CONCLUSIONES



BloodRayne es un título notable que vampiriza varios géneros para aglutinarlos en una experiencia jugable de lo más llamativa. Puede que recuerde a algunos títulos de la saga Castlevania -aunque ni mucho menos a los últimos de desarrollo más o menos libre-, además, ha sabido aglutinar en un mismo paquete algunos temas con cierto componente pop. Nuestra chica ha visto como sus facciones se feminizaban al estilo oriental para adaptarla a los dogmas del nuevo diseño del título con acierto. También se ha visto potenciado con un apartado técnico digno de admirar, llamativo, reluciente y violento de una manera bella; aunque a decir verdad no dejemos de recordar las ambientaciones de otros títulos actuales que en su mayoría son descargas digitales como Limbo o el excelente Outland.

Novedoso en el sentido práctico, utilizando su mecánica de juego para dotarlo de un aura única e intransferible no es. Apuesta por un desarrollo de acción en dos dimensiones, utilizando combos y secretos escondidos en el escenario como principal forma de distraernos, pero no va más allá. Las aventuras originales de Rayne no eran, ni mucho menos, portentos técnicos, tampoco jugable, pues en muchas ocasiones su control era más que deficiente, pero tenían algo: carisma frente a sus rivales, amor por la serie B -vampiros y nazis, palabras mayores para el género-.

Por el contrario, Betrayal es un digno juego de acción lateral, con un cuidado apartado técnico y con una jugabilidad equilibrada, que resulta un excitante desafío. Es, a fin de cuentas, un juego en el que se perciben sensaciones contrarias a los originales que nacieron en el 2002, cuidado y depurado. Tristemente se ha dejado por el camino el germen por el que BloodRayne sigue siendo una saga querida por los jugadores, su carisma.

LO MEJOR

– Todo el apartado artístico, bello y violento
– Su jugabilidad está bien equilibrada.
– Supone un reto para los jugadores, no es un juego fácil.
– Los combates están dotados de un componente táctico interesante, pese al dominio de la acción.
– Más largo que la media de juegos descargables.

LO PEOR

– Pierde parte del “aura” de los originales, más brutos, toscos y también encantadores.
– Su protagonista “no” es Rayne, es una chica que se le parece y se ha vestido de anime romántico.
– El juego está falto de posibilidades de combate.
– Recorrer los escenarios, a mitad de la aventura, puede resultar más tedioso de lo esperado.
– No intenta diferenciarse de las propuestas del género de las que toma referencias.

BLOODYRAYNE: BETRAYAL-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

Adrián Hernán 23 | 09 | 2011