de cadáveres andantes en pantalla. Algo que todo fan del terror seguro que agradece.

Respecto al sonido, no podemos más que destacar la notable labor con la que se han recreado los disparos y colisiones de objetos. Se ha intentado reproducir con más o menos acierto sonidos reales o realistas, que en ocasiones nos llegar a producir sentimientos de repulsa, como en algunos desmembramientos. Esto, por supuesto, es muy positivo para la experiencia de juego. La banda sonora cumple con su función y no molesta en ningún momento, aunque los temas “heavys” que se oyen cuando luchamos con un psicópata nos pueden terminar sacando de nuestras casillas.

GORE ENTRE AMIGOS

Antes de terminar, no podemos dejar de hablar de los nuevos modos multijugador de los que hará gala Dead Rising 2. Bajo el título de “Terror is Reality” encontramos varios modos de juego salvajes, destinados a la competición entre usuarios, aunque siempre teniendo en los zombies a las víctimas de nuestros actos. Así, podremos meternos en una bola rodante gigante para ver quien consigue acabar con más muertos vivientes. Podremos calzarnos una cabeza de alce en la testa y derribar zombies hasta reventar, así como también podremos pilotar motos con motosierras incorporadas para derramar la sangre de estas horribles criaturas. Con cada victoria sumaremos puntos que podremos gastar en mejoras y objetos para el bueno de Chuck.
dead rising 2 armas combo armas combo dead rising 2
Para rematar la faena, Dead Rising 2 nos permite disfrutar del modo historia con un amigo, en un modo cooperativo que se ha convertido ya en toda una obligación. Si machacar zombies en solitario puede resultar divertido, hacerlo con otra persona puede ser colosal. Podremos engañar a los enemigos, tenderles trampas, atraerlos hasta nuestra posición para que el otro les vuele la cabeza y otras maravillas que podréis descubrir por vosotros mismos. Y, por si fuera poco, la posibilidad de probarnos “ropita” en las tiendas de Fortune City siempre está ahí. El terror y el humor de la mano. Dos conceptos que deberían asociarse más a menudo.

DEAD RISING 2-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, cambios y mejoras.

PÁGINA 2 – Bricomanía, apartado técnico y Multijugador.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Antonio López 24 | 09 | 2010