MODO MULTIJUGADOR

Para elevar la durabilidad de Assassin’s Creed: La Hermandad, Ubisoft ha trabajado duro para adaptar la filosofía de su saga más exitosa del momento a un concepto online original y divertido. En dicho modo contaremos con varias opciones diferentes, todas ellas orientadas a un planteamiento común: todos los jugadores son cazador y presa en algún momento de la partida.

Esto tiene una sencilla explicación, que formularemos bajo un contexto del primer modo de juego: Se busca. En dicha opción, todos los jugadores tienen un objetivo que asesinar, que irá cambiando según avance la partida. De esta forma, nosotros estaremos buscando el nuestro mientras otro jugador intenta asesinarnos, aunque este último tiene que ir con mil ojos debido a que él también puede ser la presa de un tercer usuario. Sencillo en su planteamiento, pero lleno de posibilidades tras dominar este atractivo modo de juego.

El hecho de que al principio de la partida tengamos que elegir entre varios tipos (predeterminados) de jugador, que van desde la cortesana hasta el médico, pasando por el cazador o el noble entre muchos otros, hace que sea muy sencillo esconderse entre la muchedumbre para no ser localizados, mientras seleccionamos con cuidado nuestra presa. Contaremos también con la opción de elegir la alternativa de Se busca Avanzado, cuyo desarrollo está exento de casi todas las ayudas que otorga la interfaz de apoyo del Se Busca Original, con lo que es recomendable sobre todo para jugadores experimentados. El modo Alianza es una revisión del anterior, solo que en este caso la búsqueda se hace por parejas, lo que repercute en situaciones muy diversas y estratégicamente cambiantes.

Por último, contaremos con la posibilidad de disfrutar con la modalidad Caza humana: en ella, se crearán dos equipos de varios jugadores, uno de ellos con la misión de aniquilar a los componentes del grupo adversario, y el otro con la nada desdeñable tarea de evitar ser neutralizados. Los cazadores ganarán puntos en base a la variedad y rapidez de sus asesinatos, mientras que los demás podrán conseguir interesantes bonus escondiéndose en diferentes zonas del escenario, integrándose con la gente ya sea en conversaciones o sentados junto a algunos ciudadanos, o escapando de forma efectiva si han sido detectados por alguno de los rivales.

En todos estos modos podremos inflar sustancialmente nuestra puntuación gracias a los Bonus que se otorgan por acciones de asesinato específicas, por no ser aniquilado en la partida, o por realizar ataques sigilosos sin ser detectado. Cuando se le pilla el truquillo al sistema de incentivos el modo multijugador de Assassin’s Creed: La Hermandad gana enteros, aunque echamos de menos no poder aprovechar el sistema jugable y de combate implementado en esta nueva entrega de la saga en esta interesante vertiente online.

Si nos dieran a elegir contenidos descargables en este sentido, nos encantaría que se implementaran opciones para poder combatir de diferentes maneras (aprovechando tanto el cuerpo a cuerpo como las nuevas armas de destrucción) en variados modos de juego donde el nuevo manejo de los caballos también tuviera su hueco. ¿Duelos con monturas? ¿Carreras multitudinarias competitivas, donde pudiéramos hacer trampas a golpe de espada sobre nuestro caballo? Podrían ser algunos ejemplos de lo que se podría proponer en un futuro.

APARTADO TÉCNICO

Como es tradición en la franquicia, en el apartado gráfico de Assassin’s Creed: La Hermandad se vislumbran los meses de trabajo que hay detrás de una producción de estas características. La representación de los espacios escénicos interactivos que recorreremos durante nuestra aventura, nos trasladará hasta emplazamientos repletos de detalle. La interpretación vectorial de los monumentos característicos de la ciudad de Roma, por poner un ejemplo práctico, responden a valores artísticos impresionantes: examinando sus homónimos reales observaremos la fidelidad alcanzada por el equipo creativo de Ubisoft Montreal.

Las mejoras que nos hemos encontrado en este sentido son bastante palpables, gracias a un sistema de texturas mucho más detallista, y una iluminación en tiempo real mejorada, que nos ofrece temperaturas cromáticas diversas dependiendo de la hora del día representada. En Assassin’s Creed La Hermandad el framerate ha mejorado, pese a que la barrera de los 40 fps no parece superarse en ningún momento, y cuando se acumulan demasiados elementos en pantalla podremos sufrir alguna que otra ralentización no demasiado molesta.

La distancia de dibujado es increíble, hecho que sorprende sobremanera por el tamaño del mapeado y la magnificencia de la ciudad de Roma, llena de zonas totalmente diferenciadas y que responden a estructuras urbanas perfectamente adaptadas al relieve geográfico del lugar. Como sucede en las dos producciones anteriores, el detalle se pierde en la lejanía, con el objetivo de liberar al motor gráfico de una carga procesual excesiva. Eso merma algunos aspectos visuales de juego, pues observaremos defectos de pooping y elementos cuyas texturas son demasiado sencillas al representarse en el horizonte.

La representación de los personajes principales, por su parte, mantiene un alto nivel de detalle, que sorprende en mayor medida cuando observamos el trabajado vestuario del juego. Como si de una superproducción se tratase, los protagonistas de Assassin’s Creed: La Hermandad van ataviados con ropajes plagados de detalle, que intervienen de forma decisiva en la representación de un contexto histórico creíble. Las túnicas, sombreros, máscaras, complementos de joyería, cinturones, botas, protecciones y demás elementos del vestuario se acomodan en los personajes vectoriales actuando de forma independiente y, al mismo tiempo, consiguiendo un conjunto poligonal muy bien conjugado. De lo mejor que hemos podido vivir en la presente generación de consolas, lo que resulta todo un logro técnico a estas alturas. La mejora en la representación de los rostros y en la interpretación de las metáforas expresivas más comunes resalta en algunas escenas cinemáticas de gran calidad.

En términos de animación, todos los elogios que pudimos verter sobre Assassin’s Creed 2, se repiten en La Hermandad con el añadido de que contaremos con elementos novedosos tanto en la vertiente multijugador como analizando la campaña principal. Todos los escenarios están pensados para que podamos recorrerlos en tres dimensiones, es decir; escalar por los tejados, agarrarnos a salientes o inspeccionar las estancias más variadas, será posible con un dinamismo ejemplar, fruto de un control intuitivo y placentero para el jugador experimentado, y desafiante para el que mantiene contacto con la saga por primera vez. El sistema de animación procedural sigue en plena forma, demostrando suavidad y realismo a partes iguales mientras los personajes se desplazan a toda velocidad o mantienen combates épicos en mitad de la ciudad.

Los personajes secundarios -como los transeúnte o los guardias-, no llegan al nivel de detalle de los protagonistas aunque su modelado y animación son coherentes con el resto del apartado visual de Assassin’s Creed: La Hermandad.

ATMÓSFERA SONORA

JesperKyd, el compositor nacido en Copenhage que se hizo famoso por su trabajo en Hitman, es el principal artífice de que la música de la saga Assassin’s Creed haya sido catalogada como uno de los trabajos musicales más espectaculares del sector. En la Hermandad, Jesper hace gala de una madurez compositiva digna de mención, donde los arreglos orquestales más preponderantes se combinan a la perfecciona con variados estilos musicales llenos de matices (percusión utilizando diversos elementos, acompañamientos de guitarra originales, referencias celtas muy bien interpretadas…) lo que da como resultado una coordinación dinámica con lo que sucede en pantalla en todo momento.

En lo referente a los efectos de sonido, Ubisoft no baja la guardia ofreciendo una librería amplia, contundente en su justa medida y muy rica en cuanto a la representación de ambientes acústicos creíbles. El doblaje al castellano, como es habitual, está plagado de buenos actores, lo que resulta todo un acierto debido a la importancia que adquieren determinadas escenas cinemáticas.

ASSASSIN’S CREED: LA HERMANDAD-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, historia y detalles.

PÁGINA 2 – Multijugador, apartado ténico y sonoro.

PÁGINA 3 – Conclusiones.

Sergio Melero 18 | 11 | 2010