Con la segunda generación de juegos para PlayStation Vita llega la milenaria batalla entre Asesinos y Templarios. Una historia contemporánea a la aventura del mestizo Connor y que comparte al Nuevo Mundo como escenario, sólo que en esta ocasión quien porta las afiladas hojas es una dama a medio camino entre la nobleza y la esclavitud, amén de que la acción se desarrolla en la Nueva Orleans del Siglo XVIII.

Arquitectura colonial francesa y neblinosas ciénagas pantanosas servirán para que Aveline de Grandprè, noble comerciante de cara a la galería pero sigilosa asesina cuando ha de rendir cuentas a la Hermandad, brinque cual gacela y rebane pescuezos conforme se desarrolle su epopeya.

ABSTERGO CIUDAD DE VACACIONES, ¿DÍGAME?

Si hay algo que pone de manifiesto la naturaleza ‘spin-off’ de Liberation y que choca desde un primer contacto, es la ausencia de un protagonista contemporáneo que corrobore el porqué de la situación. Dicho motivo es algo que no tendremos claro hasta bien avanzada la aventura, lo cual no es algo que se preste como un argumento a favor en cuanto al nombre que le precede, por lo que nos limitaremos a decir que la todopoderosa corporación Abstergo se dedica a comerciar una suerte de aventuras vacacionales mediante el uso de las máquinas Ánimus, y siendo la corrupta farmacéutica propiedad de la Orden Templaria, lo lógico es que detrás de todo esto no se esconda ningún buen propósito.

Entrados en materia descubrimos la gran novedad que atesora este Assassin’s Creed de bolsillo y con la que se diferencia de sus hermanos mayores: Aveline dispondrá de tres identidades tal que dama, esclava y asesina para relacionarse con su entorno y cumplir diferentes misiones. De esta forma, como dama podremos movernos como pez en el agua por las calles de Nueva Orleans, seducir guardias para que nos ayuden y evitar que nuestra notoriedad suba en exceso, por el contrario no podremos hacer ‘parkour’, estaremos muy limitados en armas y seremos pasto de rufianes, al pensar éstos que bajo las nobles ropas que nos visten se encuentra una frágil damisela en apuros.

Mejor lo tendrán la esclava, igualmente débil en combate pero que podrá trepar y saltar a voluntad, amén de camuflarse entre otros esclavos o incitar a las rebeliones a nuestro favor (sobre todo contra los españoles, que volvemos a ser los malos de la película como ya ocurriera con los Borgia en la trilogía de Ezio). Por último la identidad de asesina ya nos pone en situación respecto a lo que estamos acostumbrados, aunque su notoriedad siempre será mayor que los otros disfraces y subirá mucho más rápido. Para bajar dichas notoriedades, independientes unas de otras, deberemos arrancar carteles, asesinar a testigos o sobornar a jueces respectivamente.

VUDÚ, CONSPIRACIÓN Y CAIMANES

Liberation tiene entre sus virtudes el traslado de la jugabilidad de Connor en la piel de Aveline, por lo que gozaremos de unas animaciones suaves y efectivas, podremos trepar por los árboles y saltar entre ellos, además del uso de armas ajenas como las bayonetas enemigas e incluso armas propias como la cerbatana de dardos venenosos. Hasta aquí todo perfecto en el ámbito jugable, lástima que la identidad de la dama suponga un lastre demasiado grande y más cuando las exigencias del guión nos impidan cambiar de indumentaria. Por otro lado la escala del mapa es sensiblemente menor por lo que el escenario limita las andanzas de nuestra asesina.

ac3 liberation vita

Por supuesto que no es algo tan sangrante como aquel inefable Bloodlines que tuvo PSP; Liberation se siente como un Assassin’s Creed completo y la experiencia de sobremesa está recreada de manera fidedigna en Playstation Vita, dicho factor limitante viene por la potencia de la máquina y la falta de ambición de Ubisoft Sofia, principal estudio desarrollador con Ubisoft Montreal como mero supervisor y guionistas del proyecto. Cierto es que carece de los valores de producción de las entregas de sobremesa, pero eso no le quita el mérito de ser, en esencia, un AC con todas las letras y que se resuelve de forma notable, más con los añadidos de las rutas navales -que no batallas- y el curioso multijugador táctico muy del estilo Risk.

A nivel técnico cumple pese a dar la sensación de que podría haber dado más de sí: diferentes momentos del día junto a cambios climáticos bañan con su variedad cromática la ciudad y el pantano, acusados en exceso por la neblina que limita la distancia de visionado y ciertos rascones en la tasa de refresco, algo que queda patente con las panorámicas que se suceden al sincronizar las atalayas. Pese a ello, un completo sandbox con múltiples transeúntes poblando calles llenas de bullicio y, al final, una satisfactoria conclusión de la aventura. En cuanto a la banda sonora, como siempre sobresaliente con mejor localización y doblaje profesional a nuestro idioma.

ASSASSIN’S CREED III: LIBERATION-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PÁGINA 2 – Conclusiones.

José Luis Fernández 03 | 11 | 2012