Son ya muchos los juegos que ha creado Platinum Games, en su mayoría títulos incomprendidos, que son un temor para las editoras por su imprevisible comportamiento comercial. Tras grandes juegos como Vanquish o Bayonetta, que han estado centrados en el componente para un jugador, ahora el equipo japonés se atreve con una experiencia multijugador en un juego extraño, que va contracorriente y que a veces nos deja con la boca abierta por sus elementos disparatados. Bienvenido al caos de Anarchy Reigns.

Es una suerte que tengamos el juego en nuestra manos. La distribución en España no ha sido precisamente amplia en un juego que los japoneses ya llevan disfrutando bastantes meses. Conviene aclarar que a pesar de su vertiente multijugador, Anachy Reigns también cuenta con un modo principal para los jugadores solitarios, aunque más lo vemos como un modo complementario para la verdadera cacería del multijugador.

Repartiendo en solitario

Ni intentes comprender el argumento de Anarchy Reigns porque no tiene ningún sentido. Si te apetece comenzar la campaña para conocer algunos personajes o familiarizarte con los controles, pues adelante. Este modo está exento de ningún tipo de profundidad, aunque nos permite aprendernos las bases de la jugabilidad. En realidad se nos ofrecen dos modos principales: uno con Jack y otro con Leo. Conviene jugar a ambas campañas dado que se nos desbloquearán habilidades y personajes para el multijugador.

anarchy reigns xbox 360

Los niveles intentan ser abiertos, aunque ciertamente están limitados. Conforme vayamos machacando enemigos, y, por lo tanto, subiendo nuestra puntuación, se nos irán desbloqueando misiones principales y secundarias que van abriendo caminos por los niveles. Las misiones secundarias se usan para subir más rápidamente la puntuación y pueden rejugarse, mientras que las principales avanzan la historia y nos desbloquean nuevas zonas.

Al comienzo parece divertido, pero se hace algo monótono tener que alcanzar una puntuación especifica realizando las mismas acciones una y otra vez. A veces es una gran pérdida de tiempo estar en un mismo escenario matando enemigos para subir la puntuación, todo bajo una preocupante monotonía ya que, a pesar de ciertos acontecimientos que suceden en el escenario, en el resto del tiempo solo lidias con los mismos enemigos una y otra vez. Por suerte de vez en cuando nos aparecen grandes enemigos que dan algo de vida, pero lo que realmente importan son las misiones principales, que no son muy numerosas.

Verdadera razón de ser

Lo que realmente nos importa es el multijugador. Aquí tenemos hasta 17 personajes, cada uno con sus pertinentes habilidades y características. Aunque al principio pueda asustarnos la gran cantidad de golpes que tiene cada personaje, al final te das cuenta que la mayoría funcionan muy parecido. Antes de seguir hay que aclarar que todos los modos multijugador también pueden disfrutarse con bots, por si en algún momento no queremos entrar al trapo con otros jugadores humanos. Lo máximo que se permite -según modos- son 16 jugadores al mismo tiempo.

Los modos de juego podríamos dividirlos entre los más clásicos y otros más especiales. Entre los clásicos tenemos el Deathmatch para cuatro jugadores; una variante para 16 jugadores llamada Battle Royale; el Team Battle donde se forman dos bandos de cuatro para acabar con el líder contrario; un Tag Battle de cuatro equipos (dos personajes cada uno), y un Death Battle con solo dos contrincantes.

Hasta ahora sin ninguna novedad al frente respecto a lo que conocemos. Más interesantes son el Survival, un modo horda para tres jugadores para sobrevivir a oleadas de enemigos; un Captura la Bandera en dos variantes; el llamado Cage Match para enfrentamientos directos, y un DeathBall bastante curioso que nos mete en un campo de rugby con su respectiva pelota para ir marcando puntos. Los modos multijugador son la verdadera savia del título, ya que tienen variedad, muchos personajes y una enorme durabilidad. A esto se le añade la posibilidad de ir desbloqueando personajes y habilidades que invitan a jugar mucho más tiempo.

Lo jugable por encima de lo visual

Anarchy Reigns no ofrece visualmente nada especial, y en ciertos momentos es bastante feo. Artísticamente no destaca, pero sí que reúne a unos personajes muy del agrado del público, con viejas glorias volviendo a tener protagonismo. Muy importante en este tipo de beat ´em up es la tasa de imágenes por segundo, que en este caso se mantiene correcta exceptuando ciertos momentos con muchas explosiones y personajes en pantalla. Mucho mejor modelados los personajes que los propios escenarios, que son el punto débil en este juego.

anarchy reings ps3

Estos escenarios se antojan bastante sosos y repetitivos, y a pesar de intentar darle esa sensación de mundo abierto, están repletos de barreras. Las texturas que los componen se ven borrosas y hay ciertos aspectos que no convencen desde el principio. Los personajes están mejor recreados, con unos movimientos muy espectaculares que se compenetran bien con todo el dinamismo de la jugabilidad.

La banda sonora ofrece temas que nos recuerdan a los de Mad World, música electrónica que puede volver locos a unos y gustar a otros, aunque sientan bien a este tipo de juegos. El titulo llega con doblaje al castellano, en general los personajes principales están bien, aunque hay otros secundarios que están menos cuidados.

ANARCHY REIGNS-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Análisis.

PAGINA 2 – Conclusiones.

David Hernández 14 | 02 | 2013