CONCLUSIONES

Imagen del análisis de Battlefield 3.
Battlefield 3 es una propuesta ideal para los jugadores amantes del género ‘shooter’ y, en especial, de sus opciones multijugador. DICE sabe de la importancia de estos modos y ha creado un título pensando en las demandas más comunes de los usuarios, que no buscan una gran campaña en solitario, aunque algunos aún queramos que las opciones monojugador sean importantes. Por esto, seguramente, la campaña en solitario resulta poco interesante para el jugador tradicional, que deberá desfogarse en el multijugador, ya sea en los modos competitivos o en los cooperativos.

Y es que el multijugador ideado por DICE tiente tantas opciones que destacarlo como lo más importante del títuo resulta quedarse corto, además de obvio. Además, todo viene presentado de una forma sensacional gracias al poderío del motor gráfico, que alcanza su máxima expresión en PCs compatibles, aunque las consolas, especialmente PS3, no desmerecen para nada del resultado final, que consigue ofrecer esa sensación de realismo que tanto se ha publicitado en los últimos días.

Battlefield 3 es un sobresaliente ejemplo de ‘shooter’ que tiene claras sus prioridades. Aquellos que detesten el género no verán necesidad de probarlo, pero todos aquellos que pasan horas en PSN o en Xbox Live combatiendo con amigos o intentando ser el mejor soldado de esta guerra virtual, tienen una cita ineludible que se verá complementada con la vertiente más espectacular de la competencia, a la que no hemos nombrado directamente en este análisis por una simple cuestión: ambos juegos son diferentes y cada cual merece un análisis sin tener en consideración al rival.

LO MEJOR

– Un multijugador muy completo.
– Espectacular a nivel visual.
– Entornos destructibles por doquier.
– Sensación de realismo.

LO PEOR

– Campaña sosa.
– Poca originalidad en la trama.

*Este análisis pertenece a la versión de Xbox 360 y PS3 de Battlefield 3.

BATTLEFIELD 3-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, campaña y multijugador.

PÁGINA 2 – Apartado Técnico y Jugabilidad.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Antonio López 02 | 11 | 2011