GRÁFICOS DE ALTURA

Colin McRae: DiRT 2 utiliza una evolución del motor gráfico EGO, responsable del apabullante apartado visual de Race Driver GRID. No obstante, ha sido pulido para poder sacar todo el jugo a los sistemas de entretenimiento actuales. El resultado: un apartado gráfico espectacular, donde las detalladas texturas editadas para los vehículos y escenarios se complementan a la perfección con un impresionante motor de iluminación. Gracias al uso intensivo de efectos como el HDR, la iluminación dinámica con Self-shadowing, la aplicación de Lens Flare y la sobresaturación de la gama cromática en determinados momentos, Codemasters ha conseguido un apartado visual realmente sorprendente. La inclusión de un más que decente Anti-aliashing (que minimiza los dientes de sierra) y de variados sistemas de partículas, son posiblemente los responsables de que la tasa de fotogramas por segundo se haya definido en 30. Una cifra que, pese a ser canónica en esta generación de consolas, resulta algo escasa dentro de un género que cuenta con referentes como Gran Turismo 4: Prologue.
dirt 2 xbox 360dirt colin
Por un lado, las superficies están creadas con todo lujo de detalles: el modelado y texturizado de los escenarios responden a unos cánones de resolución envidiable. Por otro, los vehículos cuentan con una maya poligonal que esconde todo tipo de superficies escalonadas, pues las transiciones entre vectores quedan totalmente ocultas tras un diseño francamente envidiable. La utilización de mapas especulares y texturas de alta definición, permite que las carrocerías de cada vehículo reflejen el escenario y los elementos secundarios que lo conforman. Además, se muestren plagadas de pegatinas y complementos, lo que potencia la vistosidad del título. Asimismo, el motor de daños incluido en el juego y el sistema de físicas que maneja, son los responsables de que, con cada impacto que reciba nuestro coche, vaya deformándose de forma realista, siendo presa de la suciedad y los arañazos que se acumulan después de varios accidentes consecutivos.

Los recorridos son variados y realistas por momentos, y espectaculares y algo efectistas en algunas ocasiones. En cualquier caso, en ningún tramo dará la sensación de que están vacíos, pues cuentan con multitud de detalles y una distancia de dibujado considerable, que evita la generación excesiva de elementos en la lejanía. Especial mención demanda la representación de los distintos efectos atmosféricos y la vistosidad de los circuitos a diferentes horas del día, con una interpretación de la lluvia y unas carreras nocturnas francamente espectaculares.

SIENTE EL FRENETISMO DE LA COMPETICIÓN

dirt mcrae
Es posible que su apartado jugable logre elevados niveles de diversión. No nos cabe la menor duda de que, teniendo en cuenta la cantidad de elementos que maneja al mismo tiempo, Colin McRae: DiRT 2 exhiba uno de los mejores apartados gráficos del género. Gracias a sus variados modos de juego y las posibilidades online que facilita, es obvio que tendremos videojuego para rato. Sin embargo, ninguno de estos factores llega al nivel del que, a todas luces, es el más impresionante de esta fantástica producción: su apartado sonoro. A la tremenda librería de sonidos que Codemasters diseñó para DiRT, se une todo un elenco de nuevos efectos para conseguir un objetivo esencial: transmitir todo el realismo de esta disciplina deportiva al jugador, teniendo en cuenta que el apartado sonoro de un videojuego de estas características, es tan esencial como el gráfico para conseguir una ambientación creíble e inmersiva.

El sonido de la gravilla al impactar en el guardabarros, la lluvia golpeando contra el parabrisas, los cristales rompiéndose en mil pedazos tras un violento impacto… Cada acción física tiene su reacción sonora en Colin McRae DiRT 2. Obviamente, esto es totalmente necesario y no supone ninguna novedad respecto al resto de videojuegos de conducción. Lo que realmente sorprende es el realismo, la variedad y la calidad de sonido que atesora cada uno de los efectos de esta producción. Por poner un ejemplo, para un simple choque contaremos con decenas de posibilidades sonoras. Lo mismo ocurre en la representación del ruido de la lluvia o la interpretación acústica del sonido de los neumáticos sobre las distintas superficies. Teniendo en cuenta que, en una misma situación, pueden conglomerarse cientos de efectos diferentes para describir una misma escena, la espectacularidad gráfica del título se complementa de forma absoluta con una ambientación sonora impecable. Simple y llanamente, uno de los mejores apartados sonoros que hemos tenido la oportunidad de disfrutar en la presente generación de consolas.

Junto a ello, una buena selección de temas musicales ambienta la navegación por los espectaculares menús del juego, potenciando de forma dinámica cada uno de los subapartados que componen su estructura. La selección de temas es muy acertada, combinando géneros como la música electrónica o el rock de manera excelente. Grupos como The Quemist, Queens of Stone Age o Friendly Fires serán los encargados de ambientar los largos periodos de tiempo que pasaremos en los menús o en las pantallas de carga. Aunque el título mantiene un nivel elogiable en todos sus aspectos, si tuviéramos que escoger una faceta como la más sobresaliente, sin duda alguna seria la sonora.

Posiblemente estemos ante uno de los simuladores de conducción más completos de la generación. Su perfectamente calibrada condición de arcade combinada con toques de simulación, unida a la impresionante puesta en escena del título y la más que conseguida sensación de espectáculo que confiere en cada prueba, hacen de Colin McRae: DiRT 2 un juego totalmente recomendable para los amantes de la conducción. Aquellos que simplemente buscan una experiencia frenética y divertida a partes iguales, disfrutarán de este videojuego con la misma intensidad. Es posible que la versión 2.0 de esta famosa franquicia sea la que más se acerca a la simulación realista de esta disciplina deportiva. No obstante, Colin McRae: DiRT 2 supone una de las más completas experiencias automovilísticas de la presente generación. Afirmar esto, teniendo en cuenta la competencia que hay dentro de este género, es decir mucho.

LO MEJOR

-Su apartado técnico (gráfico y sonoro).
-La variedad del modo Gira DiRT.
-Su equilibrio entre juego arcade y simulador.

LO PEOR

-La ausencia de modo multijugador a pantalla partida.
-Las cargas y el tiempo que dedicamos a la navegación por los menús.

ANÁLISIS DE COLIN MCRAE: DIRT 2 – ÍNDICE

PÁGINA 1- Introducción

PÁGINA 2- Jugabilidad y Desarrollo

PÁGINA 3- Apartado Técnico

Sergio Melero 22 | 09 | 2009