Su primera entrega sorprendió a propios extraños aunando elementos propios de la acción en primera persona, el rol y características únicas de juegos cooperativos para conformar una de las nuevas franquicias más interesantes de la generación. Y, para colmo, lo hizo con una historia cargada de sentido del humor, con momentos tan surrealistas ante los que resultaba imposible no soltar una carcajada.

Gearbox, padre de la criatura, sabía de la importancia que tenía ofrecer una segunda entrega aún más salvaje, más cachonda y con mucho más contenido y variedad de situaciones para el jugador. Así, nos llega Borderlands 2, dispuesto a abrirse un hueco importante dentro de un océano de sagas más asentadas. El objetivo era hacer una segunda entrega más grande y mejor. Y desde luego que lo han conseguido. Volvemos a Pandora (y no a la de James Cameron).

BUSCADORES DE LA CÁMARA

La historia comienza un tiempo después del final de la primera entrega. Tenemos a nuestra disposición a cuatro nuevos personajes, cada uno con sus habilidades especiales. La cosa comienza fuerte, con la propia Gearbox reconociendo que el final del título original fue poco menos que una decepción, riéndose de su error y demostrando haber aprendido del pasado. Para ellos nos regala una escena de introducción muy parecida a la de la obra primigenia y tarda poco en meternos en faena.

El título sigue apostando por la cooperación, por lo que resulta altamente recomendable el juego online. Dos jugadores garantizan diversión, tres nos darán momentos míticos y si conseguimos juntar a cuatro alcanzaremos el clímax cuando la situación se salga de madre. Y es que, como no podía ser de otra manera, Borderlands 2 mantiene intacto su sentido del humor negro, hiperviolento y muy sin vergüenza, bien aderezado por una historia de larga duración, que además va acompañada por una interesante cantidad de misiones secundarias.

Y es que el lema de la propuesta de Gearbox es, podríamos decir, “más grande y más todo”, por lo que aquellos aspectos que en el original cojeaban en esta ocasión se han intentado subsanar. Para ello tendremos una mayor variedad de objetivos que intentar superar, así como una grandísima cantidad de armas que conseguir. El juego en solitario es perfectamente posible, aunque bien cierto es que la diversión no es la misma y que determinados momentos pueden ser bastante complicados de superar con un único personaje.

Como hemos comentado, tenemos cuatro nuevos personajes a nuestra disposición. Por una parte encontramos a Salvador, un tipo de armas tomar con el que podremos atacar a lo bestia, incluso portando dos armas a la vez. Zero será el personaje sigiloso y que mejor uso hará de los ataques a distancia o por la espalda, mientras que Axton será el personaje con el que podremos atacar usando armas de fuego mientras utilizamos coberturas. Por último tenemos a Maya, la chica del cuarteto, que utiliza sus poderes psíquicos para nuestro beneficio. En realidad, los cuatro personajes son, según sus habilidades, muy similares a los del primero título, pero consiguen tener su propio carisma. Y, tranquilos, que los potagonista del primer título también tendrá su momento de gloria en Borderlands 2.

EXPLORANDO PANDORA

Además de un sentido del humor muy particular, Borderlands 2 se caracteriza, como ya lo hizo su primera parte, por ofrecer una duración extensa, que hará las delicias de los aficionados. Y es que el título ofrece la cantidad suficiente de contenido como para mantenernos ocupados durante horas. Si a esto sumamos la posibilidad de utilizar a los cuatro personajes diferentes para terminar la campaña principal otras tantas veces, descubrimos una duración más que perfecta para un título de estas características.

borderlands 2 pc

A las misiones principales debemos sumar todas las secundarias. Algunas serán más fáciles que otras, además de ser variadas entre sí, lo que garantiza una mejor experiencia. En conjunto tenemos unas 30 horas de juego garantizadas, donde lo más divertido es olvidarse por un rato de la campaña principal (superior a la de la primera entrega) para adentrarnos en las desfasadas misiones secundarias. La línea de dificultad ha sido bien planteada y viviremos momentos, sobretodo conforme vayamos avanzando en la trama, bastante duros de superar.

Nuestro personaje podrá mejorar según vaya subiendo de nivel con la experiencia obtenida al completar misiones o eliminar enemigos, lo que nos permitirá investigar su árbol de habilidades. La jugabilidad es la propia de un shooter en primera persona, con un gran inventario a nuestra disposición, hasta cuatro armas equipadas en los botones de acceso rápido y un menú de opciones que demuestra la profundidad del título más allá de la acción y los tiroteos. A todo lo anterior conviene sumar la presencia de varios modos online cooperativos (aunque la propia campaña ya lo es) y, por supuesto, la conducción de vehículos, otro de los elementos característicos de la saga.

BORDERLANDS 2-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción y jugabilidad.

PÁGINA 2 – Apartado Técnico.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Antonio López 18 | 09 | 2012