Las next-gen van recibiendo poco a poco juegos de todo tipo de géneros, aunque muchas veces sea en forma de remasterización de títulos ya publicados en la séptima generación que buscan una segunda juventud con un lavado de cara y algún que otro retoque. Es el caso de Air Conflicts: Vietnam, una remasterización del “simulador” de vuelo de 3Division Entertainment. Usamos las comillas porque el juego es puro arcade con publicidad de simulador.

Air Conflicts: Vietnam Ultimate

Air Conflicts: Vietnam apareció para PS3, Xbox 360 y PC el pasado mes de octubre de 2013, y ya debutó en esas plataformas como un título mediocre. Su salto a la nueva generación no ha estado muy acertado pues tanto en gráficos como en mecánicas no mejora razonablemente a la versión anterior y sus añadidos son muy pocos.

El juego pertenece a la saga Air Conflicts, que se estrenó en 2006 con título homónimo. Desde entonces, 3Division Entertainment ha sobrevolado diversos momentos de la Segunda Guerra Mundial y su último asalto, el que nos ocupa, ha sido a la Guerra de Vietnam (saltamos hasta 1965). Como el juego lleva ya unos meses en el mercado para distintas plataformas vamos a repasar las principales diferencias (o no) entre la versión anterior y la nueva exclusiva de PlayStation 4.

Empecemos por la parte gráfica. En las remasterizaciones el salto o mejora gráfica es uno de los platos fuertes. Sin embargo, no es así en Air Conflicts: Vietnam Ultimate Edition. En el port a PS4 se aprecia una ligera mejora general, pero tierra firme sigue siendo una fiesta de dientes de sierra y los espacios de vuelo no han crecido (eran y son muy pequeños). Ni las texturas, ni las luces en el cielo, las nubes o el suelo mejoran, y si algo lo ha hecho han sido los detalles de aviones y helicópteros. Evidentemente no compensa.

En jugabilidad tres cuartos de lo mismo. El juego continúa siendo un arcade de guerra en el que es fácil controlar el avión, aunque no tanto perseguir y abatir a nuestros rivales. En la campaña la IA de nuestros compañeros es mucho más baja que la IA enemiga, y eso alarga las misiones, que por otra parte son repetitivas, en doble grado por los escenarios tan reducidos en las que se dan.

No solo no mejora el sistema de juego aprovechando el potencial de PS4, sino que también deja pasar la oportunidad de innovarlo con las nuevas funciones del DualShock 4. Parece que han usado la ley del mínimo esfuerzo para este port.

Air Conflicts: Vietnam Ultimate

¡Sí añade algo nuevo!

La nueva versión cuenta con una misión extra, ‘Cartas perdidas’, en la que pilotaremos en el bando norvietnamieta como el legendario Nguyen Ann Toon, apodado Coronel Tumba por el número de bajas que provocó entre el ejército norteamericano. No es más interesante que el resto y no supone una razón de peso para volver a jugar al juego en una nueva consola.

 

En conclusión…

3Division ha intentado subirse al carro de los ports a las next-gen con la intención de aprovechar el vacío en el género del arcade bélico de vuelo con un título que meses atrás ya parecía regular en PS3 y Xbox 360. Sin embargo, el F2P War Thunder de PS4, a pesar de su licencia gratuita continúa siendo la referencia en la consola.

La mejora gráfica es escasa y no justifica una nueva publicación en PlayStation 4. Tampoco lo hacen las mejoras en su sistema de juego o sus pocos extras.

Rocío González en 25 | 07 | 2014