another-code-r-analisis-copia
El poder de los recuerdos. La importancia de la memoria en el desarrollo de la personalidad humana y su trascendencia en determinadas contextos sicológicos, generan un marco de rotunda importancia para la elaboración de la trama principal de Another Code R. Su aspecto gráfico destila un carácter manga de sutil limpieza, su desarrollo jugable se torna perfecto para el aficionado a la lectura, y su planteamiento sonoro ensalza la relajante experiencia que este título de Cing propone al jugador. Otra gran aventura gráfica de la compañía que, sin embargo, no resulta sobresaliente: veamos cuales son las razones por las que podemos aventurarnos a lanzar estas hipótesis.
another code walkthroughashley

La trayectoria de la compañía japonesa afincada en Fukuoka es bastante curiosa. Nacieron como un pequeño estudio de videojuegos y ahora, 10 años después, siguen sin contar con un exagerado número de efectivos en sus oficinas. Desde el principio intentaron hacerse un nombre, programando títulos para Playstation 2 y móviles, sin ver sus esfuerzos netamente compensados. No fue hasta que Nintendo mostrara una seria intención de definir una línea de trabajo común, cuando empezaron a destacar por unas producciones de acogedora brillantez, cuyas virtudes encuentran su lecho en una inconfundible amabilidad hacia el jugador.

another code video
Perfectamente podría decirse que la trayectoria de la compañía, en su fase de colaboración con Nintendo, ha ido claramente in crescendo. Con Another Code: Two Memories, consiguieron una aventura gráfica original, con un argumento atrayente y un desarrollo que aprovechaba las virtudes de la Nintendo Ds como ningún juego había conseguido hasta el momento. Después llegó Hotel Dusk, otra aventura gráfica de increíbles valores artísticos, que nos ofrecía una puesta en escena conjuntada a la perfección con una interesante trama, plagada de personajes de considerable carisma y profundidad. Aprovechando las particularidades de la portátil de Nintendo, mejoraba su anterior propuesta con una historia interesante y adulta, bien entrelazada y no exenta de sorpresas. Luego llegó Little King Story para Wii, una mezcla de juego de estrategia, rol y aventura con unos apartados tan bien estructurados que se reivindicó al instante como la Ópera Prima de la compañía dirigida por Takuya Miyagawa.

Sin embargo, esa tendencia al alza se rompe sutilmente con el retorno a los orígenes de estudio, por medio del lanzamiento de la secuela del primer título que hemos comentado. Another Code R llega a Wii en forma de novela interactiva, donde la sucesión de textos y diálogos quita protagonismo al carácter aventurero de la saga. Y esto será bueno para algunos, y no tanto para otros: no obstante, la calidad del título queda fuera de toda duda.

UNA NOVELA INTERACTIVA MEMORABLE

La historia de Another Code R continúa la iniciada en su primera parte, subtitulada Two Memories. Dos años después de los hechos acaecidos en el capítulo inicial, Ashley se muestra como una joven de 16 años que intenta recuperar parte de sus recuerdos de infancia. Gracias a ello pretende averiguar la verdad sobre la muerte de su madre, presuntamente asesinada ante sus ojos por una misteriosa figura cuando ella tan solo era una niña. Después de ser citada por su padre para acampar juntos en Juliet Lake, Ash muestra su enfado ante él, ya que no puede comprender su ausencia en los momentos más importantes de su vida. No obstante, la relación se va suavizando debido a que ambos están allí para clarificar un importante misterio. Los hechos que acontecen en el entorno interactivo se entremezclan con multitud de personajes secundarios, para configurar la trama que desvelará el misterio de la muerte de Sayoko Robins gracias a los retazos de la memoria de su hija Ash.

another code r
Los mecanismos interactivos desarrollados para Another Code R se muestran fieles a la primera parte, aunque toman lo aprendido en Hotel Dusk: Room 215 para configurar una experiencia a caballo entre las dos producciones, tanto a nivel visual como en el plano jugable. Mientras los valores de Another Code: Two Memories mantenían un carácter de aventura gráfica bastante marcado, equilibrando de forma coherente las conversaciones con los puzzles y la exploración, en el nuevo videojuego de Wii se hace especial hincapié en los diálogos entre personajes, en pro de un desarrollo más profundo de la historia. Precisamente por ese motivo, la duración de Another Code R puede doblar incluso la de su antecesor (que se situaba alrededor de las 6 horas de juego), para definir una novela interactiva de misterio, con un cuidado excelso por el desarrollo de sus protagonistas.
another code wiimemory

Y es que en el videojuego que nos ocupa las conversaciones con los personajes que vamos conociendo, muestran una inusitada importancia para entender la trama del juego. No en vano, a medida que vamos encontrándonos con ellos, se incluirán en una especie de esquema que va completándose para ofrecernos información de utilidad acerca de su perfil. Gracias a un sistema portátil multiuso (la nueva versión del DAS, que esta vez adquiere la forma de una Nintendo DSi), Ashley puede realizar fotografías, acceder al menú del juego para guardar la partida, comprobar el perfil de los personajes o comunicarse con su padre, entre otras cosas. El manejo de los menús en Another Code R es muy sencillo y agradable gracias al puntero del Wiimote (no hará falta nunchuk en este título), hecho que se traslada en los diferentes mecanismos interactivos que accionan determinados puzzles. El aprovechamiento del sistema de detección de movimientos de Wii está bastante conseguido en muchos de ellos, aunque los rompecabezas no lleguen, por lo general, a sorprender tanto como en su día hicieron los de la versión para Nintendo DS.
another code guia

Hablar con los personajes, en ocasiones, genera líneas de diálogo donde podremos seleccionar nuestra respuesta, dando lugar a reacciones muy diferentes en las conversaciones. Por otra parte, si nos llama la atención alguna respuesta, se quedará fijada en la mente de Ash para luego preguntar acerca de ello, lo que da un dinamismo mayor a los diálogos. De no ser así, la densidad de algunas conversaciones podría hacerse poco menos que inaguantable.

En otro orden de cosas, hay momentos de complicidad absoluta de Ash con el jugador cuando se detiene a explicar algo con detenimiento, sumergida en sus propios pensamientos. En este instante, el fondo se oscurece y Ash mira directamente a cámara, mostrando su sensibilidad por medio de unas animaciones ejemplares. Para no perdernos ni un detalle de la historia, después de cada capítulo se nos hace un resumen en forma de preguntas tipo test, que deberemos responder adecuadamente, en la línea del anterior título para Nintendo DS.
another code r cheats

Otro factor importante del juego radica en la exploración de los escenarios. Para movernos por Lake Juliet y sus alrededores se ha optado por una visión lateral de los espacios tridimensionales, donde vemos a nuestra protagonista de perfil, mostrándose de cuerpo entero. Gracias al puntero o a la cruceta nos desplazamos por caminos fundamentalmente lineales, que cuentan con varias bifurcaciones para alcanzar diferentes zonas. El sistema, auque es sencillo, podría haber sido más profundo, pues no permite el desplazamiento tridimensional del personaje que caracterizaba a la primera parte. Cuando llegamos a algún lugar de interés, comienza la exploración.

En ese momento, la cámara se sitúa detrás de Ashley, en un plano medio que permite una visión perfecta del escenario. Aunque no podremos mover al personaje en estos casos, girar la cámara será lo único que necesitemos para inspeccionar las instancias. Muchos objetos se encuentran a nuestro alcance, obteniendo reseñas de todos ellos aunque no vayamos a recogerlos. En este punto, recordar los ítems que hemos visto con anterioridad se torna necesario para resolver muchas situaciones, pues a veces no podremos recoger ciertos objetos hasta que no sepamos que los vamos a necesitar a ciencia cierta. Esto puede dar lugar a confusas situaciones, donde encontrar la solución pasa por comprobar una y otra vez si nos deja ya coger el objeto que tanto nos interesa, mermando muchas veces el dinamismo del título.

APARTADO GRÁFICO DE EJEMPLAR BELLEZA

Y llegamos al apartado más cuidado del título de Cing. El trabajo realizado por la compañía japonesa es excelente, mostrando un resultado visual muy sólido y agradable para la vista. El diseño de los personajes de Another Code R es fantástico, variado y lleno de matices. Si bien es cierto que el estilo manga del que hace gala es incuestionable, tiene una sutilidad y un gusto por la recreación detallada de personajes con diferentes morfologías dignos de mención. Este diseño, trasladado al espacio escénico interactivo, no pierde la apariencia de dibujo animado gracias a una fenomenal utilización del renderizado Cel Shading. Con unas líneas de contorno resaltadas y un texturizado sutil pero efectivo, nos encontramos ante un aprovechamiento de la técnica pocas veces visto (y en esta afirmación incluimos a todos los sistemas de entretenimiento actuales).
another code trailer

Si la recreación vectorial de los personajes es fantástica, la animación de los mismos sigue patrones similares, incluso superiores. Nuevamente Cing nos sorprende con una expresividad individual para cada personaje increíble, que va un paso más allá de la disfrutada en Hotel Dusk por medio de esos inolvidables dibujos animados en blanco y negro. Durante el juego, las animaciones de Ash son suaves mientras se desplaza por el escenario. No obstante, el verdadero alarde visual llega en las numerosas conversaciones entre personajes. La expresión facial está realzada en su justa medida, mostrando diferentes estados de ánimo de forma muy creíble. Gracias a un sistema de animación centrado en los movimientos de los ojos, la importancia de la zona orbicular se complementa con una representación muy efectiva de las acciones de músculos como en cigomático mayor (responsable de metáforas expresivas como la alegría o la satisfacción). Pese a que el juego está desprovisto de voces, los personajes moverán los labios de forma correcta. Aunque de esta forma el videojuego no pierde su faceta de novela interactiva, resulta especialmente contradictorio tener que leer todos los diálogos, pues eso supone perderse muchas de las expresiones faciales y corporales de los protagonistas.
another code trucoswallpaper

Es precisamente en la expresión corporal donde nos damos cuenta de la principal virtud gráfica del juego. Movimientos variados realizados a mano se complementan con animaciones por captura, dando lugar a una variedad increíble: encogimientos de hombros, movimientos con las manos y brazos, giros de cabeza complementados con la expresión facial correspondiente, etc… son los encargados de ensalzar de forma sorprendente el carácter de cada uno de los personajes.

Por su parte, los escenarios muestran un acabado pulcro y coherente, gracias a un modelado más que notable y a una representación muy artística en su texturizado. Muchos objetos dan la sensación de estar dibujados a mano mediante técnicas de pastel sobre papel Canson. La unidad que representa el conjunto formado por personajes y escenarios es digna de elogio: la variedad de espacios y su acertada recreación escénica reivindican el apartado visual del título, nuevamente, como el más cuidado sin lugar a dudas.
another code r mas alla de la memoria

Aunque analizando el apartado técnico del videojuego de Cing, nos encontremos con una banda sonora donde muchos temas pueden pasar desapercibidos, en esa misma premisa radica el éxito de la compañía de Fukuoka. Melodías agradables, relajantes y variadas realzan la ambientación del título, sin mostrar incoherencias ni valores monótonos en sus composiciones. Por su parte, los efectos de sonido están en la línea de la compañía japonesa, mostrando su eficacia en el entorno jugable y su amabilidad al navegar por los menús.

Cuando jugamos a Another Code R no podemos sino sentir un claro sentimiento de satisfacción, gracias a un argumento interesante —plagado de personajes atractivos—, una apartado técnico magnífico —donde destaca el diseño y la animación de personajes— y un planteamiento jugable divertido —apoyado por la versatilidad del wiimote—. No obstante, la cantidad de diálogos que llegamos a presenciar en una misma partida puede hacerlo aburrido en determinados momentos, más aún teniendo en cuenta que muchas conversaciones reiteran varias veces los mismos temas. Si hubieran mantenido una coherencia entre sus mecánicas jugables más cercana a la de Another Code: Two Memories, sin verse penalizada por ello la duración del título, podríamos encontrarnos ante un juego sobresaliente. No obstante, el notable no se lo quita nadie.

LO MEJOR

El apartado gráfico del título, de una belleza visual sorprendente.
Lo interesante que resulta su argumento.
El personaje de Ash se hace querer.

LO PEOR

Su abuso por la faceta de novela interactiva.
Algunas animaciones de transición entre zonas.

Sergio Melero 10 | 07 | 2009