Preparad un M41A y si podéis también un lanzallamas, pues esta secuela, espiritual o no, de la película de James Cameron que se abre paso en el hiper saciado género de la acción en primera persona. Un icono cultural que lleva con nosotros desde los años setenta y que Gearbox ha tenido la ocasión de centrarlo en la película más desenfadada de todas, la menos respetuosa por los Xenomorfos, donde las testosterona y la bilis solamente son enmudecidos por palabras irreproducibles a menores de dieciséis. Aliens: Colonial Marines nos convierte en un aguerrido marine del espacio exterior, del futuro, pero con toda la socarronería típica que nos enseñaron en los ochenta. Veamos qué encontramos en la nave Sulaco.

ALIEN Y SU RELACIÓN CON LOS VIDEOJUEGOS

El peso que ha tenido el icono Aliens dentro de las tres últimas décadas en materia audiovisual ha sido constante y directo. La saga cinematográfica, desde hace años una de las más importantes de la historia por lo que a la cultura pop se refiere ha cruzado el umbral que da paso del disfrute auto conclusivo e indirecto de las películas a la más estrafalaria vampirización de sus recursos para volcar sus iconos más inmortales, los xenomorfos, al mundo del videojuego. Y es que Alien ha sido un “Pacman disfrazado”, “un Contra” con mujer a la cabeza o una aventura gráfica. Pese a no ser muchos los juegos sobre la saga lanzados en estos treinta años, sí han servido para comparar la imparable evolución del medio, pues desde el año 1982 hasta hoy, 2013 se han lanzado juegos de forma regular. Eso sí, si un género se ajusta a la perfección a la segunda de las películas sobre Alien es el de la acción en primera persona. Alien Trilogy y el crossover Aliens vs Predator nos enseñaron el camino en los noventa, ¿qué mejor que utilizar la misma técnica justo cuando el género se encuentra en su cúspide?

Cuando a día de hoy parece que todo juego se lanza bajo la consabida prespectiva en primera persona, cuando los títulos se repiten más y más a la espera de nuevas tecnologías que puedan cambiar la tendencia (no olvidemos que ha pasado con otros géneros como las plataformas en 8 y 16 bits o las aventuras de acción en tercera persona en 32 bits) esta sobreexplotación pasajera recibe ahora el nuevo título de la franquicia Alien. Si bien la saga creada por Ridley Scott ya ha tenido notables aventuras en dicha perspectiva no está de más recordar que la base de las mismas era la claustrofobia, el miedo al Alien y la oscuridad. Esto también se ha recreado en Colonial Marines pero, partiendo de la base de Aliens (Alien 2, la película) se convierte en un juego de acción descerebrado que más bien casaría con el bueno de Duke Nukem, por no cambiar de compañía. El miedo sobrecogedor no está de moda, por eso este Alien reniega de todos los placeres de la película de Ridley Scott y abraza la sanguinolencia “nonstop” de Cameron.

¿QUÉ DIRÍA RIPLEY DE TODO ESTO?

aliens colonial marines xbox 360

Argumentalmente recoge elementos de Aliens y los refuerza gracias a una señal de socorro de la Sulaco. Viviremos reencuentros tras más de dos décadas y también una ocasión perfecta para matar bichos. Aquí se encuentra el primer problema de Colonial Marines. Y es que el juego nos transporta a una serie de escenarios donde matar y matar se convierte en la única y obligada lección de la escuela de Xenomorfos. Igual que Aliens de James Cameron. Puede ser, pero lo que el maestro convertía en un festín de acción repleto de momentos cumbre y todo ello sin eliminar el miedo, el pavor, a estas criaturas.

Aquí se pierde todo contacto emocional con los alienígenas. No los tememos y hasta pueden causarnos hastío tras ver como oleadas más propias de un modo de juego de Gears of War vienen a por nosotros una y otra vez, sin distinción entre fases ni momentos. Es por ello que esta acumulación de enemigos elimina su factor sorpresa. De este dato no tendríamos más problema de encontrarnos con otro shooter clónico de la generación, pero esto es Aliens, señores, y Colonial Marines peca de lineal y tópico. Resulta curioso, pues que en un género completamente desgastado hoy en día las mayores alegrías se hayan dado cuando su perfecta inmersión es utilizada para adentrarnos en otros géneros, como en Condemned o Penumbra (por no hablar de los experimentos SPC y otras experiencias interactivas de terror que pululan por la red).

ALIENS: COLONIAL MARINES-ÍNDICE

PÁGINA 1 – Introducción, argumento y jugabilidad.

PÁGINA 2 – Apartado Técnico y Multijugador.

PAGINA 3 – Conclusiones.

Adrián Hernán 12 | 02 | 2013