La gran apuesta de Electronic Arts por el ‘shoooter’ en primera persona ya está disponible en medio mundo y ha tardado muy poco en convertirse en todo un acontecimiento para la industria del videojuego. Ahora que la acción en primera persona es el género predominante dentro de los mercados y que el usuario medio prefiere un modo multijugador completo y largo a una campaña densa y estimulante, Battlefield 3 aterriza dispuesto a reclamar lo que es suyo.

Aunque la versión para PC es la que los amantes de la saga más esperan, en JuegosdB sólo hemos podido acceder, por el momento, a la versión para consolas del título desarrollado por DICE. PS3 y Xbox 360 dan lo mejor de si mismas para mover una bestia gráfica que dejará a los amantes de la acción muy satisfechos, especialmente por su vertiente multijugador, el exponente principal de la obra, que deja pequeña la campaña en comparación. Sea para la plataforma que sea, esta claro que Battlefield 3 supone un lanzamiento importante y en este análisis veremos sus principales aciertos y defectos. Pasen y vean.

REALISMO VS ESPECTÁCULO

Imagen del análisis de Battlefield 3
Aunque a estas alturas resulta imposible no conocer algunos detalles de Battlefield 3, habrá quien no haya tenido relación previa con la franquicia, por lo que sorprenderá la búsqueda del realismo frente al sentido del espectáculo, ingrediente principal de la competencia (que no mencionaremos en este análisis porque no queremos comparar una obra con otra). Y es que el leitmotiv de la propuesta de DICE es ofrecer el mayor realimo bélico posible, por lo que todos los esfuerzos han sido dirigidos en la misma dirección. Como buenos jugadores tradicionales que somos, nos olvidamos del multijugador en un principio para experimentar la campaña en solitario que la compañía sueca nos ha preparado.

La historia nos llevará por diversos lugares del mundo y nos meterá en la piel de varios soldados norteamericanos y rusos. Bombas nucleares, supuestas traiciones y demás ingredientes serán los principales aspectos de una trama que, aunque pensada por europeos, intenta pasar por norteamerica. Para amenizar la función tendremos ocasión de pilotar varios vehículos terrestres y aéreos, así como tendremos que hacer frente a las fuerzas enemigas armados hasta los dientes. La campaña peca, no obstante, de tener un rito bastante irregular, que conjuga con cierta torpeza momentos lentos con otros muy interesantes, que deberían haber sido la tónica dominante.

La campaña en solitario ofrece la duración habitual de este tipo de propuestas (unas ocho horas en Normal), aunque para animar la rejugabilidad de la obra encontramos varios tipos de dificultad, para que el usuario decida cuál asumir. La desarrolladora ha puesto todo su esfuerzo en el multijugador y eso se nota en la campaña para un usuario, que podría haber sido más intensa y, si de verdad quería alejarse de la competencia, buscar otras historias o guerras que narrar. A pesar de todo, resulta interesante darle una oportunidad a la campaña, bien sea para descubrir lo qué DICE tiene que contarnos o para practicar antes de meternos de lleno en el multijugador, la parte del título que ha conseguido elevar la nota final del producto.

GRANDIOSO MULTIJUGADOR


Como ya hemos comentado en el apartado anterior, el principal atractivo de Battlefield 3 es su multijugador. Aunque la versión para PC soporta más jugadores en determinados modos, lo que nos encontramos en consolas es toda una maravilla, que mantendrá ocupados a los amantes de los ‘shooters’ en primera persona durante meses. Existen los suficientes modos de juego como para satisfacer al usuario más exigente y todos se adaptan bien a los diferentes escenarios y mapas que podremos encontrar y que se irán ampliando con el lanzamiento de futuros DLC en meses venideros.

Por suerte, Battlefield 3 viene lo suficientemente preparado como para disfrutarlo sin necesidad de mapas extra, aunque estos resultarán un manjar muy apetecible para los jugadores más habituales. Podremos crear nuestro propio Soldado en el modo Mi Soldado, desde donde podremos seguir nuestras estadísticas y demás datos ‘online’. También tendremos la oportunidad de invitar a nuestros amigos a formar un pelotón, pudiendo posteriormente enzarzarnos en una pelea u optar por los divertidos modos cooperativos del título, ideales para olvidarse durante unas horas de las variantes competitivas que suelen encabezar el trono de los más jugados en PSN o Xbox Live.

Todo está pensado para que el multijugador de Battlefield 3 sea el más rico del momento. La mayor parte de los elementos del escenario son destructibles y, gracias al tamaño de algunos mapas, podremos llevar a cabo acciones más estratégicas, ampliando esa sensación de realidad que DICE quiere promover con su obra. En PC, los mapas resultan aún más amplios, ya que los escenarios que vemos en consolas han sido “escalados” para adaptarse a las posibilidades en línea de PS3 y Xbox 360. Sea como fuere, el multijugador ofrece todas las opciones que los habituales de los ‘shooters’ reclaman, con modos competitivos para todos los gustos y opciones cooperativas para cuando busquemos algo más.

BATTLEFIELD 3-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, campaña y multijugador.

PÁGINA 2 – Apartado Técnico y Jugabilidad.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Antonio López 02 | 11 | 2011