CONCLUSIONES

binary domain review

Binary Domain cumple con lo que ofrece con meridiana soltura, aunque sin alardes de ningún tipo. Alterna en demasiadas ocasiones detalles de mucha calidad con otros no tan bien resueltos, sin que en ningún momento las virtudes alcancen la excelencia ni los defectos caigan en la mediocridad. El extremo más apreciable del conjunto reside en su apartado sonoro; con unos efectos sobresalientes y un doblaje al castellano absolutamente lamentable, mientras que por medio recae una banda sonora de la que no recordaremos ni un compás tras apagar la consola.

A nivel gráfico y de diseño tampoco dispondrá de muchos momentos en los que exclamar ‘¡Wow!’ más allá de ciertas batallas contra gigantescos engendros robóticos y la táctica a seguir para tumbarlos. Y en el plano jugable tres cuartas de lo mismo: pequeños matices para endulzar una mecánica bien exprimida en lo que llevamos de generación, lo que en algunos momentos tenderá a la reiteración pese a tener dosificadas secuencias y soplos de aire fresco, en forma de huidas prolongadas en las que deberemos evitar chocar contra los objetos, manejar a un enorme robot, etc.

En definitiva, un juego al que merece la pena darle una oportunidad, ya que los poco empachados aún con el género podrán disfrutar de la misma manera que los más acérrimos aficionados a los juegos de disparo en tercera persona. Eso sí, estos últimos siempre en el modo difícil para sacarle el jugo, y en caso de dominar la lengua de Shakespeare, con voces en inglés para evitar el horrible doblaje que se gasta. Una vez acabado el modo principal, su vertiente online dará la oportunidad de alargar la vida del disco un poco más, ya sea con sus modos competitivos o con un cooperativo ideal para rejugar la campaña.

LO MEJOR

– Gran argumento y diálogos memorables.
– Otra muestra más de que Japón sigue espabilando, para recuperar el terreno perdido en la producción de videojuegos.
– La capacidad de los robots para seguir disparando pese a las mutilaciones que les ocasionemos.
– Frenético e ideal para descargar el estrés a base de tiros.
– Convergencia de virtudes propias de occidente y oriente…

LO PEOR

– …aunque también presenta errores de ambas filosofías de desarrollo.
– Pese a no cometer fallos de bulto, tampoco destaca en nada.
– Un doblaje al castellano completamente prescindible.
– En ciertos tramos se vuelve un tanto repetitivo.

BINARY DOMAIN-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, historia e influencias.

PÁGINA 2 – Apartado Técnico y jugable.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

José Luis Fernández 15 | 03 | 2012