UNO PARA TODOS, Y TODOS PARA UNO

La única unidad en común entre todas las facciones y secciones es la llamada Oruga, nuestra unidad “nodriza” móvil, que se encarga de fabricar todas las restantes. Sí, has leído bien, en esta entrega creamos nuestras unidades sobre la marcha, ya que podemos (y debemos) mover la Oruga a los puntos más necesarios o menos arriesgados. Y es que, a pesar de ser bastante resistente, esta unidad puede ser destruida y sólo tenemos unas pocas más por ronda como reserva que solamente podemos hacer reaparecer en los puntos de regeneración de cada mapa, así que habrá que defenderla con cuidado.
command and conquer 4 ingame command and conquer 4 pc
Y ya que hablamos de reaparecer, precisamente es con este sistema y el de las secciones con el que Tiberian Twilight intenta dar otro tipo de juego estratégico. Como comentamos más atrás, al inicio de cada ronda escogemos la sección que queremos usar para un determinado mapa. Por suerte, podemos cambiar a otra sección si queremos o si el mapa lo requiere. Simplemente, tendremos que desmantelar (destruir) la Oruga y solicitar el despliegue de otra nueva, escogiendo la sección que prefiramos (ataque, defensa o apoyo). Eso sí, recordando que tenemos un número muy limitado de despliegues.

Este sistema, que además de nuevo parecía bastante interesante a nivel estratégico, es el que en la práctica ha bajado el nivel de este Command & Conquer, ya que viene acompañado de otra medida nada típica de la saga como la limitación de unidades que podemos crear y tener en activo simultáneamente. EA intenta con esto darle al juego un ritmo más dinámico y, quizá, menos centrado en la gestión y más en la acción para así evolucionar hacia un estilo más arcade, descartando por completo la gestión en profundidad tan típica de las anteriores entregas.

A pesar de esta “simplificación”, ronda tras ronda recibiremos experiencia al más puro estilo RPG con la que tendremos nuevas unidades o nuevas “perks” o habilidades que podemos usar en la partida, como la posibilidad de solicitar bombardeos aéreos contra objetivos enemigos o reforzar la armadura o puntería de nuestras unidades. Otra forma más de acentuar ese dinamismo buscado por EA.

ENFRENTADOS EN LA RED

command and conquer 4 gameplay
Además de la campaña (notablemente corta a pesar de poder jugar en el bando del Nod o de la GDI), el modo para un jugador se ve completado con escaramuza, en el que nos enfrentamos a cinco generales controlados por la IA en una batalla por capturar los puntos de control del mapa sin ninguna necesidad de una épica historia de fondo.

Pero donde realmente logra lucirse este Tiberian Twilight es en los modos multijugador, donde disfrutaremos del ya esperable modo enfrentamiento, muy similar al de escaramuza pero con jugadores humanos en vez de IA. Tampoco debemos olvidarnos del modo cooperativo, tal vez el eje central de esta entrega, ya que las misiones parecen haberse diseñado específicamente para este modo por el transcurso de las mismas. De hecho, podemos ver un mismo acontecimiento desde el punto de vista de cada uno de los dos bandos.

Si bien el modo online está bien implementado (nada más arrancar el juego entramos en una sala de chat general donde encontrar adversarios o compañeros), lo que realmente fastidia es la obligación de estar conectados para jugar. Sí, aunque no quieras jugar on-line necesitas una conexión permanente a Internet. Lo que en EA han visto como un buen sustituto de las tradicionales medidas DRM de verificación de disco, se convierte en toda una pesadilla para el jugador típico de los juegos de estrategia.
command and conquer 4 graficos command and conquer 4 jugabilidad
Con este sistema se acabó el jugar fuera del alcance de tu router, red Wi-Fi, módem 3G o dispositivo similar. Si no tienes conexión a Internet, o por algún problema técnico se corta, no puedes seguir jugando aunque estés en medio de una partida del modo campaña para un jugador. Algo totalmente ilógico que asume, erróneamente, que todos los jugones cuentan con una conexión a Internet (ya sea fija o en movilidad) y restringe totalmente el uso a aquellos momentos en los que tengamos acceso a una. Es decir, olvidaros de usar Tiberian Twilight con vuestro portátil en pleno vuelo o en otras condiciones similares.

COMMAND & CONQUER 4: TIBERIAN TWILIGHT-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Modos de juego.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Ernesto J. Perez-Durias 08 | 04 | 2010