MULTIJUGADOR COMPETITIVO

Llegamos a la que, posiblemente, sea la razón principal del éxito comercial de esta franquicia. Black Ops ofrece un multijugador online competitivo muy similar al visto en Modern Warfare 2. ¿Podemos considerar esta falta de originalidad algo negativo? No, si tenemos en cuenta que es precisamente este modo online el que ha hecho de la franquicia una superventas a nivel internacional. Por supuesto, Treyarch ha incorporado algunos elementos nuevos, para que el usuario experto en estas lides encuentre algunas novedades.

Las opciones de personalización de nuestro soldado en las partidas multijugador se mantienen, ganando experiencia con la consecución de muertes (virtuales) que posteriormente podremos gastar en mejoras para nuestras armas. Podremos seleccionar dos tipos de armas principales y cargar con ellas, consiguiendo al final el personaje que más se adapte a nuestras preferencias para el combate con otros usuarios. Además de esto, podremos canjear puntos Call of Duty para conseguir impresionantes ventajas. Las armas secundarias (minas, granadas, etc.) también serán seleccionables.

Los modos de juego que vemos no aportan novedad al sector, aunque eso poco importa cuando tienen la capacidad de pegarnos a la pantalla o al monitor durante horas. Duelo por equipos, Tomar la Bandera y similares serán nuestras opciones de partida, con nombres que hacen innecesario una explicación detallada de los objetivos pertinentes. Mención especial, como no podía ser menos, para el coche teledirigido explosivo, una maravilla que aterrorizará a los odiosos “camperos” que siempre pueblas los mapas. Mapas que, por otra parte, ganan en tamaño y detalles, consiguiendo sorprender en muchos aspectos, tanto visuales como estratégicos.

MULTIJUGADOR COOPERATIVO

Es en este punto donde encontramos la diferencia principal con Modern Warfare 2. Treyarch ha vuelto con sus zombies nazis y para ello ha dejado de lado las Operaciones Especiales. ¿El resultado? Un divertido y genial modo de juego que nos aportará horas de risas, con un estilo desenfadado y muy acertado. Podremos aniquilar a las hordas zombies en solitario, con un amigo a pantalla partida o de forma online, dando así al usuario opciones para todos los gustos.

La jugabilidad será similar a la ya vista anteriormente en World at War, con un grupo de supervivientes (hasta cuatro) encerrados en un especio cerrado que irán ganando puntos o dinero por cada muerto viviente eliminado y cada barricada reconstruida. Esos puntos podrán gastarse en armas, que harán más fácil nuestra supervivencia. Mención especial para la misión ambientada en el Pentágono, que hará las delicias de medio mundo, posibilitando encarnar al mismísimo Fidel Castro o a los presidentes norteamericanos Kennedy y Nixon.

SORPRESAS Y EXTRAS

Si con todo lo anteriormente mencionado no fuera suficiente (creednos, da para muchas, muchísimas horas de juego), Treyarch ha tenido a bien incluir algunos huevos de pascua o “easter eggs” que nos alegrarán el día. De entre todos ellos destaca Dead Ops Arcade, una suerte de aventura retro con vista aérea que nos enfrentará con decenas de zombies en diferentes escenarios. Este añadido resulta sobresaliente, aportando más horas de diversión, algo que los usuarios agradecerán y, esperemos, se convierta en algo habitual dentro de los juegos con más éxito, premiando así a su fieles usuarios.

Black Ops se dibuja, indudablemente, como el gran éxito comercial del año. Nadie duda ya del tremendo tirón que la franquicia Call of Duty tiene, superando con creces la recaudación de la gran mayoría de películas de Hollywood de los últimos años. Aunque lanzar un juego de forma anual puede suponer un riesgo para cualquier saga, Activision ha encontrado la formula del éxito alternando estudios de desarrollo con grandes profesionales. Su disputa con Infinity Ward puede acarrear problemas con la subsaga Modern Warfare, por lo que seguro se están frotando las manos ante el gran juego creado por Treyarch.

Nosotros, como usuarios, no debemos preocuparnos. Vamos a tener Call of Duty para rato y, a las malas, siempre podremos hacernos con los contenidos descargables que, con toda seguridad van a llegar al mercado. El género “shooter” pasa por su mejor momento y, aunque en ocasiones nos quejamos por la falta de originalidad en el mismo, lo cierto es que nos olvidamos de todo cuando encendemos la consola y comenzamos a disfrutar con la campaña o el multijugador. El público objetivo al que va destinado Black Ops defenderá la producción a capa y espada, algo de lo que pocas franquicias pueden alardear.

CALL OF DUTY: BLACK OPS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción e historia.

PÁGINA 2 – Apartado técnico y jugable.

PÁGINA 3 – Multijugador.

PÁGINA 4 – Conclusiones.

Antonio López 17 | 11 | 2010