Tras un buen puñado de años a sus espaldas, la franquicia Call of Duty regresa por enésima vez de la mano de Activision y su segunda desarrolladora, Treyarch, para tratar de reafirmarse y mantener el puesto honorífico del mejor shooter de todos los tiempos ante la legión de seguidores que año tras año disfrutan de la franquicia y le otorgan este importantísimo puesto en sus colecciones, aunque este año la voraz competencia que está apareciendo en el género de la acción en primera persona no se lo pondrá nada fácil. Llegó la hora de comprobar si la franquicia Call of Duty sigue tan en forma como antaño o, por el contrario, no dispone de la munición suficiente como para hacer frente a todos los grandísimos shooters que están apareciendo en el mercado.

APARTADO TÉCNICO

Comenzaremos el análisis del juego centrándonos en lo primero que nos llamará la atención nada más ponernos a los mandos: el apartado visual. Un año más descubrimos que nos encontramos ante exactamente el mismo motor gráfico, el recurridísimo Havok, herramienta con la que lleva trabajando la franquicia desde hace seis años algo que, a estas alturas de la generación, comienza a pasarle factura al acabado general del título, donde podremos observar que, por ejemplo, las texturas ya no tienen un acabado tan pulido como en otros títulos de acción en primera persona (FPS) que han sido lanzados durante este mismo año, como por ejemplo Halo 4, aunque esto no implica que el apartado gráfico del título deje de ser bastante impresionante, pero si da la sensación de que tecnológicamente se encuentra bastante menos avanzado.

Si bien es verdad que en Treyarch se han encargado de realizar algunas mejoras en este aspecto, es evidente que una tecnología con tanto tiempo de vida poco puede dar más de sí, y este Call of Duty es una buena prueba de ello. Cabe destacar que la tasa de fotogramas por segundo ha sido uno de los detalles mejor cuidados en este apartado, y pese a que en algunos momentos del modo campaña sufriremos alguna que otra ralentización mientras jugamos, por lo general la tasa siempre se encontrará alrededor de los 60 fotogramas por segundo, lo que se traduce en una fluidez y velocidad de juego bastante sorprendentes.

Por otra parte, en el apartado musical, nos encontramos con una buena banda sonora que se centra en dos géneros principales que casan bastante bien con la temática del producto, como son el rock, para las misiones que se desarrollan en 1986 y el dubstep para la parte del juego en la que controlaremos al hijo de Alex Mason, en 2025. Además, en lo que acontece en este apartado, podremos disfrutar de un doblaje de primer nivel con Jordi Mollá como estandarte principal de la versión en castellano del juego, quien ha realizado un excelentísimo trabajo doblando la voz a Raúl Menéndez, el villano principal de esta entrega.

EL MULTIJUGADOR ES LA ESTRELLA

Una vez a los mandos de Black Ops II podremos observar que el juego, al igual que en las últimas ocasiones, dispone de tres vertientes bien diferenciadas, multijugador, campaña y zombis, entre las que podremos escoger libremente (e incluso marcar una de ellas como predeterminada) antes de comenzar la acción. Sorprendentemente, pese a los esfuerzos de la compañía por ofrecer una campaña superior a lo anteriormente visto en otras ediciones, el primer modo de juego al que podremos acceder será el modo multijugador.

black ops 2 xbox 360

Podremos jugar partidas locales de hasta cuatro jugadores y partidas online de hasta 12 participantes en los ya clásicos modos de “Batalla por equipos”, “Deathmatch”, “Capturar la bandera” y “Baja confirmada”, además de disponer de los modos “Guerra terrestre”, donde disfrutaremos de un combate por equipos a gran escala (hasta 18 jugadores), “Multiequipo”, en el que viviremos intensos enfrentamientos entre varios equipos de tres jugadores, “Dominio”, donde tendremos que capturar o defender una de las bases, o “Demolición”, donde encontraremos un interesante duelo en el que tendremos que colocar explosivos en la base rival mientras evitamos lo propio con la nuestra.

También encontramos “Punto caliente”, donde tendremos que ir capturando y manteniendo ciertos puntos del mapa para puntar y, por último, “Buscar y destruir”, una batalla por equipos donde tendremos que destruir varios objetivos y la reaparición no está permitida. Además, estos modos son accesibles tanto en modo “Partida pública”, como en “Partida personalizada”, así como en el nuevo formato de “Juego en Liga”, el cual viene a sustituir a las antiguas “Partidas Clasificadas”, dejando escoger a los jugadores entre dos tipos de Ligas clasificadas por el nivel de habilidad de sus participantes. Por si todo esto fuese poco, se han añadido nuevas armas, un nuevo sistema de perks y mucho contenido desbloqueable a través de desafíos que nos propone el propio juego (mucho más asequibles que en Modern Warfare).

CALL OF DUTY: BLACK OPS II-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Apartado Técnico y Multijugador.

PÁGINA 2 – Campaña Principal y Modo Zombis.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Juanjo_Dante 19 | 11 | 2012