Al principio de Assassin’s Creed Unity nos encontraremos en Versalles, pero pronto pasaremos al inmenso París. Una vez más, Ubisoft nos ofrece unos cuantos capítulos introductorios, más lentos, que van sentando las bases de quién somos y qué ha pasado, y que a la vez nos sirven para desoxidarnos y volver a coger el ritmo con los botones. En este caso, además, para aprender los nuevos truquitos, y es que el parkour, a base de afinarlo en cada entrega, cada vez se controla mejor.

Assassin's Creed Unity

El juego se compone de 11 secuencias con unos tres recuerdos por cada, incluidas las anomalías de Helix-Animus, que ya vimos en un vídeo que nos llevarían al París ocupado de la Segunda Guerra Mundial, pero que os adelantamos que no es la única visita que haremos. Con algo menos de 20 horas podemos completar la historia principal sin problemas, sin embargo, una vez descubiertas todas las traiciones y conspiraciones que la Francia Revolucionaria aguardó a Asesinos y Templarios, queda una de las mejores partes: descubrir un París enorme, vibrante, vivo, bullicioso, lleno de oportunidades y de pequeñas misiones. En cualquier momento podemos tomarnos un respiro de la historia principal y dedicarnos a ganar dinero con “Historias de París” o las misiones del Café Theatre, detener a bandidos o recorrer la ciudad… el escenario invita a olvidarse de la dura carga de Arno y dejarse llevar.

Con Unity, retomamos la exploración de una gran urbe con una eminente jugabilidad vertical plagada de tipos dispuestos a rajarnos en canal a la mínima que nos atisben. Lo echábamos de menos. Assassin’s Creed III y Assassin’s Creed IV habían llevado la franquicia hacia nuevos horizontes, pero París es retorno triunfal a esa monotonía a la que nos acostumbró Altaïr. Mucho ha llovido desde 2007 y otra de las lecciones que más han aprendido lo galos entrega a entrega, es que la diversidad es la salsa de la vida: desde objetivos penalizables que nos harán reiniciar la misión, a encargos de asesinato, defensa, escolta, recuperación de documentos, huida de edificios en llamas a lo Lara Croft… Cierto es que lo de infiltrarse en un Palacio (y llega un momento que por dentro parecen/son todos iguales) está de moda, pero los asesinatos especiales (envenenamientos, emboscadas con sobornos, distracciones) ponen su nota de distinción en cada uno.

Assassin's Creed Unity

Para superar con éxito cada etapa del juego nuestros mejores aliados serán los sistemas a los que antes hacíamos referencia: los de sigilo, combate y parkour.

En el sistema de parkour las mejoras son visibles, no solo los movimientos son más fluidos y diversos, sino que los saltos del personaje son más largos y se ha introducido “el descenso controlado”, una manera de descender de manera más rápida y fácil, sin saltar al vacío, que sin duda es “el añadido” a la saga. En cualquier punto de la escalada podremos decidir si hacer Parkour arriba (en PS4, X) o Parkour abajo (en PS4, O). El hecho que el botón de correr y el botón de acción para el parkour sea el mismo, da mucho dinamismo para saltar de tejado en tejado, pero es precisamente eso lo que muchas veces descontrola al personaje. Aunque el control ha mejorado, es inevitable acabar encaramado donde no queríamos de vez en cuando.

El combate es otro de estos sistemas jugables en el que más cambios hemos visto. No en los controles, donde permanece prácticamente igual, con añadidos en habilidades que desbloqueamos conforme vayamos superando secuencias, pero sí en la rapidez, la fluidez, la agresividad de los oponentes y en la dificultad. Los enemigos no atacarán de uno en uno, como venían haciendo en los títulos anteriores. Su nivel de dificultad vendrá marcado en todo momento por los rombos en su cabeza, vaya si notaremos el enfrentarnos a un enemigo con tres rombos o a uno con cinco. Dentro de este apartado destaca la mejora de la hoja oculta con la hoja fantasma, una ballesta que nos permitirá disparar a distancia tanto dardos mortíferos, como otros envenenados.

Assassin's Creed Unity

El último mecanismo importante del juego que vamos a destacar es el sigilo, fundamental en algunas misiones y vital en la mayoría. El tiempo que empleemos en superar el juego dependerá en gran medida de nuestra afición a esta modalidad y nuestro rigor a la hora de conseguir los objetivos. Yo como cabezota convencida, soy rigurosa con los objetivos pero poco paciente, así que cuando los secundarios de las misiones están o bien superados o bien perdidos, perder la cobertura, llegar hasta el objetivo, darle el golpe de gracia y salir corriendo se hace la mayoría de las veces demasiado sencillo, y llega a ser hasta poco gratificante. Pero es una opción, y en qué destaca AC Unity si no es en dar opciones al jugador para llevar a cabo una pantalla.

Liberté, liberté et liberté

El sandbox de Ubisoft no solo se caracteriza por la libertad de movimiento por todo el mapa y poder hacer las misiones secundarias cuándo y en el orden que se quiera, sino también en la libertad de llevarlas a cabo de múltiples maneras diferentes.

Entre las oportunidades, los asesinatos especiales y la infinidad de posibilidades para asaltar las propiedades privadas que marcarán las misiones, cada jugador puede elegir entre múltiples formas de llevar a cabo con éxito una misión; tanto si eres de los míos y vas a degüello al objetivo, como si eres más de Kojima y te gusta salir y entrar sin dejar huella.

Assassin's Creed Unity

A este respecto, es importante fijarse en la dificultad marcada en cada misión. La curva de dificultad es muy asequible, y el juego en general se hace bastante fácil, más si vamos personalizando a nuestro personaje con ropas, armas y habilidades que mejoran su vida o su sigilo. De esta manera podemos crear un Asesino a nuestra medida tanto en habilidad como en aspecto.

 

Fraternité: multijugador a cuatro

Unity deja de lado el multijugador competitivo para centrarse en el juego para un jugador. Dentro de este marco, introduce las misiones multijugador cooperativas online, en las que un grupo de cuatro Asesinos se alían para llevar a cabo encargos. Ya sea con amigos o con desconocidos, podremos acceder a misiones especiales a través del mapa del juego y realizar diversos encargos. Para este modo encontraremos habilidades especiales con las que compartir nuestra visión, habilidades de curación o disfraz. No será imprescindible comunicarse entre los integrantes del grupo para superar los retos, pero en aquellos de sigilo, podría ser muy provechoso conectar el micro al mando.

Sin duda este multijugador tiene mucho más sentido en la serie, y queda justificado en la historia, mucho mejor que tirar del modo de rigor de mapas y modos diversos por el simple qué dirán. Bien planeadas, bien integradas.

 

Companion App

Ubisoft acompañará el juego con una aplicación para móviles, Assassin’s Creed Unity Companion (ya disponible en iOS y Android), con la que revisar el mapa de París (sincronizado con el que hayamos sincronizado en el juego principal a través de nuestra cuenta de Uplay), gestionar nuestro propio grupo de Asesinos Nomad (lo que desbloqueará extras en AC Unity, como cofres) o encontrar los glifos que se ocultan en los lugares más emblemáticos de la capital francesa.

Assassin's Creed Unity Companion App para iOS y Android

Además, podremos consultar las entradas de la base de datos desbloqueadas durante nuestros paseos en Assassin’s Creed Unity, así como consejos para encarar el juego con mayor éxito.

La aplicación está muy bien y hay interacción entre esta y el juego principal, aunque no llega al nivel de la que vimos para Watch Dogs, de lo más divertido en aplicaciones de compañía de las vistas hasta el momento.

Continúa en la siguiente página >>>

 

Análisis de Assassin’s Creed Unity – ÍNDICE

  • PÁGINA 1: Introducción, historia y contexto
  • PÁGINA 2: Jugabilidad: nuevas mecánicas. Multijugador, Companion App
  • PÁGINA 3: Gráficos y Conclusiones
  • PÁGINA 4: Requisitos de PC
Rocío González en 11 | 11 | 2014