The Dark Eye es una franquicia de juegos de rol alemana, creada allá por el año 1984. En ella, los jugadores daban forma a los personajes y aventuras, basándose en un libro de reglas. De este tipo de juegos, es de todos conocido el mítico Dungeons & Dragons, del cual se han creado multitud de videojuegos, al igual que la franquicia de la que hoy hablamos, con las famosas sagas Drakensang, Blade of destiny o Memoria, entre otros.

Blackguards 2 vuelve con mucha más historia

El pasado año pudimos disfrutar de Blackguards, un interesante título que sumergía al jugador en una apasionante partida de rol de mesa animada, el cual ganó muchos seguidores por su mecánica de juego.

LA VENGANZA DE CASSIA

Daedalic Enterainment nos ofrece la segunda parte de Blackguards, el cual nos sumergirá de nuevo en las tierras de Aventuralia, con un juego de rol por turnos que sigue la estructura de su predecesor, añadiendo nuevos elementos que harán pasar momentos muy entretenidos a los amantes de este tipo de juegos.

La historia continua a la de su predecesor, con la noble Cassia encerrada en unas laberínticas mazmorras a su suerte, rodeada de Corapias, unas arañas gigantes que no dudarán en picar a nuestra protagonista, hasta el punto de volverla un tanto loca y deforme, llegando a convertirla en hermana de las venenosas criaturas.

Blackguards 2 recolecta los anteriores personajes

El tiempo de privación de libertad de Cassia hace que esta trace un plan para vengarse de Marwan y conseguir el trono. Para ello deberá salir de su cautiverio y formar un grupo de grandes guerreros y mercenarios, con el fin de conquistar y extender su poder por el reino.

Y así será como empezaremos, intentando buscar una salida de las mazmorras, para luego ir a reclutar personajes conocidos en la anterior entrega, tales como, Zurbaran el mago, Takate el gladiador y Naurim el enano.

CONQUISTANDO TIERRAS

Si en la anterior entrega nos movíamos por un mapa de misiones para seguir la historia, en esta ocasión, el mapa será de conquista, debiendo ampliar nuestro control por el mismo, lo cual nos permitirá acceder a sus ciudades, con sus tiendas y mejoras para nuestros personajes.

Existen dos fases de juego, en la primera se nos presentará una escena de la ciudad o campamento donde nos encontremos, pudiendo acceder a tiendas, entrenamiento, conversaciones, o bien utilizar los puntos de experiencia adquiridos en anteriores misiones, con el fin de mejorar a nuestros héroes. La siguiente fase consistirá en seleccionar una zona del mapa para acceder a un campo de batalla. Aquí podremos elegir los héroes principales que llevaremos a la lucha, así como un máximo de 10 combatientes en total, dependiendo del tipo de lugar al que vayamos, ya que en ocasiones se nos permitirá llevar solo un héroe principal y algunos mercenarios o bien varios héroes principales y un mayor número de mercenarios, según transcurra la línea argumental.

El mapa nos ayudará a elegir las zonas

El sistema de juego en cada nivel se basa en el emplazamiento de nuestros efectivos en un punto del terreno de juego, como si de un juego de tablero se tratase, para luego comenzar la partida. En cada turno podremos mover a nuestros personajes un número limitado de hexágonos o bien realizar acciones de ataque, lanzamiento de hechizos o rotura de objetos (volcar una pila de cajas para entorpecer la marcha de nuestros adversarios, romper objetos para poder pasar al otro lado, etc.), entre otros.

LUCHAR O ESCAPAR

Habrá niveles en los cuales se nos dará la oportunidad de preparar el terreno con trampas, ya que nuestra misión consistirá en huir de una horda de enemigos cuyo fin es el de acorralarnos y acabar con nosotros. En estas ocasiones deberemos intentar evitar enfrentamientos, agudizando nuestro ingenio para salir indemnes del terreno de juego.

Cada uno de los personajes dispondrá de un árbol de habilidades, el cual podremos ir mejorando de cara a un nuevo combate, pudiendo realizar golpes más contundentes, esquivas, aumentar la resistencia o bien utilizar o mejorar algún que otro hechizo.

Lo interesante de este título reside en la posibilidad de ir aumentando el poder de nuestros personajes, especializando a cada uno de los mismos con el manejo de diferentes tipos de armas, aprendizaje de diferentes golpes y otras habilidades pasivas que nos permitirán hacer frente a las diferentes misiones de las que consta el juego, el cual puede mantenernos más de 40 horas para llegar al final del mismo.

MI TESORO

En nuestro camino podremos encontrar cofres, los cuales nos aportarán dinero para la compra de nuevos objetos de inventario, e incluso nuevos objetos, aunque para recibir estas recompensas, deberemos salir victoriosos de la misión en la cual nos encontremos, tras la cual, aparte de puntos de experiencia, se nos dará también algunas recompensas.

El combate sigue siendo el protagonista en Blackguards 2

Tendremos a nuestra disposición diferentes armas y objetos, así como armaduras y ropas, las cuales modificaran nuestros puntos de personaje, lo típico en todo juego de rol que se precie, aunque en esta ocasión, la experiencia rolera tiene una marcada importancia, al tener que gestionar con cabeza cada una de las acciones que realicemos, sobre todo al nivel de la personalización de cada uno de los personajes disponibles a lo largo del juego, de cara a una buena táctica en el campo de batalla.

UN POCO MÁS DE LO MISMO

Se ha mejorado el aspecto gráfico del juego, aunque sigue con una estética muy similar a su predecesor. Se echa en falta en ocasiones el poder rotar la cámara para visualizar mejor algún punto del mapeado ya que el interface sólo nos permitirá movernos de manera horizontal o vertical por el mapa y realizar una visión isométrica o cenital, según utilicemos la rueda del ratón.

Los entornos donde se desarrolla la acción poseen un buen acabado con texturas en 3d, dotándolos de profundidad y variedad, sin ser portentosos en conjunto, pero cumpliendo correctamente su cometido de principio a fin.

La música y los efectos de sonido cumplen su cometido, con una banda sonora aceptable y efectos correctos de golpes, explosiones y gritos. Las voces han sido dobladas al inglés, pudiendo seguir algunas conversaciones por su traslación escrita al español, aunque en alguna ocasión se han saltado algún párrafo, el cual nos salta en la lengua de Shakespeare descolocando al visualizarlo en pantalla.

Siguen existiendo algunos de los fallos heredados de la primera entrega de esta saga, sobre todo en la IA de los enemigos, los cuales realizan en ocasiones movimientos inexplicables. Existen además algunos pequeños problemas al intentar realizar una selección de un personaje cuando se acumulan unos cuantos en un punto concreto, todo ello debido en gran medida a la falta de rotación de la cámara, lo cual nos impide ver con claridad, volviendo tosca dicha selección.

CONCLUSIÓN

La historia es entretenida e interesante, pero el esfuerzo se ve más enfocado a ofrecernos muchos niveles diferentes donde dar rienda suelta a los combates, así como a la mejora de nuestros personajes, lo cual no desmerece para nada a este título, ofreciendo a los amantes de este tipo de juegos horas y horas de diversión.

Teniendo en cuenta que sólo ha pasado un año desde el lanzamiento del primer Blackguards, podemos decir que esta segunda entrega expande un poco más el mundo de The Dark Eye, aunque se podría haber trabajado un poco más con la base principal de la idea del juego, con el fin de ofrecer un producto final más renovado, el cual hubiese sido más contundente para el usuario final.

Como conclusión, animaros a probar un juego muy entretenido tanto para quienes ya jugaron su anterior entrega como para aquellos que decidan embarcarse por primera vez en esta modalidad de juegos de estética medieval. La horas os pasarán volando, eso os lo garantizamos.

LO MEJOR

  • Horas de diversión.
  • Rol para los amantes de los juegos por turnos.
  • Muchas opciones de personalización de personajes.

LO PEOR

  • Algunos fallos de IA.
  • Puede hacerse repetitivo a la larga.
  • La falta de rotación de la cámara.
Luis Martinez 29 | 01 | 2015