¡PONTE NANOTRAJE!

Sin duda lo que diría el alucinante Barney Stinson de la popular serie Cómo Conocí a Vuestra Madre, de encontrarse en la misma situación que Prophet en Crysis 3. La piedra angular y cimientos jugables del título que nos ocupa vuelven a ser el excepcional traje de combate en completa simbiosis con el protagonista, el cual puede endurecerse para soportar el fuego enemigo, o volverse completamente invisible si queremos pasar inadvertidos. Además, su visor permitirá mostrarnos la posición de cualquier amenaza y su grado de alerta, tener visión infrarroja y nocturna, así como piratear maquinaria enemiga, desactivar explosivos y abrir cerraduras a distancia, o dar enormes saltos e incluso lanzar objetos de enormes dimensiones a gran distancia.

crysis 3 xbox 360

Junto al enorme arsenal armamentístico que encontraremos, a destacar el Arco Depredador, podremos adaptarnos a cada situación dependiendo de a quién o qué nos enfrentemos, y desarrollar dichas habilidades para hacerlas más letales a base de módulos capaces de aumentar la velocidad con la que atacamos por la espalda, nuestra capacidad para absorber daño, o incluso el tiempo que podemos permanecer invisibles a ojos del enemigo entre otros ejemplos. Sin embargo tan encomiable virtud queda en evidencia al encontrarnos con que siendo invisibles y arco en mano seremos prácticamente invencibles ante una amenaza que, si bien tiene vista de lince, también hace gala de una inteligencia artificial muy discreta.

Da igual que nos descubran, con salir corriendo, parapetarnos y dejar que nuestro flamante nanotraje se recargue nuevamente, podremos desplazarnos cómodamente sin miedo puesto que el enemigo se centrará en el último sitio donde nos avistó. No entendemos cómo son incapaces de vernos a un palmo de distancia pese a que en nuestra condición de invisibilidad proyectamos sombras, o desplazamos el agua al movernos por ella. En definitiva seremos nosotros, los jugadores, quienes deberemos auto imponernos cómo afrontar los niveles para sacarles todo el jugo que sin duda el juego tiene, y que junto a su escasa duración completan los fallos a destacar.

Para suplir dichas carencias siempre podremos regodearnos en su modo multijugador, con una docena de mapas bien diferenciados y el ya habitual sistema de niveles por experiencia, personalización y adquisición de mejoras o equipamiento. No menos habitual resultan sus modos de juego, similares a los que podemos encontrar en cualquier otro juego del mismo género, y en el que destaca el asimétrico modo Cazador, en el que dos jugadores encarnan a soldados equipados con nanotraje y sus evidentes ventajas, mientras que el resto de jugadores pasan a ser fuerzas CELL encargados de abatirles.

DIFERENCIA PC-CONSOLAS

crysis 3 pc

Seguirán corriendo ríos de tinta ante la decisión de mantener la multiplataformidad por parte de Crytek (un parque de casi 150 millones de consolas es un bocado muy jugoso como para ser ignorado), pero sin duda podemos sentenciar que tanto en un PC de gama alta (I7, GTX 680 y 16GB de RAM DDR3) como en PS3 y Xbox 360 , son referentes gráficos sin duda alguna sobre todo en compatibles, donde con un equipo de esos que llamamos ‘pepinazo’ tal que los requisitos antes mencionados de micro, gráfica y memoria, se presentan como lo mínimo a mostrar de cara a los próximos años en materia de texturas, modelados, partículas e iluminación, pese a lo escaso de la interacción con lo mostrado en pantalla.

En lo que respecta a consolas, los alemanes han tenido que meter la tijera para embutir tan sobrecogedor despliegue gráfico en lo que no dejan de ser máquinas del 2005, y aún así el resultado sigue siendo excelente, codeándose a placer con desarrollos exclusivos como son Halo 4 o Killzone 3 en materia visual. Con todo, semejante despliegue gráfico repercute seriamente en la tasa de refresco, con una más que ajustada media de 25/28fps, y con más caídas de las que nos gustaría a 15/18fps, que afortunadamente no afectan en materia jugable.

CRYSIS 3-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y Apartado Técnico.

PÁGINA 2 – Jugabilidad.

PAGINA 3 – Conclusiones.

José Luis Fernández 06 | 03 | 2013